Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea

TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Nehemías 5:1-19

5  Sin embargo, llegó a haber un gran clamor+ del pueblo y sus esposas contra sus hermanos judíos.+  Y hubo quienes decían: “A nuestros hijos y nuestras hijas estamos dando como garantía* para poder conseguir grano y comer y mantenernos vivos”.+  Y hubo quienes decían: “Nuestros campos y nuestras viñas y nuestras casas estamos dando como garantía+ para poder conseguir grano durante la escasez de alimentos”.  Y hubo quienes decían: “Hemos tomado dinero a préstamo para el tributo del rey+ sobre nuestros campos y nuestras viñas.+  Y ahora nuestra carne es lo mismo que la carne de nuestros hermanos;+ nuestros hijos son lo mismo que sus hijos, pero aquí estamos reduciendo a nuestros hijos y nuestras hijas a esclavos,+ y hay algunas de nuestras hijas ya reducidas [así]; y no hay poder en nuestras manos mientras nuestros campos y nuestras viñas pertenezcan a otros”.  Ahora bien, me encolericé mucho tan pronto como oí su clamor y estas palabras.  De modo que mi corazón se dio a consideración dentro de mí, y empecé a señalar faltas+ a los nobles y a los gobernantes diputados, y pasé a decirles: “Usura+ es lo que ustedes están exigiendo, cada uno de su propio hermano”. Además, hice los arreglos para una gran asamblea a causa de ellos.+  Y procedí a decirles: “Nosotros mismos hemos recobrado por compra+ a nuestros propios hermanos judíos que fueron vendidos a las naciones, hasta donde estaba en nuestro poder; y, al mismo tiempo, ¿venderán ustedes mismos a sus propios hermanos,+ y tendrán ellos que ser vendidos a nosotros?”. Ante esto, enmudecieron, y no hallaron palabra.+  Y yo* pasé a decir: “La cosa que ustedes están haciendo no es buena.+ ¿No es en el temor+ de nuestro Dios+ como ustedes deben andar a causa del oprobio+ de las naciones, nuestras enemigas?+ 10  Y también yo, mis hermanos y mis servidores estamos dando dinero y grano en préstamo entre ellos. Dejemos, por favor, esto de prestar por interés.+ 11  Por favor, restitúyanles hoy mismo sus campos,+ sus viñas, sus olivares y sus casas, y la centésima* del dinero y del grano, del vino nuevo y del aceite que ustedes les están exigiendo como interés”. 12  A lo cual dijeron: “Restituiremos,+ y de ellos no reclamaremos nada.+ Haremos precisamente como estás diciendo”.+ De manera que llamé a los sacerdotes e hice que juraran hacer conforme a esta palabra.+ 13  También, sacudí mi seno y entonces dije: “De esta manera sacuda el Dios [verdadero] de su casa y de su propiedad adquirida a todo hombre que no ponga por obra esta palabra; y de esta manera quede sacudido y vacío”. A esto toda la congregación* dijo: “¡Amén!”.*+ Y se pusieron a alabar a Jehová.+ Y el pueblo procedió a hacer conforme a esta palabra.+ 14  Otra cosa: Desde el día en que él me comisionó para que llegara a ser gobernador+ de ellos* en la tierra de Judá, desde el año veinte+ hasta el año treinta y dos+ de Artajerjes+ el rey —doce años—, yo mismo y mis hermanos no comimos el pan que se había de dar al gobernador.+ 15  En cuanto a los gobernadores anteriores que me habían antecedido, ellos lo habían hecho pesado sobre el pueblo, y siguieron tomando de ellos, para pan y vino, cuarenta siclos* de plata diarios.* También, sus servidores mismos se enseñoreaban dominantemente del pueblo.+ En cuanto a mí, yo no hice así+ a causa del temor a Dios.+ 16  Y, lo que es más, tomé parte en el trabajo de este muro,+ y ni un solo campo adquirimos nosotros;+ y a todos mis servidores se les juntó allí para la obra. 17  Y los judíos y los gobernantes diputados —ciento cincuenta hombres— y los que venían a nosotros de las naciones que estaban en derredor de nosotros, estaban a mi mesa.+ 18  En cuanto a lo que se aderezaba cada día, un toro, seis ovejas selectas y aves se aderezaban para mí, y una vez cada diez días toda suerte de vino+ en abundancia. Y junto con esto no exigí el pan que se había de dar al gobernador, porque el servicio sobre este pueblo era pesado. 19  Recuerda a favor de mí,+ sí, oh Dios mío, para bien,+ todo lo que he hecho en el interés de este pueblo.+

Notas

“Dando como garantía”, por una leve corrección de M. Compárese con el v. 3.
“Yo”, MmargenLXXSyVg; M: “él”.
O: “uno por ciento”, es decir, mensualmente.
“La congregación.” Heb.: haq·qa·hál; gr.: ek·kle·sí·a.
O: “¡Así sea!”. Heb.: ’a·mén; gr.: A·mén; lat.: á·men. Véase Ro 1:25.
“Gobernador de ellos”, LXX; SyVg y un ms heb. omiten: “de ellos”.
Un siclo pesaba 11,4 g (0,367 oz. t.). Véase Ap. 8A.
“Diarios”, Vg; M: “conforme a”. Probablemente: “a razón de”.