Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Revelación 18:1-24

18  Después de estas cosas vi a otro ángel que descendía del cielo, con gran autoridad;+ y la tierra fue alumbrada por su gloria.+  Y él clamó con voz poderosa,+ y dijo: “¡Ha caído! ¡Babilonia* la Grande ha caído,+ y ha llegado a ser lugar de habitación de demonios y escondite de toda exhalación+ inmunda* y escondite de toda ave inmunda y odiada!+  Porque a causa del vino de la cólera de su fornicación* todas las naciones han caído [víctima],+ y los reyes de la tierra cometieron fornicación+ con ella, y los comerciantes+ viajeros de la tierra se enriquecieron debido al poder del lujo desvergonzado de ella”.+  Y oí otra voz procedente del cielo decir: “Sálganse de ella, pueblo mío,+ si no quieren participar con ella en sus pecados,+ y si no quieren recibir parte de sus plagas.  Porque sus pecados se han amontonado hasta llegar al cielo,+ y Dios ha recordado sus actos de injusticia.+  Páguenle a ella así como ella misma pagó,+ y háganle a ella el doble, sí, el doble del número de las cosas que ella hizo;+ en la copa+ en que ella vació una mezcla, vacíenle a ella el doble+ de la mezcla.+  Al grado que ella se glorificó a sí misma y vivió en lujo desvergonzado, a ese grado denle tormento y lamento.+ Porque sigue diciendo en su corazón: ‘Estoy sentada [como] reina,+ y no soy viuda,+ y nunca veré lamento’.+  Por eso, en un solo día vendrán sus plagas:+ muerte y lamento y hambre, y será quemada por completo con fuego,+ porque fuerte es Jehová* Dios que la juzgó.+  ”Y los reyes+ de la tierra que cometieron fornicación con ella y vivieron en lujo desvergonzado llorarán y se golpearán en desconsuelo por ella,+ cuando miren el humo+ del incendio de ella, 10  mientras se quedan de pie lejos, por su temor del tormento de ella, y dicen:+ ‘¡Qué lástima, qué lástima, tú, la gran ciudad,+ Babilonia la fuerte ciudad, porque en una sola hora ha llegado tu juicio!’.+ 11  ”También, los comerciantes+ viajeros de la tierra están llorando y lamentándose por ella,+ porque no hay nadie que compre ya su surtido cabal, 12  surtido cabal+ de oro y plata y piedra preciosa y perlas y lino fino y púrpura y seda y escarlata; y todo lo de madera olorosa* y toda clase de objeto de marfil y toda clase de objeto de la madera más preciosa, y de cobre y de hierro y de mármol;+ 13  también canela y especia de la India* e incienso y aceite perfumado y olíbano y vino y aceite de oliva y flor de harina y trigo y ganado mayor y ovejas, y caballos y coches y esclavos* y almas humanas.*+ 14  Sí, el fruto excelente que tu alma deseaba*+ se ha apartado de ti, y todas las cosas exquisitas y las cosas suntuosas han perecido de ti, y nunca volverán a hallarse.+ 15  ”Los comerciantes+ viajeros de estas cosas, que se enriquecieron de ella, estarán de pie lejos por [su] temor del tormento de ella, y llorarán y se lamentarán,+ 16  diciendo: ‘¡Qué lástima, qué lástima... la gran ciudad,+ vestida de lino fino y púrpura y escarlata, y adornada ricamente con ornamento de oro y piedra preciosa y perla,+ 17  porque en una sola hora riquezas tan grandes han quedado devastadas!’.+ ”Y todo capitán de nave y todo hombre que viaja a cualquier parte,+ y los marineros y todos los que se ganan la vida en el mar, se mantuvieron de pie a lo lejos+ 18  y clamaron mientras miraban el humo del incendio de ella, y dijeron: ‘¿Qué ciudad es semejante a la gran ciudad?’.+ 19  Y se echaron polvo sobre la cabeza+ y clamaron, llorando y lamentándose,+ y dijeron: ‘¡Qué lástima, qué lástima... la gran ciudad, en la cual todos los que tenían barcos en el mar+ se enriquecieron+ por motivo de su preciosidad, porque en una sola hora ha quedado devastada!’.+ 20  ”¡Alégrate sobre ella, oh cielo,+ [y] también ustedes los santos+ y los apóstoles+ y los profetas, porque, judicialmente, Dios le ha impuesto castigo a ella por ustedes!”.+ 21  Y un ángel fuerte alzó una piedra semejante a una gran piedra de molino+ y la arrojó al mar,+ diciendo: “Así con lanzamiento veloz será arrojada abajo Babilonia la gran ciudad, y nunca volverá a ser hallada.+ 22  Y el sonido de cantantes que se acompañan con el arpa, y de músicos y de flautistas y de trompeteros nunca se volverá a oír en ti,+ y ningún artífice de oficio alguno* volverá a hallarse en ti jamás, y ningún sonido de piedra de molino volverá a oírse en ti jamás, 23  y ninguna luz de lámpara volverá a resplandecer en ti jamás, y ninguna voz de novio ni de novia volverá a oírse en ti jamás;+ porque tus comerciantes+ viajeros eran los hombres de primer rango+ de la tierra, pues por tu práctica espiritista*+ todas las naciones fueron extraviadas. 24  Sí, en ella se halló la sangre+ de profetas+ y de santos+ y de todos los que han sido degollados en la tierra”.+

Notas

Gr.: Ba·by·lón; J17,18,22(heb.): Ba·vél.
O: “todo espíritu inmundo”.
O: “Porque a causa del vino despertador de pasiones de su fornicación”. A omite: “del vino”.
“Jehová”, J7,8,13,14,16-18,22-24,28; אcCSyh(gr.): Ký·ri·os; AVg omiten este nombre. Véase Ap. 1D.
O: “madera de tuya”.
O: “amomo”, una especia de una planta de la India.
Lit.: “cuerpos”.
O: “esclavos, hasta almas de hombres”.
Lit.: “fruto del deseo de tu alma”.
“De oficio alguno”, CVgSyh; אA omiten esta frase.
“Práctica espiritista.” O: “hechicería”. Lit.: “droguería”. Gr.: far·ma·kí·ai, dativo, sing.