Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Deuteronomio 3:1-29

3  ”Entonces nos volvimos y procedimos a subir por el camino de Basán. Ante esto, salió Og+ el rey de Basán, él y todo su pueblo, para encontrarse con nosotros en batalla en Edrei.+  Por lo tanto, Jehová me dijo: ‘No le tengas miedo,+ porque ciertamente los daré en tu mano a él y a todo su pueblo y su tierra; y tienes que hacerle a él tal como le hiciste a Sehón+ el rey de los amorreos, que moraba en Hesbón’.  Por consiguiente, Jehová nuestro Dios dio en nuestra mano también a Og el rey de Basán y a todo su pueblo, y seguimos hiriéndolo hasta que no le quedó sobreviviente.+  Y nos pusimos a tomar todas sus ciudades en aquel tiempo en particular. Resultó que no hubo pueblo que no tomáramos de ellos, sesenta ciudades,+ toda la región de Argob,+ el reino de Og en Basán.+  Todas estas eran ciudades fortificadas con muro alto, puertas y barras, aparte de muchísimos pueblos rurales.  Sin embargo, las dimos por entero a la destrucción,+ tal como habíamos hecho con Sehón el rey de Hesbón, dando por entero toda ciudad a la destrucción, hombres, mujeres y niñitos.+  Y todos los animales domésticos y el despojo de las ciudades tomamos en saqueo para nosotros.+  ”Y en aquel tiempo en particular procedimos a tomar la tierra de la mano de los dos reyes de los amorreos+ que estaban en la región del Jordán, desde el valle torrencial de Arnón+ hasta el monte Hermón;+  (los sidonios solían llamar Sirión+ al Hermón, y los amorreos solían llamarlo Senir,)*+ 10  todas las ciudades de la meseta y todo Galaad y todo Basán hasta Salecá+ y Edrei,+ las ciudades del reino de Og en Basán. 11  Porque solo Og el rey de Basán quedaba del remanente de los refaím.+ ¡Mira! Su féretro fue féretro de hierro.* ¿No está en Rabá+ de los hijos de Ammón? De nueve codos* es su longitud, y de cuatro codos su anchura, según el codo de un hombre. 12  Y tomamos posesión de esta tierra en aquel tiempo en particular; desde Aroer,+ que está junto al valle torrencial de Arnón, y* la mitad de la región montañosa de Galaad, y sus ciudades he dado a los rubenitas y a los gaditas.+ 13  Y el remanente de Galaad+ y todo Basán+ del reino de Og lo he dado a la media tribu de Manasés. Toda la región de Argob+ de todo Basán, ¿no se le llama la tierra de los refaím?+ 14  ”Jaír+ hijo de Manasés tomó toda la región de Argob+ hasta el límite de los guesuritas+ y los maacatitas,+ y procedió a llamar aquellas aldeas de Basán* por su propio nombre, Havot-jaír,*+ hasta el día de hoy. 15  Y a Makir+ he dado Galaad.+ 16  Y a los rubenitas+ y a los gaditas he dado desde Galaad+ hasta el valle torrencial de Arnón, con el medio del valle torrencial como uno de los límites, y hasta Jaboq, el valle torrencial que es el límite de los hijos de Ammón;+ 17  y el Arabá* y el Jordán y el confín, desde Kinéret+ hasta el mar del Arabá, el mar Salado,+ al pie de las laderas de Pisgá+ hacia el naciente. 18  ”De modo que les mandé a ustedes en aquel tiempo en particular, y dije: ‘Jehová su Dios les ha dado esta tierra para que tomen posesión de ella. Pasarán a través, equipados, delante de sus hermanos, los hijos de Israel, todos los hombres valientes.*+ 19  Solo sus esposas y sus pequeñuelos y su ganado (bien sé yo que tienen mucho ganado) continuarán morando en sus ciudades que les he dado,+ 20  hasta que Jehová dé descanso a sus hermanos, así como también a ustedes, y ellos también hayan tomado posesión de la tierra que Jehová su Dios les da al otro lado del Jordán; después de lo cual ustedes tienen que volver, cada cual a su tenencia que les he dado’.+ 21  ”Y mandé a Josué+ en aquel tiempo en particular, y dije: ‘Tus ojos están viendo todo lo que Jehová el Dios de ustedes ha hecho a estos dos reyes. De la misma manera hará Jehová a todos los reinos a los cuales vas pasando allá.+ 22  No deben tenerles miedo, porque Jehová su Dios es Aquel que pelea por ustedes’.+ 23  ”Y me puse a suplicar favor a Jehová en aquel tiempo en particular, y dije: 24  ‘Oh Señor Soberano Jehová, tú mismo has comenzado a hacer que tu siervo vea tu grandeza+ y tu brazo fuerte,+ porque ¿quién es un dios* en los cielos o en la tierra que haga obras como las tuyas y poderosas hazañas como las tuyas?+ 25  Déjame pasar, por favor, y ver la buena tierra+ que está al otro lado del Jordán, esta buena región montañosa+ y el Líbano’.+ 26  Y Jehová continuó estando furioso* contra mí por causa de ustedes+ y no me escuchó; antes bien, me dijo Jehová: ‘¡Basta ya! Nunca me vuelvas a hablar de este asunto. 27  Sube a la cima de Pisgá+ y alza los ojos hacia el oeste y el norte y el sur y el oriente y ve con tus ojos, porque no atravesarás este Jordán.+ 28  Y comisiona+ a Josué y anímalo y fortalécelo, porque él es quien ha de atravesar+ delante de este pueblo y él es quien ha de hacer que hereden la tierra que tú verás’.+ 29  Durante todo este tiempo estábamos morando en el valle enfrente de Bet-peor.+

Notas

“Sirión [...] Senir.” Estos nombres aparecen en los textos ugaríticos hallados en Ras Shamra, Siria, y en los documentos procedentes de Bogazkoi, Turquía.
O: “sarcófago de basalto negro”. Los árabes todavía llaman basalto al hierro.
Un codo equivalía a 44,5 cm (17,5 pul.).
“Y”, MLXXSy; Vg: “hasta”.
“Llamar aquellas aldeas de Basán.” Lit.: “llamarlas Basán”.
Que significa: “Aldeas de Tiendas de Jaír”.
O: “las llanuras desérticas”.
Lit.: “los hijos de aptitud”.
“Un dios.” MSam(heb.): ’el; gr.: the·ós; lat.: Dé·us.
O: “Jehová se enfureció”.