Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Números 16:1-50

16  Y Coré+ hijo de Izhar,+ hijo de Qohat,+ hijo de Leví,+ procedió a levantarse,* junto con Datán+ y Abiram+ hijos de Eliab,+ y On hijo de Pélez, hijos de Rubén.+  Y procedieron a levantarse delante de Moisés, ellos y doscientos cincuenta hombres de los hijos de Israel, principales de la asamblea, los convocados de la reunión, hombres de fama.*  De modo que se congregaron contra+ Moisés y Aarón y les dijeron: “Ya basta de ustedes, porque la entera asamblea son todos santos,+ y Jehová está en medio de ellos.+ ¿Por qué, pues, deben ustedes alzarse por encima de la congregación de Jehová?”.+  Cuando Moisés llegó a oírlo, en seguida cayó sobre su rostro.  Entonces habló a Coré y a su entera asamblea, y dijo: “Por la mañana Jehová dará a conocer quién le pertenece a él+ y quién es santo+ y quién tiene que acercársele,+ y quienquiera a quien él escoja+ se acercará a él.  Hagan esto: Tomen para ustedes braserillos,+ Coré y toda su asamblea,+  y pongan fuego en ellos y coloquen incienso sobre ellos delante de Jehová mañana, y tiene que suceder que el hombre a quien Jehová escoja,+ él es el santo. ¡Ya basta de ustedes, hijos de Leví!”.+  Y Moisés pasó a decir a Coré: “Escuchen, por favor, ustedes, los hijos de Leví.  ¿Les es cosa tan pequeña el que el Dios de Israel los haya separado+ de la asamblea de Israel para presentarlos a sí para efectuar el servicio del tabernáculo de Jehová y para estar de pie delante de la asamblea para ministrarles,+ 10  y el que a ti y a todos tus hermanos contigo, los hijos de Leví, los haya hecho acercarse? Así es que ¿también tienen que tratar de conseguir el sacerdocio?+ 11  Por esa razón tú y toda tu asamblea que van reuniéndose están contra Jehová.+ En cuanto a Aarón, ¿qué es para que murmuren contra él?”.+ 12  Más tarde Moisés envió a llamar a Datán y Abiram,+ hijos de Eliab, pero ellos dijeron: “¡No vamos a subir!+ 13  ¿Es cosa tan pequeña el que nos hayas hecho subir de una tierra que mana leche y miel para hacernos morir en el desierto,+ que también procuras hacerte príncipe sobre nosotros hasta el límite?+ 14  El caso es que no nos has introducido en una tierra que mane leche y miel,+ para que nos des una herencia de campo y viña. ¿Será acaso que quieres perforar y sacar los ojos de aquellos hombres? ¡No vamos a subir!”. 15  Ante esto, Moisés se encolerizó mucho y dijo a Jehová: “No te vuelvas para mirar su ofrenda de grano.+ Ni un asno he tomado yo de ellos, ni he hecho daño a ninguno de ellos”.+ 16  Entonces Moisés dijo a Coré:+ “Tú y toda tu asamblea, estén presentes delante de Jehová,+ tú y ellos y Aarón, mañana. 17  Y tome cada uno su braserillo, y ustedes tienen que poner incienso sobre ellos y presentar cada cual su braserillo delante de Jehová, doscientos cincuenta braserillos, y tú y Aarón cada uno su braserillo”. 18  De modo que tomaron cada cual su braserillo y pusieron fuego sobre ellos y colocaron incienso sobre ellos y se quedaron parados a la entrada de la tienda de reunión, junto con Moisés y Aarón. 19  Cuando Coré tenía a toda la* asamblea+ reunida contra ellos a la entrada de la tienda de reunión, entonces la gloria de Jehová se apareció a toda la asamblea.+ 20  Jehová ahora habló a Moisés y Aarón, y dijo: 21  “Sepárense+ de en medio de esta asamblea, para que extermine+ a estos en un instante”. 22  Ante esto, ellos cayeron sobre sus rostros y dijeron: “Oh Dios,* el Dios* de los espíritus de toda clase de carne,+ ¿pecará un solo hombre y te indignarás contra la entera asamblea?”.+ 23  A su vez, Jehová habló a Moisés, y dijo: 24  “Habla a la asamblea, y di: ‘¡Retírense de alrededor de los tabernáculos* de Coré, Datán y Abiram!’”.+ 25  Después Moisés se levantó y fue a Datán y Abiram, y los ancianos+ de Israel fueron con él. 26  Entonces habló a la asamblea, y dijo: “Apártense, por favor, de delante de las tiendas de estos hombres inicuos, y no toquen cosa alguna que pertenezca a ellos,+ para que no sean barridos en todo el pecado de ellos”. 27  Inmediatamente ellos se retiraron de delante del tabernáculo de Coré, Datán y Abiram, por todos lados, y Datán y Abiram salieron, y se plantaron a la entrada de sus tiendas,+ junto con sus esposas, y sus hijos y sus pequeñuelos. 28  Entonces Moisés dijo: “En esto sabrán que Jehová me ha enviado a hacer todas estas obras,+ que no es de mi propio corazón:+ 29  Si fuera según la muerte de toda la humanidad* como murieran estas personas, y con el castigo de toda la humanidad como se les impusiera castigo,+ entonces no es Jehová quien me ha enviado.+ 30  Pero si es algo creado que Jehová haya de crear,+ y el suelo tiene que abrir su boca y tragárselos,+ y todo cuanto les pertenece, y ellos tienen que bajar vivos al Seol,*+ entonces de cierto sabrán ustedes que estos hombres han tratado a Jehová irrespetuosamente”.+ 31  Y aconteció que, tan pronto como él hubo acabado de hablar todas estas palabras, el suelo que estaba debajo de ellos empezó a partirse.+ 32  Y la tierra procedió a abrir su boca y a tragárselos a ellos y a sus casas y a todo el género humano que pertenecía a Coré, y todos los bienes.*+ 33  Así que abajo fueron ellos, y todos los que les pertenecían, vivos al Seol, y la tierra fue cubriéndolos,+ de modo que perecieron de en medio de la congregación.+ 34  Y todos los israelitas que estaban en su derredor huyeron al grito* de ellos, porque empezaron a decir: “¡Tenemos miedo de que la tierra nos trague a nosotros!”.+ 35  Y un fuego salió de Jehová+ y procedió a consumir a los doscientos cincuenta hombres que ofrecían el incienso.*+ 36  Jehová habló ahora a Moisés, y dijo: 37  “Di a Eleazar hijo de Aarón el sacerdote que recoja los braserillos+ de dentro del incendio: ‘Y esparce allá el fuego; porque son santos, 38  sí, los braserillos de estos hombres que pecaron contra sus propias almas.+ Y tienen que hacer de ellos láminas delgadas como un revestimiento para el altar,+ porque los presentaron delante de Jehová, de modo que quedaron santificados; y deben servir de señal a los hijos de Israel’”.+ 39  Por consiguiente, Eleazar el sacerdote tomó los braserillos+ de cobre, que habían presentado los que habían sido quemados, y se pusieron a batirlos para hacer de ellos un revestimiento para el altar, 40  como memoria para los hijos de Israel, a fin de que ningún hombre extraño+ que no sea de la prole de Aarón se acerque para hacer humear incienso delante de Jehová,+ y nadie llegue a ser como Coré y su asamblea,+ tal como le había hablado Jehová por medio de Moisés. 41  Y precisamente al día siguiente la entera asamblea de los hijos de Israel se puso a murmurar contra Moisés y Aarón,+ diciendo: “Ustedes han dado muerte al pueblo de Jehová”. 42  Y aconteció que cuando la asamblea se había congregado contra Moisés y Aarón, entonces se volvieron hacia la tienda de reunión; y, ¡mire!, la nube la cubrió, y la gloria de Jehová empezó a aparecer.+ 43  Y Moisés y Aarón procedieron a venir delante de la tienda de reunión.+ 44  Entonces Jehová habló a Moisés,* y dijo: 45  “Ustedes, levántense de en medio de esta asamblea, para que extermine a estos en un instante”.+ Ante esto, ellos cayeron sobre sus rostros.+ 46  Después Moisés dijo a Aarón: “Toma el braserillo y pon en él fuego de sobre el altar,+ y pon incienso encima, y ve de prisa a la asamblea y haz expiación por ellos,+ porque la indignación ha salido del rostro de Jehová.+ ¡Ha comenzado la plaga!”. 47  Aarón lo tomó en seguida, tal como había hablado Moisés, y entró corriendo en medio de la congregación; y, ¡mire!, la plaga había comenzado entre el pueblo. Así que él puso el incienso y empezó a hacer expiación por el pueblo. 48  Y siguió parado entre los muertos y los vivos.+ Por fin se detuvo el azote.+ 49  Y los muertos del azote ascendieron a catorce mil setecientos, aparte de los muertos a causa de Coré. 50  Cuando por fin Aarón volvió a Moisés, a la entrada de la tienda de reunión, el azote había sido detenido.

Notas

“Procedió a levantarse” y “procedió a congregar” son lecturas que se han propuesto. Lit.: “procedió a tomar”, M; LXX: “habló”.
Lit.: “nombre”.
“La”, MSamSy; LXX: “su”.
“Oh Dios.” Heb.: ’El; gr.: The·ós.
“El Dios de.” Heb.: ’Elo·héh, pl.; gr.: The·ós; lat.: Dé·us.
“Tabernáculos”, Vg; MSamSy: “tabernáculo”.
O: “los terrícolas; el género humano”. Heb.: ha·’a·dhám.
“Al Seol.” Heb.: sche’ó·lah; gr.: hái·dou; lat.: in·fér·num.
O: “la propiedad”. SyVgc: “su propiedad”; LXX: “su ganado”.
Lit.: “a la voz”.
MLXX terminan aquí el capítulo 16.
“Moisés”, MSamVg; LXXSy: “Moisés y Aarón”.