Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Levítico 4:1-35

4  Y Jehová siguió hablando a Moisés, y dijo:  “Habla a los hijos de Israel, diciendo: ‘En caso de que peque un alma+ por equivocación*+ en cualquiera de las cosas que Jehová manda que no deben hacerse, y realmente haga una de ellas:  ”’Si el sacerdote, el ungido,*+ peca+ de modo que traiga culpabilidad sobre el pueblo, entonces tiene que presentar a Jehová, por su pecado+ que ha cometido, un toro joven, sano,* como ofrenda por el pecado.*  Y tiene que traer el toro a la entrada de la tienda de reunión+ delante de Jehová y tiene que poner su mano sobre la cabeza del toro,+ y tiene que degollar el toro delante de Jehová.  Y el sacerdote, el ungido,*+ tiene que tomar parte de la sangre del toro y traerla dentro de la tienda de reunión;  y el sacerdote tiene que mojar* su dedo+ en la sangre y salpicar un poco de la sangre siete veces+ ante Jehová, enfrente de la cortina del lugar santo.  Y el sacerdote tiene que poner parte de la sangre sobre los cuernos+ del altar de incienso perfumado delante de Jehová —[altar] que está en la tienda de reunión—, y todo el resto de la sangre del toro la derramará a la base+ del altar de la ofrenda quemada, que está a la entrada de la tienda de reunión.  ”’En cuanto a toda la grasa del toro de la ofrenda por el pecado, alzará de ella la grasa que cubre todos los intestinos, sí, toda la grasa que hay sobre los intestinos,+  y los dos riñones y la grasa que hay sobre ellos, lo mismo que la que hay sobre los lomos. Y en cuanto al apéndice [que está] sobre el hígado, lo quitará junto con los riñones.+ 10  Será lo mismo que lo que se alza del toro del sacrificio de comunión.+ Y el sacerdote tiene que hacerlos humear sobre el altar de la ofrenda quemada.+ 11  ”’Pero en cuanto a la piel del toro, y toda su carne junto con su cabeza, y sus canillas y sus intestinos y su estiércol,+ 12  él tiene que mandar que saquen el toro entero a las afueras del campamento,+ a un lugar limpio donde se vierten las cenizas grasosas,+ y tiene que quemarlo sobre leña en el fuego.+ Debe ser quemado donde se vierten las cenizas grasosas. 13  ”’Ahora bien, si toda la asamblea de Israel comete una equivocación+ y el asunto ha quedado escondido de los ojos de la congregación, y ellos han hecho una de todas las cosas que Jehová manda que no deben hacerse y así se han hecho culpables,+ 14  y el pecado que han cometido contra él ha llegado a conocerse,+ entonces la congregación tiene que presentar un toro joven para una ofrenda por el pecado y tiene que traerlo delante de la tienda de reunión. 15  Y los ancianos* de la asamblea tienen que poner sus manos sobre la cabeza del toro,+ delante de Jehová, y el toro tiene que ser degollado* delante de Jehová. 16  ”’Entonces el sacerdote, el ungido,*+ tiene que traer parte de la sangre del toro dentro de la tienda de reunión.+ 17  Y el sacerdote tiene que mojar su dedo en parte de la sangre y salpicarla siete veces delante de Jehová, enfrente de la cortina.*+ 18  Y pondrá parte de la sangre sobre los cuernos del altar+ que está delante de Jehová —[altar] que está en la tienda de reunión—; y todo el resto de la sangre la derramará a la base del altar de la ofrenda quemada,+ que está a la entrada de la tienda de reunión. 19  Y él alzará de ella toda la grasa de esta, y tiene que hacerla humear sobre el altar.+ 20  Y tiene que hacer con el toro tal como hizo con el otro toro de la ofrenda por el pecado. De esa manera hará con él; y el sacerdote tiene que hacer expiación+ por* ellos, y así tiene que serles perdonado. 21  Y tiene que mandar que saquen el toro a las afueras del campamento, y tiene que quemarlo, tal como quemó el primer toro.+ Es una ofrenda por el pecado para la congregación.+ 22  ”’Cuando peca un principal+ y de veras comete sin intención una de todas las cosas que Jehová su Dios manda que no deben hacerse,+ y así se ha hecho culpable, 23  o se le ha dado a conocer su pecado que ha cometido contra el mandamiento,*+ entonces tiene que traer como ofrenda suya un cabrito+ de las cabras, uno sano. 24  Y tiene que poner su mano sobre la cabeza+ del chivo* y degollarlo en el lugar donde regularmente se degüella la ofrenda quemada delante de Jehová.+ Es una ofrenda por el pecado.+ 25  Y el sacerdote tiene que tomar con su dedo parte de la sangre de la ofrenda por el pecado y ponerla sobre los cuernos+ del altar de la ofrenda quemada, y derramará el resto de la sangre de esta a la base del altar de la ofrenda quemada. 26  Y hará humear toda la grasa de [la ofrenda] sobre el altar como la grasa del sacrificio de comunión;+ y el sacerdote tiene que hacer expiación por él por su pecado,+ y así tiene que serle perdonado. 27  ”’Y si un alma cualquiera de la gente de la tierra peca sin intención, y hace una de las cosas que Jehová* manda que no deben hacerse y de veras se hace culpable,+ 28  o se le ha dado a conocer su pecado que ha cometido, entonces tiene que traer como ofrenda suya una cabrita+ de las cabras, una sana, por su pecado que ha cometido. 29  Y tiene que poner su mano sobre la cabeza+ de la ofrenda por el pecado y degollar la ofrenda por el pecado en el mismo lugar que la ofrenda quemada.+ 30  Y el sacerdote tiene que tomar con su dedo parte de la sangre de ella y ponerla sobre los cuernos+ del altar de la ofrenda quemada, y derramará todo el resto de la sangre de esta a la base del altar.+ 31  Y le quitará toda su grasa,+ tal como se quitó la grasa del sacrificio de comunión;+ y el sacerdote tiene que hacerla humear sobre el altar como olor conducente a descanso a Jehová;+ y el sacerdote tiene que hacer expiación por él, y así tiene que serle perdonado.+ 32  ”’Pero si él fuera a traer un cordero*+ como su ofrenda para la ofrenda por el pecado, una hembra sana+ es lo que debe traer. 33  Y tiene que poner su mano sobre la cabeza de la ofrenda por el pecado y degollarla como ofrenda por el pecado en el lugar donde regularmente se degüella la ofrenda quemada.+ 34  Y el sacerdote tiene que tomar con su dedo parte de la sangre de la ofrenda por el pecado y ponerla sobre los cuernos del altar de la ofrenda quemada,+ y todo el resto de la sangre de esta la derramará a la base del altar. 35  Y le quitará toda su grasa lo mismo que se quita regularmente la grasa al carnero joven del sacrificio de comunión, y el sacerdote tiene que hacerlos humear en el altar sobre las ofrendas de Jehová hechas por fuego;+ y el sacerdote tiene que hacer expiación+ por él por el pecado que él ha cometido, y así tiene que serle perdonado.+

Notas

O: “sin intención”.
“El ungido.” Heb.: ham·ma·schí·aj; gr.: ho ke·kjri·smé·nos.
Lit.: “un toro sano, un hijo del hato”.
“Como ofrenda por el pecado”, M; LXXSy: “en relación con su pecado”.
“El ungido.” Heb.: ham·ma·schí·aj; gr.: ho kjri·stós. Tanto aquí como en el v. 3 se llama mesías, o ungido, al sumo sacerdote.
O: “sumergir; bautizar”. Gr.: bá·psei.
O léase: “hombres mayores”.
“Y tienen que degollar el toro”, LXXSy; M: “y él tiene que degollar el toro”, lo cual indica que solo uno de los ancianos lo degollaría.
“El ungido.” Heb.: ham·ma·schí·aj; gr.: ho kjri·stós; sir.: dam·schij.
“Cortina del lugar santo”, SamLXX y un ms heb.
Lit.: “hacer una cubierta sobre”.
Lit.: “ella”, refiriéndose al mandamiento.
O: “cabrito”.
Véanse 3:12, n; Ap. 1C, sec. 5.
“Un cordero”, M; Sam: “una cordera”.