Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea

TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Deuteronomio 11:1-32

11  ”Y tienes que amar a Jehová tu Dios+ y guardar tu obligación para con él y sus estatutos y sus decisiones judiciales+ y sus mandamientos, siempre.  Y bien conocen ustedes hoy (porque no [me dirijo] a sus hijos que no han conocido y que no han visto la disciplina de Jehová+ su Dios, su grandeza,+ su mano fuerte+ y su brazo extendido,+  ni sus señales y sus hazañas que él hizo en medio de Egipto+ a Faraón el rey de Egipto y a toda su tierra;  ni lo que hizo a las fuerzas militares de Egipto, a sus caballos y sus carros de guerra contra cuyos rostros él hizo que las aguas del mar Rojo se desbordaran cuando iban corriendo tras ellos,+ y Jehová procedió a destruirlos hasta el día de hoy;+  ni lo que les ha hecho a ustedes en el desierto hasta su llegada a este lugar;  ni lo que hizo a Datán y Abiram,+ hijos de Eliab, hijo de Rubén, cuando la tierra abrió su boca y procedió a tragárselos a ellos y a sus casas y sus tiendas y toda cosa existente que pisaba tras ellos en medio de todo Israel);+  porque los ojos de ustedes fueron los que vieron todas las grandes hazañas de Jehová que él hizo.+  ”Y tienen que guardar todo el mandamiento+ que te estoy mandando hoy, para que se hagan fuertes y verdaderamente entren y tomen posesión de la tierra hacia la cual van a cruzar para tomar posesión de ella,+  y para que alarguen sus días+ en el suelo que Jehová juró a sus antepasados darles a ellos y a su descendencia,+ tierra que mana leche y miel.+ 10  ”Porque la tierra a la cual vas para tomar posesión de ella no es como la tierra de Egipto de la cual salieron, donde sembrabas tu semilla y tenías que hacer el riego con tu pie,* como una huerta de legumbres. 11  Pero la tierra a la cual van a cruzar para tomar posesión de ella es una tierra de montañas y de llanuras-valles.+ De la lluvia de los cielos bebe agua; 12  una tierra de la que Jehová tu Dios está cuidando. Los ojos+ de Jehová tu Dios están constantemente sobre ella, desde el principio del año hasta el fin del año. 13  ”Y tiene que suceder que si ustedes obedecen sin falta mis mandamientos+ que les estoy mandando hoy de modo que amen a Jehová su Dios y le sirvan con todo su corazón y con toda su alma,+ 14  entonces ciertamente daré* lluvia para su tierra a su tiempo señalado,+ lluvia de otoño y lluvia de primavera,*+ y verdaderamente recogerás tu grano y tu vino dulce y tu aceite. 15  Y ciertamente daré vegetación en tu campo para tus animales domésticos,+ y verdaderamente comerás y quedarás satisfecho.+ 16  Cuídense por temor de que su corazón sea atraído seductoramente,+ y de veras se desvíen y adoren a otros dioses y se inclinen ante ellos,+ 17  y la cólera de Jehová ciertamente se encienda contra ustedes, y en efecto cierre él los cielos de modo que no ocurra lluvia,+ y el suelo no dé su producto, y ustedes tengan que perecer rápidamente de sobre la buena tierra que Jehová les da.+ 18  ”Y tienen que aplicar estas palabras mías a su corazón+ y a su alma y atarlas como señal sobre su mano, y tienen que servirles de venda frontal entre los ojos.+ 19  También tienen que enseñarlas a sus hijos, para hablar de ellas cuando te sientes en tu casa y cuando andes por el camino y cuando te acuestes y cuando te levantes.+ 20  Y tienes que escribirlas sobre las jambas de las puertas de tu casa y sobre tus puertas,+ 21  para que sean muchos los días de ustedes y los días de sus hijos+ sobre el suelo que Jehová juró a sus antepasados que les daría,+ como los días de los cielos sobre la tierra.+ 22  ”Porque si guardan estrictamente todo este mandamiento+ que les estoy mandando para que lo pongan por obra, de amar a Jehová su Dios,+ de andar en todos sus caminos+ y de adherirse a él,+ 23  entonces Jehová tendrá que expulsar a todas estas naciones a causa de ustedes,+ y ustedes ciertamente desposeerán naciones más grandes y más numerosas que ustedes.+ 24  Todo lugar sobre el cual pise la planta de su pie llegará a ser de ustedes.+ Desde el desierto hasta* el Líbano, desde el Río, el río Éufrates, hasta el mar occidental* llegará a ser su límite.+ 25  Ningún hombre se mantendrá firme contra ustedes.+ Jehová su Dios pondrá el pavor de ustedes y el temor de ustedes ante la haz de toda la tierra+ sobre la cual pisen, tal como les ha prometido. 26  ”Vean que estoy poniendo ante ustedes hoy bendición e invocación de mal:+ 27  la bendición, a condición de que obedezcan los mandamientos de Jehová su Dios+ que les estoy mandando hoy; 28  y la invocación de mal,+ si no obedecen los mandamientos de Jehová su Dios+ y en efecto se desvían del camino acerca del cual les estoy mandando hoy, para andar tras otros dioses que ustedes no han conocido. 29  ”Y tiene que suceder que cuando Jehová tu Dios te introduzca en la tierra a la cual estás yendo para tomar posesión de ella,+ entonces tienes que dar* la bendición sobre el monte Guerizim+ y la invocación de mal sobre el monte Ebal.+ 30  ¿No están ellos del lado del Jordán en dirección a la puesta del sol, en la tierra de los cananeos que moran en el Arabá,+ enfrente de Guilgal,+ junto a los árboles grandes de Moré?*+ 31  Porque ustedes van a cruzar el Jordán para entrar y para tomar posesión de la tierra que Jehová su Dios les da, y tienen que tomar posesión de ella y morar en ella.+ 32  Y tienen que cuidar de poner por obra todas las disposiciones reglamentarias y las decisiones judiciales+ que hoy estoy poniendo ante ustedes.+

Notas

O: “tenías que regarla con tu pie”, es decir, usando los pies de alguna forma, fuera para hacer funcionar una rueda o para formar y abrir canales para el agua.
Aquí el pronombre sobrentendido es “yo”. “Yo”, MSy; SamLXXVgc: “él”.
Lit.: “lluvia temprana (anterior) y lluvia tardía”.
“Hasta.” Lit.: “y”, MSamLXXSyVg.
Lit.: “trasero”, es decir, a la espalda de una persona cuando mira al este.
O: “pronunciar”.
Sam añade: “enfrente de Siquem”.