Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Jeremías 5:1-31

5  Anden discurriendo por las calles de Jerusalén y vean, ahora, y sepan, y busquen ustedes mismos en sus plazas públicas si acaso pueden hallar un hombre,+ si acaso existe alguien que haga justicia,+ alguien que busque fidelidad,+ y yo la perdonaré.  Aunque dijeran ellos: “¡Tan ciertamente como que Jehová vive!”, con eso estarían jurando a lo que es pura falsedad.+  Oh Jehová, ¿no están esos ojos tuyos hacia la fidelidad?+ Los has golpeado,+ pero ellos no han enfermado.+ Los exterminaste.+ Rehusaron aceptar disciplina.+ Hicieron sus rostros más duros que un peñasco.+ Rehusaron volverse.+  Hasta yo mismo había dicho: “De seguro son de clase baja. Obraron tontamente, porque han pasado por alto el camino de Jehová, el juicio de su Dios.*+  Yo ciertamente procederé a ir a los grandes y hablaré con ellos;+ porque ellos mismos tienen que haberse fijado en el camino de Jehová, el juicio de su Dios.+ De seguro ellos mismos tienen que haber quebrado el yugo todos juntos; tienen que haber roto las ataduras”.+  Por eso un león del bosque los ha herido, un lobo mismo de las llanuras desérticas sigue despojándolos con violencia,+ un leopardo se mantiene despierto junto a sus ciudades.+ Todo el que sale de ellas queda despedazado. Porque sus transgresiones han llegado a ser muchas; sus actos de infidelidad han llegado a ser numerosos.+  ¿Cómo puedo perdonarte* por esta mismísima cosa? Tus propios hijos me han dejado, y siguen jurando+ por lo que no es Dios.*+ Y yo seguí satisfaciéndolos,+ pero ellos continuaron cometiendo adulterio,+ y a la casa de una prostituta van en tropas.  Caballos sobrecogidos de calor sexual, que tienen testículos [fuertes], han llegado a ser ellos. Cada uno le relincha a la esposa de su compañero.+  “¿No debo yo pedir cuentas a causa de estas mismísimas cosas? —es la expresión de Jehová+—. O en una nación que es así, ¿no debe vengarse mi alma?”+ 10  “Suban ustedes contra sus filas [de vides]* y arruinen,+ pero no hagan un verdadero exterminio.+ Quiten sus sarmientos que están creciendo con exuberancia, porque no pertenecen a Jehová.+ 11  Porque la casa de Israel y la casa de Judá positivamente han tratado traidoramente conmigo —es la expresión de Jehová+—. 12  Han negado a Jehová, y siguen diciendo: ‘Él no es.+ Y no vendrá sobre nosotros ninguna calamidad, y no veremos espada ni hambre’.+ 13  Y los profetas mismos llegan a ser un viento, y la palabra no está en ellos.+ Así es como se les hará a ellos.” 14  Por lo tanto, esto es lo que ha dicho Jehová, el Dios de los ejércitos: “Por la razón de que ustedes están diciendo esta cosa, mira que voy a hacer que mis palabras en tu boca sean un fuego,+ y este pueblo será pedazos de leña, y ciertamente los devorará”.+ 15  “¡Mira!, voy a traer sobre ustedes una nación de lejos,+ oh casa de Israel —es la expresión de Jehová—. Es una nación duradera.+ Es una nación de mucho tiempo atrás, una nación cuyo lenguaje* no conoces, y no puedes oír [con entendimiento] lo que hablan. 16  Su aljaba es como una sepultura abierta; todos ellos son hombres poderosos.+ 17  Ellos también ciertamente se comerán tu cosecha y tu pan.+ Los hombres se comerán a tus hijos y a tus hijas. Se comerán tus rebaños y tus vacadas. Se comerán tu vid y tu higuera.+ Destrozarán con la espada tus ciudades fortificadas en las que estás confiando.” 18  “Y aun en aquellos días —es la expresión de Jehová— no llevaré a cabo un exterminio de ustedes.+ 19  Y tiene que suceder que ustedes dirán: ‘¿Debido a qué razón nos ha hecho todas estas cosas Jehová nuestro Dios?’.+ Y tendrás que decirles: ‘Tal como ustedes me han dejado a mí y se han puesto a servir a un dios extranjero* en la tierra de ustedes, así servirán ustedes a extraños en una tierra que no es de ustedes’.”+ 20  Anuncien esto en la casa de Jacob, y publíquenlo en Judá, y digan: 21  “Oye esto, ahora, oh pueblo imprudente que carece de corazón:*+ Tienen ojos, pero no pueden ver;+ tienen oídos, pero no pueden oír.+ 22  ‘¿Ni siquiera a mí me temen ustedes+ —es la expresión de Jehová—, o no están con fuertes dolores siquiera a causa de mí,+ que he puesto la arena como límite para el mar, una disposición reglamentaria de duración indefinida que no puede traspasar? Aunque se agiten sus olas, no obstante no pueden prevalecer; y [aunque], en efecto, se pongan bulliciosas, no obstante no pueden traspasarlo.+ 23  Pero este pueblo mismo ha llegado a tener un corazón terco y rebelde; se han desviado y siguen andando en su proceder.+ 24  Pero no han dicho en su corazón: “Temamos, ahora, a Jehová nuestro Dios,+ Aquel que está dando el aguacero y la lluvia del otoño y la lluvia de la primavera en su estación,+ Aquel que guarda para nosotros hasta las semanas prescritas de la cosecha”.+ 25  Los propios errores de ustedes han apartado estas cosas, y sus propios pecados han retenido de ustedes lo que es bueno.+ 26  ”’Porque entre mi pueblo se ha hallado a hombres inicuos.+ Siguen atisbando, como cuando se agachan los pajareros.+ Han colocado una [trampa] ruinosa.* Es a hombres* a quienes atrapan. 27  Como una jaula está llena de criaturas voladoras, así sus casas están llenas de engaño.+ Por eso se han hecho grandes y ganan riquezas.+ 28  Se han puesto gordos;+ se han hecho brillantes. También han rebosado de cosas* malas. No han defendido ninguna causa judicial,+ ni la causa judicial del huérfano de padre,+ para lograr éxito;+ y no han tomado a su cargo el juicio de los pobres’”. 29  “¿No debo yo pedir cuentas a causa de estas mismas cosas? —es la expresión de Jehová—, o, en una nación que es así, ¿no debe vengarse mi alma?+ 30  Una situación pasmosa, hasta una cosa horrible, se ha hecho que exista* en el país:+ 31  Los profetas mismos realmente profetizan en falsedad;+ y en cuanto a los sacerdotes, van sojuzgando conforme a sus poderes.*+ Y mi propio pueblo así [lo] ha amado;+ ¿y qué harán ustedes al final de ello?”+

Notas

“Su Dios.” Heb.: ’Elo·heh·hém, pl.
El pronombre enclítico “te” es fem. sing.
O: “por lo que no son dioses”. Heb.: beló’ ’elo·hím.
“Sus muros de las terrazas”, por un leve cambio de puntos vocálicos.
Lit.: “lengua”.
O: “dioses extranjeros”. Lit.: “un dios [o: dioses] de un (país) extranjero”. Heb.: ’elo·héh ne·kjár. La forma pl. de “dios” quizás denote excelencia.
O: “buen motivo”. Heb.: lev.
“Una [trampa] ruinosa.” O: “arruinamiento”, es decir, en la forma de una trampa o lazo.
“Hombres.” Heb.: ’ana·schím.
O: “palabras; asuntos”.
Compárese con Dt 27:9, n.
Lit.: “manos”.