Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Deuteronomio 32:1-52

32  “Presten oído, oh cielos, y déjenme hablar; y oiga la tierra los dichos de mi boca.+   Goteará como la lluvia mi instrucción,+ destilará como el rocío+ mi dicho, como suaves lluvias sobre la hierba+ y como copiosos chaparrones sobre la vegetación.+   Porque yo declararé el nombre de Jehová.*+ ¡Atribuyan ustedes grandeza, sí, a nuestro Dios!+   La Roca, perfecta es su actividad,*+ porque todos sus caminos son justicia.+ Dios* de fidelidad,+ con quien no hay injusticia;+ justo y recto es él.+   Ellos han* obrado ruinosamente por su propia cuenta;*+ no son hijos de él; el defecto es de ellos mismos.*+ ¡Generación torcida y aviesa!+   ¿Es a Jehová* a quien siguen haciendo de esta manera,+ oh pueblo estúpido y no sabio?+ ¿No es él tu Padre que te ha producido,+ el que te hizo y procedió a darte estabilidad?+   Recuerda los días de la antigüedad,+ consideren de generación en generación los años pasados; pregunta a tu padre, y él podrá informarte;+ a los tuyos que han envejecido, y ellos podrán decírtelo.+   Cuando el Altísimo dio a las naciones una herencia,*+ cuando separó a los hijos de Adán* unos de otros,+ procedió a fijar el límite de los pueblos+ con consideración para el número de los hijos de Israel.+   Porque la parte que corresponde a Jehová es* su pueblo;+ Jacob es el lote asignado que él hereda.+ 10  Vino a hallarlo en una tierra de desierto,+ y en un desierto árido, vacío* y aullador.+ Se puso a rodearlo,+ a cuidarlo,+ a salvaguardarlo como a la niña de su ojo.+ 11  Tal como el águila revuelve su nido, revolotea sobre sus polluelos,+ extiende sus alas, los toma, los lleva sobre sus plumas remeras,+ 12  solo Jehová siguió guiándolo,+ y junto con él no había ningún dios* extranjero.+ 13  Siguió haciéndolo cabalgar sobre los lugares altos de la tierra,+ de modo que comió* el producto del campo.+ Y siguió haciéndolo chupar miel de un peñasco,+ y aceite de una roca pedernalina;+ 14  mantequilla* de la vacada y leche del rebaño+ junto con la grasa de carneros, y machos de ovejas, la casta de Basán, y machos cabríos+ junto con la grasa de los riñones del trigo;+ y la sangre de la uva seguiste bebiendo como vino.*+ 15  Cuando Jesurún*+ empezó a engordar, entonces pateó.*+ Has engordado, has engrosado, has quedado harto.+ De modo que abandonó a Dios,* quien lo hizo,+ y despreció a la Roca*+ de su salvación. 16  Empezaron a incitarlo a celos+ con dioses extraños;+ con cosas detestables siguieron ofendiéndolo.+ 17  Se pusieron a hacer sacrificios a demonios,* no a Dios,*+ a dioses* que no habían conocido,+ a nuevos, recién llegados,+ que para sus antepasados eran desconocidos.* 18  La Roca que te engendró, la procediste a olvidar,+ y empezaste a dejar fuera de la memoria a Dios, Aquel que te produjo con dolores de parto.+ 19  Cuando Jehová* lo vio, entonces ya no les tuvo respeto,+ debido a la irritación que causaban sus hijos e hijas. 20  De modo que dijo: ‘Déjame ocultar de ellos mi rostro,+ déjame ver cuál será su fin después. Porque son una generación de perversidad,+ hijos en quienes no hay fidelidad.+ 21  Ellos, por su parte, me han incitado a celos con lo que no es dios;+ me han irritado con sus vanos ídolos;*+ y yo, por mi parte, los incitaré a celos con lo que no es pueblo;+ con una nación estúpida los ofenderé.+ 22  Porque se ha encendido un fuego en mi cólera+ y arderá hasta el Seol, el lugar más bajo,*+ y consumirá la tierra y sus productos+ e incendiará los fundamentos de las montañas.+ 23  Aumentaré calamidades sobre ellos;+ mis flechas agotaré en ellos.+ 24  Rendidos de hambre+ estarán, y consumidos por fiebre ardiente+ y amarga destrucción.+ Y dientes de bestias enviaré sobre ellos,+ con la ponzoña de reptiles del polvo.+ 25  Por fuera una espada los dejará privados+ —y adentro* el terror+—, tanto de joven como de virgen,+ de lactante junto con encanecido.+ 26  Debí haber dicho: “Los dispersaré,*+ ciertamente haré que cese la mención de ellos de parte de los mortales”,+ 27  si no fuera que temía irritación de parte del enemigo,+ que lo entendieran mal sus adversarios,+ que dijeran: “Ha resultado superior nuestra mano,*+ y no fue Jehová quien efectuó todo esto”.+ 28  Porque son una nación en que perece el consejo,+ y entre ellos no hay entendimiento.+ 29  ¡Oh, que fueran sabios!+ Entonces reflexionarían acerca de esto.+ Considerarían su fin después.+ 30  ¿Cómo podría uno solo perseguir a mil, y dos poner en fuga a diez mil?,+ a no ser que su Roca los hubiera vendido*+ y Jehová los hubiera entregado.* 31  Porque la roca de ellos no es como nuestra Roca,*+ aun dejando que nuestros enemigos lo decidan.*+ 32  Porque su vid es de la vid de Sodoma y de los terraplenes de Gomorra.+ Sus uvas son uvas de veneno, sus racimos son amargos.+ 33  Su vino es la ponzoña de culebras grandes y el cruel veneno de cobras.+ 34  ¿No está esto guardado conmigo, con un sello fijado a ello en mi almacén?*+ 35  Mía es la venganza, y la retribución.+ Al tiempo señalado el pie de ellos se moverá con inseguridad,+ porque cercano está el día de su desastre,+ y los sucesos ya listos para ellos de veras se apresuran’.+ 36  Porque Jehová juzgará a su pueblo+ y sentirá pesar respecto de sus siervos,+ por cuanto verá que ha desaparecido el apoyo* y solo hay un imposibilitado e inútil.* 37  Y ciertamente dirá: ‘¿Dónde están sus dioses,*+ la roca en quien buscaban refugio,*+ 38  los que solían comer la grasa de sus sacrificios,+ beber el vino de sus libaciones?+ Que ellos se levanten y les ayuden.+ Que lleguen a ser para ustedes un escondrijo.+ 39  Vean ahora que yo... yo soy él,*+ y no hay dioses junto conmigo.+ Yo hago morir, y yo hago vivir.*+ Yo he herido gravemente,+ y yo... yo ciertamente sanaré,+ y no hay quien arrebate de mi mano.+ 40  Porque alzo al cielo mi mano [en juramento],+ y realmente digo: “Tan ciertamente como que estoy vivo hasta tiempo indefinido”,*+ 41  si en verdad afilo mi luciente espada,*+ y mi mano ase el juicio,+ ciertamente pagaré con venganza a mis adversarios+ y haré retribución a los que me odian intensamente.+ 42  Embriagaré con sangre mis flechas,+ mientras mi espada comerá carne,+ con la sangre de los que sean muertos y de los cautivos, con las cabezas de los caudillos del enemigo’.*+ 43  Alégrense, oh naciones, con su pueblo,*+ porque él vengará la sangre de sus siervos,+ y pagará con venganza a sus adversarios+ y verdaderamente hará expiación por el suelo de su pueblo”.* 44  De manera que Moisés vino y habló todas las palabras de esta canción a oídos* del pueblo,+ él y Hosea* hijo de Nun.+ 45  Después que Moisés hubo acabado de hablar todas estas palabras a todo Israel, 46  pasó a decirles: “Apliquen su corazón a todas las palabras que les estoy hablando hoy en advertencia a ustedes,*+ para que manden a sus hijos que cuiden de poner por obra todas las palabras de esta ley.+ 47  Porque no es palabra sin valor para ustedes,+ sino que significa su vida,+ y por esta palabra podrán alargar sus días sobre el suelo hacia el cual van a cruzar el Jordán para tomar posesión de él”.+ 48  Y Jehová procedió a hablar a Moisés en aquel mismo día, y dijo: 49  “Sube a esta montaña de Abarim,*+ al monte Nebo,+ que está en la tierra de Moab, que da hacia Jericó, y ve la tierra de Canaán, que doy como posesión a los hijos de Israel.+ 50  Entonces muere en la montaña a la cual vas a subir, y sé recogido a tu pueblo,+ tal como murió Aarón tu hermano en el monte Hor+ y llegó a ser recogido a su pueblo; 51  por razón de que ustedes actuaron en desacato para conmigo+ en medio de los hijos de Israel, junto a las aguas de Meribá+ de Qadés, en el desierto de Zin; por razón de que ustedes no me santificaron* en medio de los hijos de Israel.+ 52  Pues desde lejos verás la tierra, pero no entrarás allá en la tierra que doy a los hijos de Israel”.+

Notas

Véase Ap. 1C, sec. 1.
“La Roca, perfecta es su actividad.” Heb.: hats·Tsúr ta·mím po·‛olóh; LXX: “Dios, verdaderas son sus obras”; Sy: “Porque sin tacha (sin mancha) son sus obras”; Vg: “Las obras de Dios son perfectas”.
“Dios”, M(heb.: ’El)Sam; gr.: The·ós; lat: Dé·us.
“Ellos han”, SamLXXSyVg; M: “Él (uno) ha”.
O: “ruinosamente para con él”.
“Ellos han pecado; hijos culpables no pertenecen a él”, LXX.
Véase Ap. 1C, sec. 1.
“Cuando el Altísimo estaba dividiendo naciones”, LXXSyVg. Al parecer entendían que el verbo heb. se derivaba de una raíz de apariencia similar que significa: “cerner; cribar”. Según esto, M diría: “Cuando el Altísimo salpicó las naciones [como a través de una criba]”. Esta idea está en paralelo, o en equilibrio poético, con la segunda parte del v. Véase VT, vol. II, 1952, pp. 356, 357.
O: “[del] hombre terrestre”. Heb.: ’a·dhám.
“Y la parte que corresponde a Jehová llegó a ser”, LXX.
O: “y en un [...] sin rasgos”. Heb.: u·vethó·hu, el mismo sustantivo heb. que se usa en Gé 1:2.
“Dios.” MSam(heb.): ’el; gr.: the·ós.
O: “y continuó comiendo”, M; Vg: “para que comiera”; Sam: “lo hizo comer”; LXX: “los hizo comer”.
O: “cuajadas”.
“Vino.” Heb.: já·mer, es decir, vino todavía espumante, fermentándose.
Que significa: “Uno Recto”; un título honorario para Israel. Heb.: Yeschu·rún.
“Y Jacob comió y se llenó y el amado pateó”, LXX (Sam es semejante); Vg: “El querido engordó y pateó”.
“Dios”, MSam. Heb.: ’Elóh·ah, la primera vez que aparece la forma sing. de ’Elo·hím; gr.: The·ón; lat.: Dé·um. Véase Job 3:4, n.
“La Roca de.” Heb.: Tsur; LXXVg: “Dios”; Sy: “Uno Fuerte (Poderoso)”.
“A demonios (ídolos).” Heb.: lasch·sche·dhím; gr.: dai·mo·ní·ois; lat.: dae·mó·ni·bus.
“No a Dios.” Heb.: lo’ ’Eló·ah; gr.: ou The·ói; lat.: non Dé·o.
“Dioses.” Heb.: ’elo·hím; gr.: the·óis; lat.: dí·is.
O: “acerca de los cuales sus antepasados no habían sabido”.
Véase Ap. 1C, sec. 1.
Lit.: “sus vanidades”.
O: “hasta el Seol más bajo”. LXX: “hasta Hades abajo”.
Lit.: “en los cuartos interiores”.
O: “partiré en pedazos”.
“Nuestra mano”, SamLXXSyVg y muchos mss heb.; M: “nuestras manos”, pero con un verbo en sing.
“Los hubiera entregado”, LXX.
Lit.: “los hubiera encerrado”, MVg.
“Porque los dioses de ellos no son como nuestro Dios”, LXX; Vgc: “Porque nuestro Dios no es como los dioses de ellos”.
“Y nuestros enemigos son jueces”, Vg; LXX: “pero nuestros enemigos son insensatos”.
O: “entre mis suministros”.
Lit.: “mano”.
Lit.: “solo [hay] uno restringido y uno dejado ir (abandonado)”. Véase VT, vol. II, 1952, pp. 371-374.
“Sus dioses.” MSam(heb.): ’elo·héh·moh, pl.; gr.: the·ói; lat.: dí·i.
“¿Dónde están sus dioses en los que cifraban su confianza?”, LXX; Vg: “¿Dónde están sus dioses en los que tenían confianza?”.
Lit.: “yo... yo [soy] él”. Heb.: ’aní ’aní hu’. Compárese con Éx 3:14; Ap. 6F.
O: “yo conservo con vida”.
O: “vivo para siempre”.
Lit.: “el relámpago de mi espada”.
O: “la cabeza de pelo largo del enemigo”.
“Alégrense, oh cielos, junto con él, y que todos los ángeles de Dios lo adoren. Alégrense, oh naciones, con su pueblo, y que todos los hijos de Dios se fortalezcan en él”, LXXBagster. Compárese con Heb 1:6; Rollo del Mar Muerto 4QDeut.q.
“Por el suelo de su pueblo”, SamLXXVg; M: “por su suelo, por su pueblo”; Sy: “por su suelo y por su pueblo”.
Lit.: “orejas”.
Que significa: “Salvación; Liberación”; el nombre original de Josué.
O: “en testimonio contra ustedes”.
O: “la zona fronteriza”.
“Ustedes no me santificaron (tuvieron por sagrado; trataron como santo).” Heb.: lo’-qid·dasch·tém ’oh·thí; gr.: he·gui·á·sa·te; lat.: sanc·ti·fi·cá·stis.