Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Josué 22:1-34

22  En aquel tiempo Josué procedió a llamar a los rubenitas y a los gaditas y a la media tribu de Manasés,+  y a decirles: “Por su parte, ustedes han guardado todo lo que les mandó Moisés el siervo de Jehová,+ y fueron obedientes a mi voz en todo lo que les he mandado.+  No han dejado a sus hermanos en estos muchos días+ hasta el día de hoy, y han guardado la obligación del mandamiento de Jehová su Dios.+  Y ahora Jehová su Dios ha dado descanso a sus hermanos, tal como les prometió.+ De modo que ahora vuélvanse y váyanse a sus tiendas en la tierra de su posesión, que Moisés el siervo de Jehová les dio al otro lado del Jordán.+  Solo que tengan mucho cuidado de llevar a cabo el mandamiento+ y la ley que Moisés el siervo de Jehová les mandó, amando a Jehová su Dios+ y andando en todos sus caminos+ y guardando sus mandamientos+ y adhiriéndose a él+ y sirviéndole+ con todo su corazón+ y con toda su alma”.+  Con eso los bendijo+ Josué y los envió para que se fueran a sus tiendas.*  Y a la media tribu de Manasés Moisés había hecho una dádiva en Basán,+ y a la otra mitad de ella Josué hizo una dádiva con sus hermanos del lado del Jordán hacia el oeste.+ Por eso, también, cuando Josué los envió a sus tiendas, procedió a bendecirlos.  Y les dijo además: “Vuelvan a sus tiendas con grandes riquezas y con muchísimo ganado, con plata y oro y cobre y hierro y prendas de vestir en muy grande cantidad.+ Tomen la parte que les corresponde del despojo+ de sus enemigos junto con sus hermanos”.  Después de eso los hijos de Rubén y los hijos de Gad y la media tribu de Manasés regresaron, y se fueron de los otros hijos de Israel, de Siló, que está en la tierra de Canaán, para irse a la tierra de Galaad,+ a la tierra de su posesión en la cual habían sido establecidos por orden de Jehová por medio de Moisés.+ 10  Cuando llegaron a las regiones del Jordán que estaban en la tierra de Canaán, entonces los hijos de Rubén y los hijos de Gad y la media tribu de Manasés edificaron allí un altar junto al Jordán, un altar+ sumamente descollante. 11  Más tarde, los otros hijos de Israel oyeron+ decir: “¡Mira! Los hijos de Rubén y los hijos de Gad y la media tribu de Manasés han edificado un altar en la frontera de la tierra de Canaán, en las regiones del Jordán, del lado que pertenece a los hijos de Israel”. 12  Cuando los hijos de Israel llegaron a oír esto, entonces toda la asamblea de los hijos de Israel+ se congregó en Siló+ para subir a iniciar acción militar contra ellos.+ 13  Entonces, a los hijos de Rubén y a los hijos de Gad y a la media tribu de Manasés, en la tierra de Galaad, los hijos de Israel enviaron+ a Finehás+ hijo de Eleazar el sacerdote, 14  y con él a diez principales, un principal de cada casa paterna de todas las tribus de Israel, y cada uno era cabeza de la casa de sus padres de los millares de Israel.+ 15  Con el tiempo, estos llegaron a los hijos de Rubén y a los hijos de Gad y a la media tribu de Manasés, en la tierra de Galaad, y empezaron a hablar con ellos,+ y dijeron: 16  “Esto es lo que ha dicho toda la asamblea de Jehová:+ ‘¿Qué acto de infidelidad+ es este que han perpetrado ustedes contra el Dios de Israel, volviéndose+ hoy de seguir a Jehová al edificarse un altar,+ para rebelarse hoy contra Jehová? 17  ¿Nos fue demasiado pequeño el error de Peor,+ del cual no nos hemos limpiado hasta el día de hoy, aunque la plaga vino a estar sobre la asamblea de Jehová?+ 18  Y ustedes... ustedes quisieran volverse hoy de seguir a Jehová; y tiene que suceder que si ustedes, por su parte, se rebelan hoy contra Jehová, entonces mañana será contra toda la asamblea de Israel contra lo que él se indignará.+ 19  Ahora bien, si realmente sucede que la tierra de su posesión es inmunda,+ pasen a la tierra de la posesión de Jehová+ donde ha residido el tabernáculo de Jehová,+ y establézcanse en medio de nosotros; y no se rebelen contra Jehová y no hagan de nosotros los que estemos en rebelión al edificar ustedes un altar además del altar de Jehová nuestro Dios.+ 20  ¿No fue Acán+ hijo de Zérah el que perpetró un acto de infidelidad en la cosa dada por entero a la destrucción, y no fue contra toda la asamblea de Israel contra quienes vino indignación?+ Y él no fue el único hombre que expiró en su error’”.+ 21  Ante esto, los hijos de Rubén y los hijos de Gad y la media tribu de Manasés contestaron+ y hablaron con los cabezas de los millares de Israel:+ 22  “Divino,+ Dios,+ Jehová, Divino, Dios, Jehová,*+ él sabe,+ e Israel, él también sabrá.+ Si es en rebelión*+ y si es en infidelidad contra Jehová,+ no nos salves el día de hoy. 23  Si* fue para edificarnos un altar para volvernos de seguir a Jehová, y si fue para ofrecer sobre él+ ofrendas quemadas y ofrendas de grano, y si fue para hacer sobre él sacrificios de comunión, Jehová mismo indagará;+ 24  o si no fue más bien debido a solicitud ansiosa por algo distinto por lo que hicimos esto, diciendo: ‘En un día futuro los hijos de ustedes dirán a nuestros hijos: “¿Qué tienen que ver ustedes con Jehová* el Dios de Israel? 25  Y hay un límite que Jehová ha puesto entre nosotros y ustedes, los hijos de Rubén y los hijos de Gad, a saber, el Jordán. No tienen ustedes parte que les corresponda en Jehová”.+ Y los hijos de ustedes ciertamente harán que nuestros hijos desistan de temer a Jehová’.+ 26  ”Por lo tanto dijimos: ‘Obremos en pro de nosotros mismos, por favor, edificando el altar, no para ofrenda quemada ni para sacrificio, 27  sino para que sea un testigo entre nosotros+ y ustedes, y nuestras generaciones después de nosotros, de que rendiremos el servicio* de Jehová delante de él con nuestras ofrendas quemadas y nuestros sacrificios y nuestros sacrificios de comunión,+ para que los hijos de ustedes no digan a nuestros hijos en un día futuro: “Ustedes no tienen parte que les corresponda en Jehová”’. 28  Así es que dijimos: ‘Y tiene que suceder que en caso de que nos dijeran eso a nosotros y a nuestras generaciones en un día futuro, entonces tenemos que decir: “Vean la representación del altar de Jehová que hicieron nuestros padres, no para ofrenda quemada ni para sacrificio, sino que es un testigo entre nosotros y ustedes”’. 29  ¡Es inconcebible, de parte nuestra, rebelarnos de nuestra propia cuenta contra Jehová, y volvernos hoy de seguir a Jehová,+ edificando un altar para ofrenda quemada, ofrenda de grano y sacrificio, además del altar de Jehová nuestro Dios que está delante de su tabernáculo!”.+ 30  Ahora bien, cuando Finehás+ el sacerdote y los principales de la asamblea+ y los cabezas de los millares de Israel que estaban con él oyeron las palabras que hablaron los hijos de Rubén y los hijos de Gad y los hijos de Manasés, aquello resultó bueno a sus ojos. 31  De modo que Finehás hijo de Eleazar el sacerdote dijo a los hijos de Rubén y a los hijos de Gad y a los hijos de Manasés: “Hoy de veras sabemos que Jehová está en medio de nosotros,+ porque no han perpetrado contra Jehová este acto de infidelidad. Ahora han librado a los hijos de Israel de la mano de Jehová”.+ 32  Tras eso, Finehás hijo de Eleazar el sacerdote y los principales se volvieron+ de los hijos de Rubén y de los hijos de Gad, en la tierra de Galaad, a la tierra de Canaán, a los otros hijos de Israel, y les llevaron palabra de vuelta.+ 33  Y la palabra resultó buena a los ojos de los hijos de Israel; y los hijos de Israel procedieron a bendecir a Dios,+ y no hablaron de subir para emprender servicio militar contra ellos para arruinar la tierra en que estaban morando los hijos de Rubén y los hijos de Gad. 34  Y los hijos de Rubén y los hijos de Gad procedieron a dar nombre al altar,* porque “es testigo, entre nosotros, de que Jehová es el Dios [verdadero]”.+

Notas

O léase: “hogares”.
O: “El Dios de dioses, Jehová, el Dios de dioses, Jehová”. Heb.: ’El ׀ ’Elo·hím ׀ Yehwáh, ’El ׀ ’Elo·hím ׀ Yehwáh, con el trazo divisor (pa·séq) entre las palabras. Esta expresión ’El ’Elo·hím Yehwáh aparece, sin repetición, en Sl 50:1. Lat.: For·tís·si·mus Dé·us Dó·mi·nus, For·tís·si·mus Dé·us Dó·mi·nus, “El Muy Poderoso Dios Jehová, El Muy Poderoso Dios Jehová”. La primera palabra, ’El, de la expresión heb. la hemos vertido “Divino”. También pudiera verterse: “Dios; Poderoso”.
“Rebelión”, M. Gr.: a·po·sta·sí·ai, “apostasía”, del verbo a·fí·ste·mi, “pararse a distancia de”; el sustantivo tiene el sentido de “deserción; abandono; rebelión”. Véanse 2Cr 29:19; Hch 21:21; 2Te 2:3, nn.
“Y si”, LXXVg; M omite esta frase.
O: “¿Qué tienen ustedes en común con Jehová?”. Lit.: “¿Qué [hay] para ustedes y para Jehová?”. Modismo heb.; pregunta de repulsa que indica objeción. Véase Ap. 7B.
O: “rasgo de adoración”. Heb.: ‛avo·dháth; gr.: la·tréi·an, “servicio sagrado”. Compárese con Éx 3:12, n.
Por la explicación que se da, parece que al altar se le llamaba Testigo. Sy añade: “el altar de testimonio”.