Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Zacarías 12:1-14

12  Una declaración formal: “La palabra de Jehová acerca de Israel —es la expresión de Jehová, Aquel que extiende [los] cielos+ y coloca el fundamento de [la] tierra+ y forma el espíritu+ del hombre* dentro de él—.  Aquí voy a hacer de Jerusalén+ un tazón [que causa] vértigo a todos los pueblos en derredor;+ y también contra Judá él llegará a estar en sitio, [hasta] contra Jerusalén.+  Y en aquel día tiene que ocurrir+ [que] haré de Jerusalén una piedra pesada+ para todos los pueblos. Todos los que la alcen, sin falta se conseguirán severos rasguños; y contra ella todas las naciones de la tierra ciertamente serán recogidas.+  En aquel día+ —es la expresión de Jehová— heriré con aturdimiento todo caballo+ y con locura a su jinete;+ y sobre la casa de Judá abriré mis ojos,+ y todo caballo de los pueblos heriré con pérdida de la vista.  Y los jeques+ de Judá tendrán que decir en su corazón: ‘Los habitantes de Jerusalén son fuerza para mí por Jehová de los ejércitos su Dios’.*+  En aquel día haré a los jeques de Judá como una vasija de fuego entre los árboles+ y como una antorcha de fuego en una hilera de grano recién cortado,+ y tendrán que devorar a la [mano] derecha y a la izquierda a todos los pueblos en derredor;+ y Jerusalén todavía tendrá que llegar a ser habitada en su [propio] lugar, en Jerusalén.+  ”Y Jehová ciertamente salvará las tiendas de Judá primero, para que la hermosura de la casa de David y la hermosura de los habitantes de Jerusalén no lleguen a ser demasiado grandes sobre Judá.  En aquel día Jehová será una defensa alrededor de los habitantes de Jerusalén;+ y el que está tropezando entre ellos tendrá que llegar a ser en aquel día como David,+ y la casa de David como Dios,*+ como el ángel de Jehová delante de ellos.+  Y en aquel día tiene que ocurrir [que] procuraré aniquilar a todas las naciones que vienen contra Jerusalén.+ 10  ”Y ciertamente derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén el espíritu* de favor+ y súplicas,+ y ciertamente mirarán a Aquel a quien* traspasaron,+ y ciertamente plañirán por Él como en el plañir por un [hijo] único; y habrá una lamentación amarga por él como cuando hay amarga lamentación por el primogénito.+ 11  En aquel día el plañido en Jerusalén será grande, como el plañido de Hadadrimón en la llanura-valle de Meguidó.*+ 12  Y la tierra* ciertamente plañirá,+ cada familia por sí misma;* la familia de la casa de David por sí misma, y sus mujeres por sí mismas;+ la familia de la casa de Natán+ por sí misma, y sus mujeres por sí mismas; 13  la familia de la casa de Leví+ por sí misma, y sus mujeres por sí mismas; la familia de los simeítas+ por sí misma, y sus mujeres por sí mismas; 14  todas las familias que queden, cada familia por sí misma, y sus mujeres por sí mismas.+

Notas

“El espíritu del hombre.” Heb.: ru·aj-’a·dhám.
“Su Dios.” Heb.: ’Elo·heh·hém.
O: “como los que tienen parecido a Dios”. Heb.: ke’·lo·hím, pl.; LXX: “como la casa de Dios”; lat.: quá·si Dé·i. Compárese con Sl 8:5, n.
“Espíritu de.” Heb.: rú·aj; gr.: pnéu·ma; lat.: spí·ri·tum.
“A Aquel a quien”, Th y Jn 19:37; MVg: “a mí a quien”.
“Meguidó.” Heb.: Meghid·dóhn; lat.: Ma·géd·don. Compárese con Rev 16:16, n: “Har–Magedón”.
O: “el país”. Heb.: ha·’á·rets.
Lit.: “familias familias por separado”.