Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Josué 10:1-43

10  Y aconteció que en cuanto Adoni-zédeq el rey de Jerusalén oyó que Josué había tomado a Hai+ y entonces la había dado por entero a la destrucción,+ que tal como había hecho a Jericó+ y su rey,+ así había hecho a Hai y su rey,+ y que los habitantes de Gabaón habían hecho la paz con Israel+ y continuaban en medio de ellos,  le* dio mucho miedo,+ porque Gabaón era una ciudad grande, como una de las ciudades reales,* y porque era mayor que Hai,+ y todos sus hombres eran poderosos.  Por consiguiente, Adoni-zédeq el rey de Jerusalén+ mandó decir a Hoham el rey de Hebrón+ y a Piram el rey de Jarmut+ y a Jafía el rey de Lakís+ y a Debir el rey de Eglón:+  “Suban a mí y ayúdenme, e hiramos a Gabaón, porque ha hecho la paz con Josué y los hijos de Israel”.+  Por lo cual se reunieron y procedieron a subir, cinco reyes de los amorreos:+ el rey de Jerusalén, el rey de Hebrón, el rey de Jarmut, el rey de Lakís, el rey de Eglón, estos y todos sus campamentos; y se pusieron a acampar contra Gabaón y a guerrear contra ella.  En esto, los hombres de Gabaón mandaron a decir a Josué, al campamento en Guilgal:+ “No dejes aflojar tu mano de con tus esclavos.+ Sube a nosotros rápidamente y de veras sálvanos y ayúdanos, porque todos los reyes de los amorreos que habitan la región montañosa se han juntado contra nosotros”.  De modo que Josué subió de Guilgal, él y toda la gente de guerra con él,+ y todos los hombres valientes y poderosos.+  Entonces Jehová dijo a Josué: “No les tengas miedo,+ porque en tu mano los he dado.+ Ni un solo hombre de ellos se mantendrá en pie contra ti”.+  Y Josué procedió a ir contra ellos por sorpresa. Durante toda la noche había subido de Guilgal. 10  Y Jehová fue poniéndolos en confusión delante de Israel,+ y empezaron* a derribarlos con gran matanza en Gabaón+ y fueron persiguiéndolos por vía de la subida de Bet-horón y derribándolos hasta Azeqá+ y Maquedá.+ 11  Y aconteció que, mientras iban huyendo de delante de Israel y estaban en la bajada de Bet-horón, Jehová arrojó sobre ellos grandes piedras+ desde los cielos hasta Azeqá, de modo que murieron. Fueron más los que murieron debido a las piedras de granizo que los que los hijos de Israel mataron a espada. 12  Fue entonces cuando Josué procedió a hablar a Jehová en el día que Jehová abandonó a los amorreos en manos de los hijos de Israel, y pasó a decir ante los ojos de Israel:“Sol,+ tente inmóvil* sobre Gabaón,+y, luna, sobre la llanura baja de Ayalón”.+ 13  En conformidad, el sol se quedó inmóvil, y la luna de veras se paró, hasta que la nación pudo vengarse de sus enemigos.+ ¿No está escrito en el libro de Jasar?*+ Y el sol se quedó parado en medio de los cielos y no se apresuró a ponerse por más o menos un día entero.+ 14  Y ningún día ha resultado ser como aquel, ni antes de él ni después de él, por el hecho de que Jehová escuchó la voz de un hombre,+ porque Jehová mismo estaba peleando por Israel.+ 15  Después de aquello, Josué, y con él todo Israel, volvió al campamento de Guilgal.+ 16  Entretanto, estos cinco reyes huyeron+ y fueron escondiéndose en la cueva de Maquedá.+ 17  Entonces se dio informe a Josué, y se le dijo: “Se ha hallado a los cinco reyes escondidos en la cueva de Maquedá”.+ 18  Por lo cual Josué dijo: “Hagan rodar piedras grandes a la boca de la cueva y asignen hombres sobre ella para que los guarden. 19  En cuanto a ustedes, no permanezcan inmóviles. Corran tras sus enemigos, y tienen que herirlos en la zaga.+ No les permitan entrar en sus ciudades, porque Jehová el Dios de ustedes los ha dado en manos de ustedes”.+ 20  Y aconteció que luego que Josué y los hijos de Israel hubieron acabado de derribarlos con muy grande matanza, hasta que estos quedaron acabados,+ y los que de ellos sí lograron sobrevivir escaparon y fueron entrando en las ciudades fortificadas,+ 21  todo el pueblo entonces empezó a volver al campamento, a Josué, en Maquedá, en paz. Ni un solo hombre movió agitadamente la lengua contra los hijos de Israel.+ 22  Entonces Josué dijo: “Abran la boca de la cueva y sáquenme de la cueva a estos cinco reyes”. 23  Con eso, lo hicieron así, y le sacaron de la cueva a estos cinco reyes: el rey de Jerusalén,+ el rey de Hebrón,+ el rey de Jarmut, el rey de Lakís,+ el rey de Eglón.+ 24  Y aconteció que en cuanto ellos hubieron sacado estos reyes a Josué, Josué procedió a llamar a todos los hombres de Israel y a decir a los comandantes de los hombres de guerra que habían ido con él: “Salgan acá. Coloquen sus pies sobre la cerviz de estos reyes”.+ De modo que ellos salieron allá y colocaron los pies sobre sus cervices.+ 25  Y Josué pasó a decirles: “No tengan miedo ni se aterroricen.+ Sean animosos y fuertes, porque así hará Jehová a todos sus enemigos contra quienes estén guerreando”.+ 26  Y después de eso Josué procedió a herirlos y darles muerte y a colgarlos en cinco maderos,* y quedaron colgados en los maderos hasta el atardecer.+ 27  Y aconteció que al tiempo de ponerse el sol Josué mandó, y se pusieron a bajarlos de los maderos+ y a arrojarlos en la cueva donde se habían escondido. Entonces colocaron grandes piedras a la boca de la cueva... hasta el día de hoy. 28  Y Josué tomó a Maquedá+ en aquel día y se puso a herirla a filo de espada. En cuanto a su rey, a él y a toda alma* que había en ella los dio por entero a la destrucción.+ No dejó que quedara un solo sobreviviente. Así que hizo al rey de Maquedá+ tal como había hecho al rey de Jericó. 29  Entonces Josué, y con él todo Israel, pasó de Maquedá a Libná y guerreó contra Libná.+ 30  Por consiguiente, Jehová también dio a esta y su rey en mano de Israel, y se pusieron a herirla, y a toda alma que había en ella, a filo de espada. No dejaron que quedara en ella un solo sobreviviente. Así que hicieron a su rey tal como habían hecho al rey de Jericó.+ 31  En seguida Josué, y con él todo Israel, pasó de Libná a Lakís+ y se puso a acampar contra ella y a hacerle la guerra. 32  Por consiguiente, Jehová dio a Lakís en mano de Israel de modo que la tomaron al segundo día, y se pusieron a herirla, y a toda alma que había en ella, a filo de espada,+ conforme a todo lo que habían hecho a Libná. 33  Fue entonces cuando Horam el rey de Guézer+ subió para ayudar a Lakís. Así que Josué los hirió a él y a su pueblo hasta que no dejó que le quedara un solo sobreviviente.+ 34  Entonces Josué, y con él todo Israel, pasó de Lakís a Eglón+ y se puso a acampar contra ella y a guerrear contra ella. 35  Y lograron tomarla en aquel día y empezaron a batirla a filo de espada, y a toda alma que había en ella la dieron por entero a la destrucción en aquel mismo día, conforme a todo lo que habían hecho a Lakís.+ 36  Entonces Josué, y con él todo Israel, subió de Eglón a Hebrón+ y empezó a guerrear contra ella. 37  Y lograron tomarla, y se pusieron a herir a filo de espada a esta y a su rey y a todos sus pueblos y a toda alma que había en ella. Él no dejó que quedara un solo sobreviviente, conforme a todo lo que había hecho a Eglón. Así que a ella y a toda alma que había en ella las dio por entero a la destrucción.+ 38  Por fin Josué, y con él todo Israel, volvió a Debir+ y empezó a guerrear contra ella. 39  Y logró tomarla, y a su rey y a todos sus pueblos, y se pusieron a herirlos a filo de espada y a dar por entero a la destrucción toda alma que había en ella.+ No dejó que quedara un solo sobreviviente.+ Tal como había hecho a Hebrón, así hizo a Debir y a su rey, y tal como había hecho a Libná y a su rey.+ 40  Y Josué procedió a herir toda la tierra de la región montañosa+ y el Négueb+ y la Sefelá*+ y las laderas+ y a todos sus reyes. No dejó que quedara un solo sobreviviente, y todo lo que respiraba*+ lo dio por entero a la destrucción,+ tal como había mandado Jehová el Dios de Israel.+ 41  Y Josué fue hiriéndolos desde Qadés-barnea+ hasta Gaza+ y toda la tierra de Gosén+ y hasta Gabaón.+ 42  Y Josué tomó a todos estos reyes y su tierra de una sola vez,+ porque era Jehová el Dios de Israel quien estaba peleando por Israel.+ 43  Después de eso Josué, y con él todo Israel, regresó al campamento de Guilgal.+

Notas

“Le”, SyVg; MLXX: “les”.
Lit.: “las ciudades del reino”.
Aquí el pronombre sobrentendido es “ellos”. “Ellos”, TLagardianSy; M: “él”, en sentido colectivo, refiriéndose a “Israel”; gr.: Ký·ri·os, “Jehová”.
O: “manténte callado (silencioso)”.
O: “del [Que Es] Recto”.
Lit.: “árboles”. Gr.: xý·lon; lat.: stí·pi·tes, “postes; troncos de árboles”.
“Toda alma.” Heb.: kol-han·né·fesch; gr.: pan em·pné·on, “todo lo que respira”.
O: “tierra baja”.
Lit.: “todo aliento”. Gr.: pan em·pné·on zo·és, “todo respirador de vida”; Vg: “todo lo que podía respirar”.