Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Levítico 17:1-16

17  Y Jehová pasó a hablar a Moisés, y dijo:  “Habla a Aarón y sus hijos y a todos los hijos de Israel, y tienes que decirles: ‘Esta es la cosa que Jehová ha mandado, al decir:  ”’“En cuanto a cualquier hombre de la casa de Israel que degüelle un toro o un carnero joven o una cabra en el campamento, o que lo degüelle fuera del campamento  y no lo traiga en efecto a la entrada de la tienda de reunión+ para presentarlo como ofrenda a Jehová delante del tabernáculo de Jehová, culpa de sangre se le contará a ese hombre. Ha derramado sangre, y ese hombre tiene que ser cortado de entre su pueblo,+  a fin de que los hijos de Israel traigan sus sacrificios, que están sacrificando en el campo abierto,+ y tienen que traerlos a Jehová a la entrada de la tienda de reunión, al sacerdote,+ y tienen que sacrificar estos como sacrificios de comunión a Jehová.+  Y el sacerdote tiene que rociar la sangre sobre el altar+ de Jehová a la entrada de la tienda de reunión, y tiene que hacer humear la grasa+ como olor conducente a descanso a Jehová.+  Así es que ellos ya no deben sacrificar sus sacrificios a los demonios de forma de cabra*+ con los cuales están teniendo ayuntamiento inmoral.*+ Esto servirá a ustedes de estatuto hasta tiempo indefinido, durante todas sus generaciones”’.  ”Y debes decirles: ‘En cuanto a cualquier hombre de la casa de Israel o algún residente forastero que esté residiendo como forastero en medio de ustedes que ofrezca una ofrenda quemada+ o un sacrificio  y no lo traiga a la entrada de la tienda de reunión para ofrecerlo a Jehová,+ ese hombre tiene que ser cortado de su pueblo.+ 10  ”’En cuanto a cualquier hombre de la casa de Israel o algún residente forastero que esté residiendo como forastero en medio de ustedes* que coma cualquier clase de sangre,+ ciertamente fijaré mi rostro contra el alma+ que esté comiendo la sangre, y verdaderamente la cortaré de entre su pueblo. 11  Porque el alma de la carne está en la sangre,+ y yo mismo la he puesto sobre el altar para ustedes para hacer expiación+ por sus almas, porque la sangre+ es lo que hace expiación+ en virtud del alma [en ella].* 12  Por eso he dicho a los hijos de Israel: “Ninguna alma de ustedes debe comer sangre, y ningún residente forastero que esté residiendo como forastero en medio de ustedes+ debe comer sangre”.+ 13  ”’En cuanto a cualquier hombre de los hijos de Israel o algún residente forastero que esté residiendo como forastero en medio de ustedes que al cazar prenda una bestia salvaje o un ave que pueda comerse, en tal caso tiene que derramar+ la sangre de esta y cubrirla con polvo.+ 14  Porque el alma de toda clase de carne* es su sangre en virtud del alma en ella.* En consecuencia dije yo a los hijos de Israel: “No deben comer la sangre de ninguna clase de carne, porque el alma de toda clase de carne es su sangre.+ Cualquiera que la coma será cortado”.+ 15  En cuanto a cualquier alma que coma un cuerpo [ya] muerto o algo desgarrado por fiera,+ sea un natural o un residente forastero, en tal caso tiene que lavar sus prendas de vestir y bañarse en agua y ser inmundo hasta el atardecer;+ y tendrá que ser limpio. 16  Pero si no las lava y no baña su carne, entonces tendrá que responder por su error’”.+

Notas

O: “a los sátiros”. Lit.: “a las cabras (peludas o velludas)”, M; Vg: “a los demonios”; LXX: “a las cosas insensatas”.
O: “están cometiendo fornicación (inmoralidad)”.
“Ustedes”, LXXSy.
“En ella”, frase insertada en armonía con la primera parte del v. La preposición traducida “en virtud de” difiere de la que se halla en la expresión anterior “por sus almas”.
O: “el alma de toda carne”.
Lit.: “en virtud de su alma”, M; LXXSyVg omiten esta frase.