Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Deuteronomio 10:1-22

10  ”En aquel tiempo en particular Jehová me dijo: ‘Tállate dos tablas de piedra como las primeras,+ y sube a mí en la montaña, y tienes que hacerte un arca de madera.+  Y escribiré sobre las tablas las palabras que se hallaban en las primeras tablas, que hiciste añicos, y tendrás que colocarlas en el arca’.  De modo que hice un arca de madera de acacia y tallé dos tablas de piedra como las primeras+ y subí a la montaña, y las dos tablas estaban en mi mano.  Entonces él escribió sobre las tablas la misma escritura del primer+ [escrito], las Diez Palabras,*+ que Jehová les había hablado en la montaña, de en medio del fuego,+ en el día de la congregación;+ después de lo cual Jehová me las dio.  Entonces me volví y descendí de la montaña+ y coloqué las tablas en el arca que yo había hecho, para que continuaran allí, tal como Jehová me había mandado.+  ”Y los hijos de Israel partieron de Beerot Bene-jaaqán+ para Moserá. Allí murió Aarón, y allí fue enterrado;+ y Eleazar su hijo emprendió el trabajo de sacerdote en lugar de él.+  De allí partieron para Gudgoda, y de Gudgoda para Jotbatá,+ una tierra de valles torrenciales abundantes en agua.  ”En aquel tiempo en particular Jehová separó a la tribu de Leví+ para que llevara el arca del pacto de Jehová,+ para que estuviera de pie delante de Jehová para servirle de ministro+ y para bendecir en su nombre, hasta el día de hoy.+  Por eso Leví no ha llegado a tener participación ni herencia+ con sus hermanos. Jehová es su herencia, tal como Jehová tu Dios le había dicho.+ 10  Y yo... yo me quedé* en la montaña lo mismo que los primeros días, cuarenta días y cuarenta noches,+ y Jehová procedió a escucharme también en aquella ocasión.+ Jehová no quiso arruinarte.+ 11  Entonces me dijo Jehová: ‘Levántate, ve delante del pueblo para un partir [de aquí], para que entren y tomen posesión de la tierra que he jurado a sus antepasados que les daría’.+ 12  ”Y ahora, oh Israel, ¿qué está pidiendo de ti Jehová tu Dios+ sino que temas+ a Jehová tu Dios, de modo que andes en todos sus caminos,+ y lo ames,+ y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma;+ 13  que guardes los mandamientos de Jehová y sus estatutos+ que te estoy mandando hoy, para bien tuyo?+ 14  He aquí que a Jehová tu Dios pertenecen los cielos,+ aun los cielos de los cielos, la tierra+ y todo lo que hay en ella. 15  Solo que Jehová se apegó a tus antepasados para amarlos, de modo que escogió a su prole después de ellos,+ aun a ustedes, de entre todos los pueblos, como sucede el día de hoy. 16  Y ustedes tienen que circuncidar el prepucio de sus corazones+ y no endurecer* más su cerviz.+ 17  Porque Jehová su Dios es el Dios de dioses*+ y el Señor de señores,*+ el Dios* grande, poderoso e inspirador de temor,+ que no trata a nadie con parcialidad+ ni acepta soborno,*+ 18  que ejecuta juicio para el huérfano de padre y la viuda+ y que ama al residente forastero+ para darle pan y un manto. 19  También tienen que amar al residente forastero,+ porque ustedes llegaron a ser residentes forasteros en la tierra de Egipto.+ 20  ”A Jehová tu Dios debes temer.+ A él debes servir,+ y a él debes adherirte,+ y por su nombre debes hacer declaraciones juradas.+ 21  A él corresponde tu alabanza,*+ y él es tu Dios, quien ha hecho contigo estas cosas grandes e inspiradoras de temor que tus ojos han visto.+ 22  Con setenta almas bajaron tus antepasados a Egipto,+ y ahora Jehová tu Dios te ha constituido como las estrellas de los cielos por multitud.+

Notas

“Las Diez Palabras”, es decir, palabras de mandato, mandamientos. Heb.: ‛asé·reth had·deva·rím; gr.: dé·ka ló·gous, “Decálogo”; lat.: vér·ba dé·cem. Véanse 4:13, n; Éx 34:28, n: “Palabras”.
Lit.: “estuve; permanecí”. Compárese con Éx 9:16, n: “Existencia”.
O: “atiesar”.
“El Dios de dioses.” O: “Dios de los dioses”. MSam(heb.): ’Elo·héh ha·’elo·hím; gr.: The·ós ton the·ón; lat.: Dé·us de·ó·rum.
“Y el Señor de señores.” O: “y Señor de los señores”. Heb.: wa·’Adho·néh (pl. para denotar excelencia) ha·’adho·ním; gr.: Ký·ri·os ton ky·rí·on; lat.: Dó·mi·nus do·mi·nán·ti·um, “Señor de dominantes”.
O: “el Dios [verdadero]”. MSam(heb.): ha·’Él; gr.: ho The·ós; lat.: Dé·us. Véase Ap. 1G.
O: “regalo”.
Lit.: “Él es tu alabanza”.