Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Números 13:1-33

13  Jehová ahora habló a Moisés, y dijo:  “Envíate hombres para que espíen la tierra de Canaán, que yo voy a dar a los hijos de Israel.+ Enviarán un hombre por cada tribu de sus padres, cada uno un principal+ entre ellos”.  Así que Moisés los envió del desierto de Parán+ por orden de Jehová. Todos los hombres eran cabezas de los hijos de Israel.  Y estos son sus nombres: De la tribu de Rubén, Samúa hijo de Zacur;  de la tribu de Simeón, Safat hijo de Horí;  de la tribu de Judá, Caleb+ hijo de Jefuné;  de la tribu de Isacar, Igal hijo de José;  de la tribu de Efraín, Hosea*+ hijo de Nun;  de la tribu de Benjamín, Paltí hijo de Rafú; 10  de la tribu de Zabulón, Gadiel hijo de Sodí; 11  de la tribu de José,+ por la tribu de Manasés,+ Gaddí hijo de Susí; 12  de la tribu de Dan, Amiel hijo de Guemalí; 13  de la tribu de Aser, Setur hijo de Miguel; 14  de la tribu de Neftalí, Nahbí hijo de Vofsí; 15  de la tribu de Gad, Gueuel hijo de Makí. 16  Estos son los nombres de los hombres a quienes Moisés envió a espiar la tierra. Y Moisés continuó llamando Jehosúa*+ a Hosea hijo de Nun. 17  Cuando Moisés iba a enviarlos a espiar la tierra de Canaán, procedió a decirles: “Suban acá al Négueb,*+ y tienen que subir a la región montañosa.+ 18  Y tienen que ver lo que es la tierra+ y la gente que está morando en ella, si es fuerte o débil, si es poca o mucha; 19  y lo que es la tierra en que está morando, si es buena o mala, y lo que son las ciudades en que está morando, si es en campamentos o en fortificaciones; 20  y lo que es el terreno, si es pingüe o enjuto,+ si hay árboles en él o no. Y tienen que mostrarse animosos+ y tomar algo del fruto de la tierra”. Ahora bien, los días eran los días de los primeros frutos maduros de las uvas.+ 21  De modo que subieron y espiaron la tierra desde el desierto de Zin+ hasta Rehob+ hasta el punto de entrada de Hamat.+ 22  Cuando subieron al Négueb,+ entonces llegaron a Hebrón.+ Ahora bien, estaban allí Ahimán, Sesai y Talmai,+ los que nacieron de Anaq.*+ A propósito, Hebrón+ había sido edificada siete años antes de Zoan+ de Egipto. 23  Cuando llegaron al valle torrencial de Escol,+ entonces procedieron a cortar de allí un sarmiento con un racimo de uvas.+ Y fueron llevándolo con una barra sobre dos de los hombres, y también algunas de las granadas+ y algunos de los higos. 24  Llamaron* a aquel lugar el valle torrencial de Escol,*+ a causa del racimo que los hijos de Israel cortaron de allí. 25  Por fin, al cabo de cuarenta días,+ volvieron de espiar la tierra. 26  De modo que anduvieron y llegaron a Moisés y Aarón y a toda la asamblea de los hijos de Israel, en el desierto de Parán, en Qadés.+ Y vinieron trayéndoles palabra de vuelta a ellos y a toda la asamblea y mostrándoles el fruto de la tierra. 27  Y pasaron a informarle y decir: “Entramos en la tierra a la cual nos enviaste, y verdaderamente mana leche y miel,+ y este es su fruto.+ 28  Sin embargo, la realidad es que la gente que mora en la tierra es fuerte, y las ciudades fortificadas son muy grandes;+ y, también, a los nacidos de Anaq vimos allí.+ 29  Los amalequitas+ están morando en la tierra del Négueb,+ y los hititas y los jebuseos+ y los amorreos+ están morando en la región montañosa, y los cananeos+ están morando junto al mar y al lado del Jordán”. 30  Entonces Caleb+ trató de acallar al pueblo para con Moisés, y se puso a decir: “Subamos directamente, y de seguro tomaremos posesión de ella, porque ciertamente podemos prevalecer sobre ella”.+ 31  Pero los hombres que habían subido con él dijeron: “No podemos subir contra la gente, porque es más fuerte que nosotros”.+ 32  Y siguieron presentando a los hijos de Israel un informe malo+ acerca de la tierra que habían espiado, diciendo: “La tierra, por la cual pasamos para espiarla, es una tierra que se come a sus habitantes; y toda la gente que vimos en medio de ella son hombres de tamaño extraordinario.+ 33  Y allí vimos a los nefilim, los hijos de Anaq,+ que son de los nefilim; de modo que llegamos a ser a nuestros propios ojos como saltamontes, y así mismo llegamos a ser a los ojos de ellos”.+

Notas

Que significa: “Salvación; Liberación”. Heb.: Hoh·sché·a‛; Sam: “Jehosúa”.
Que significa: “Jehová es Salvación”. Heb.: Yehoh·schú·a‛; gr.: ’Ιησοῦν (I·e·sóun, “Jesús”).
O: “al sur”, es decir, el sur de la Tierra Prometida.
O: “el gigante”. Heb.: ha·‛anáq, con el artículo definido como en el v. 28. “Anaq” significa: “Cuellilargo”, por tanto, de talla alta.
Aquí el pronombre sobrentendido es “ellos”. “Ellos”, SamTJLXXSy; M: “Él”, o: “Uno”.
Que significa: “Racimo [de Uvas]”.