Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Jeremías 22:1-30

22  Esto es lo que ha dicho Jehová: “Baja a la casa del rey de Judá, y tienes que hablar allí esta palabra.  Y tienes que decir: ‘Oye la palabra de Jehová, oh rey de Judá que estás sentado en el trono de David,+ tú con tus siervos y tu pueblo, los que están entrando por estas puertas.+  Esto es lo que ha dicho Jehová: “Hagan derecho y justicia, y libren de la mano del defraudador a la víctima del robo; y no maltraten a ningún residente forastero,* huérfano de padre ni viuda.+ No [les] hagan violencia.+ Y no derramen sangre inocente en este lugar.+  Porque si ustedes sin falta ejecutan esta palabra, también ciertamente entrarán por las puertas de esta casa los reyes que se sienten por David sobre su trono,+ montados en carros y en caballos, él con sus siervos y su pueblo”’.+  ”‘Pero si ustedes no obedecen estas palabras, por mí mismo de veras juro+ —es la expresión de Jehová— que esta casa llegará a ser simplemente un lugar devastado.’+  ”Porque esto es lo que ha dicho Jehová respecto a la casa del rey de Judá: ‘Tú eres para mí como Galaad, la cabeza* del Líbano.+ Con toda seguridad haré de ti un desierto;+ en cuanto a las ciudades, ni una sola será habitada.+  Y ciertamente santificaré contra ti a los que traigan ruina,+ a cada uno* y sus armas;+ y tendrán que cortar los más selectos de tus cedros+ y hacer que caigan en el fuego.+  Y muchas naciones realmente pasarán junto a esta ciudad, y una dirá a la otra: “¿Por qué razón hizo Jehová así a esta gran ciudad?”.+  Y tendrán que decir: “Por razón de que dejaron el pacto de Jehová su Dios+ y procedieron a inclinarse a otros dioses,* y a servirles”’.+ 10  ”No lloren ustedes al muerto,+ y no se conduelan por él. Lloren profusamente por el que está yéndose, porque no volverá más, y realmente no verá la tierra de sus parientes. 11  Porque esto es lo que ha dicho Jehová acerca de Salum*+ hijo de Josías, el rey de Judá que está reinando en lugar de Josías su padre,+ que ha salido de este lugar: ‘No volverá más allí. 12  Porque en el lugar adonde lo han llevado en destierro morirá, y ya no verá esta tierra’.+ 13  ”¡Ay de aquel que edifica su casa,+ pero no con justicia, y sus cámaras superiores, pero no con derecho, por el uso de su semejante que le sirve de balde, y cuyo salario él no le da!;+ 14  el que dice: ‘Voy a edificarme una casa espaciosa y cámaras superiores holgadas;+ y mis ventanas tendrán que ser ensanchadas para ella, y el enmaderar será con cedro,+ y embadurnado con bermellón’.+ 15  ¿Continuarás reinando porque estás compitiendo por el uso del cedro? En cuanto a tu padre, ¿no comió y bebió y ejecutó derecho y justicia?+ En aquel caso le fue bien.+ 16  Él defendió la reclamación legal del afligido y del pobre.+ En aquel caso aquello marchó bien. ‘¿No era ese un caso de conocerme? —es la expresión de Jehová—. 17  Con toda seguridad tus ojos y tu corazón están puestos solamente sobre tu ganancia injusta,+ y sobre la sangre del inocente para derramar[la],+ y sobre el defraudar y sobre la extorsión a fin de ocuparte en [estos].’ 18  ”Por lo tanto, esto es lo que ha dicho Jehová respecto a Jehoiaquim+ hijo de Josías, el rey de Judá: ‘No lo plañirán: “¡Ay, hermano mío! Y ¡ay, hermana [mía]!”. No lo plañirán: “¡Ay, oh amo! Y ¡ay, su dignidad!”.+ 19  Con el entierro de un asno será enterrado,+ con un llevar arrastrando y un echar afuera, más allá de las puertas de Jerusalén’.+ 20  ”Sube al Líbano+ y clama, y en Basán+ da salida a tu* voz. Y clama desde Abarim,*+ porque todos los que te amaban intensamente han sido quebrados.+ 21  Yo te hablé cuando te hallabas libre de cuidado.+ Dijiste: ‘No obedeceré’.+ Este ha sido tu proceder desde tu juventud, pues no obedeciste mi voz.+ 22  Un viento pastoreará a todos tus propios pastores;+ y en cuanto a los que te aman intensamente, se irán al cautiverio mismo.+ Porque en aquel tiempo te avergonzarás y ciertamente te sentirás humillada a causa de toda tu calamidad.+ 23  Oh tú, que estás morando en el Líbano,+ anidada en los cedros,+ ¡cómo suspirarás, de veras, cuando llegues a estar con dolores,+ los dolores de parto como los de una mujer que está dando a luz!”.+ 24  “‘¡Tan ciertamente como que vivo yo —es la expresión de Jehová—, aun si Conías*+ hijo de Jehoiaquim,+ el rey de Judá, fuera el anillo de sellar+ sobre mi diestra, de allí te arrancaría!+ 25  Y ciertamente te* daré en la mano de los que están buscando tu alma,+ y en la mano de los que te tienen asustado, y en la mano de Nabucodorosor el rey de Babilonia, y en la mano de los caldeos.+ 26  Y ciertamente los arrojaré a ti y a tu madre+ que te dio a luz a otra tierra en la cual ustedes no nacieron, y allí es donde morirán.+ 27  Y a la tierra a la cual ellos estarán alzando su alma* para volver, a ella no volverán.+ 28  ¿Es este hombre* Conías+ una mera forma despreciada, hecha añicos,+ o una vasija que no ocasiona deleite?+ ¿Por qué tienen que ser arrojados hacia abajo él mismo y su prole, y echados a la tierra que no han conocido?’+ 29  ”Oh tierra, tierra, tierra, oye la palabra de Jehová.+ 30  Esto es lo que ha dicho Jehová: ‘Inscriban a este hombre como sin hijos,+ como un hombre físicamente capacitado que no tendrá ningún éxito en sus días; porque de su prole ni uno solo tendrá éxito,+ de modo que se siente sobre el trono de David+ y gobierne ya en Judá’.”

Notas

O: “residente temporal”.
O: “cumbre; cima”.
“Cada uno.” Heb.: ’isch.
Véase 19:4, n.
“Salum”, MTLXXSyVg; LXXL: “Joacaz”.
“Tu”, fem. sing., refiriéndose a la ciudad.
O: “desde la tierra fronteriza”. Heb.: me·‛Ava·rím.
“Conías”, M(heb.: Kon·yá·hu)T; LXXSyVg: “Jeconías”; en 2Re 24:6-15: “Joaquín”. El nieto de Josías.
“Te”, masc. sing.
“Su alma (deseo del alma).” Heb.: naf·schám; gr.: psy·kjáis au·tón; lat.: á·ni·mam sú·am.
“Este hombre.” Heb.: ha·’ísch haz·zéh.