Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Jeremías 11:1-23

11  La palabra que le ocurrió a Jeremías* de parte de Jehová, diciendo:  “¡Oigan ustedes las palabras de este pacto! ”Y tienes que hablarlas+ a los hombres* de Judá y a los habitantes de Jerusalén,  y tienes que decirles: ‘Esto es lo que ha dicho Jehová el Dios de Israel: “Maldito es el hombre* que no escuche las palabras de este pacto,+  que yo les ordené a sus antepasados en el día que los saqué de la tierra de Egipto,+ del horno de hierro,+ diciendo: ‘Obedezcan mi voz, y tienen que hacer las cosas conforme a todo lo que les mando;+ y ustedes ciertamente llegarán a ser mi pueblo y yo mismo llegaré a ser su Dios,*+  con el propósito de poner por obra el juramento que juré a sus antepasados,+ de darles la tierra que mana leche y miel,+ como sucede este día’”’”. Y procedí a responder y decir: “Amén,* oh Jehová”.  Y Jehová pasó a decirme: “Proclama todas estas palabras en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén,+ y di: ‘Oigan las palabras de este pacto, y tienen que ponerlas por obra.+  Porque yo solemnemente amonesté a sus antepasados en el día que los hice subir de la tierra de Egipto+ y hasta el día de hoy, madrugando y amonestando, diciendo: “Obedezcan mi voz”.+  Pero ellos no escucharon ni inclinaron su oído,+ sino que siguieron andando cada uno en la terquedad de su corazón malo;+ de modo que traje sobre ellos todas las palabras de este pacto que [les] mandé poner por obra, pero que no pusieron por obra’”.  Además, me dijo Jehová: “Se ha hallado conspiración entre los hombres de Judá y entre los habitantes de Jerusalén.+ 10  Han regresado a los errores de sus antepasados,+ los primeros, que rehusaron obedecer* mis palabras, pero que han andado ellos mismos tras otros dioses* a fin de servirles.+ La casa de Israel y la casa de Judá han quebrantado mi pacto que yo celebré con sus antepasados.+ 11  Por lo tanto, esto es lo que ha dicho Jehová: ‘Mira, voy a traer sobre ellos una calamidad+ de la cual no podrán salirse;+ y ciertamente clamarán a mí por socorro, pero no les escucharé.+ 12  Y las ciudades de Judá y los habitantes de Jerusalén tendrán que ir y clamar por socorro a los dioses* a los cuales están haciendo humo de sacrificio,+ pero los cuales de seguro no les traerán salvación en el tiempo de su calamidad.+ 13  Porque tus dioses han llegado a ser tantos como el número de tus ciudades, oh Judá;+ y son tantos como el número de las calles de Jerusalén los altares que ustedes han puesto para la cosa vergonzosa,+ altares para hacer humo de sacrificio a Baal’.+ 14  ”Y en cuanto a ti, no ores a favor de este pueblo, y no alces a favor de ellos un clamor rogativo ni una oración,+ porque no estaré escuchando cuando clamen a mí respecto a su calamidad.*+ 15  ”¿Qué negocio tiene mi amada en mi casa,+ para que muchos de ellos hagan esta cosa,+ el proyecto [perverso]?+ ¿Y con carne santa harán que pase de sobre ti,+ cuando [venga] tu calamidad? ¿En ese tiempo te alborozarás?+ 16  ‘Olivo frondoso, bello de fruto [y] de forma’, es lo que te ha llamado Jehová por nombre.+ Con sonido del gran rugido, él ha encendido un fuego contra ella, y le han quebrado sus ramas.+ 17  ”Y Jehová de los ejércitos mismo, tu* Plantador,+ ha hablado contra ti una calamidad a causa de la maldad de la casa de Israel+ y de la casa de Judá que ellas han cometido por su propia cuenta para ofenderme al hacer humo de sacrificio a Baal”.+ 18  Y Jehová mismo me ha informado para que yo sepa. En aquel tiempo me hiciste ver sus tratos.+ 19  Y yo era como un cordero, uno íntimo, que se lleva a degollar,+ y no sabía que era contra mí contra quien ideaban proyectos:+ “Arruinemos el árbol con su alimento, cortémoslo de la tierra de los vivientes,+ para que su mismísimo nombre ya no sea recordado”. 20  Pero Jehová de los ejércitos está juzgando con justicia;+ está examinando los riñones* y el corazón.+ Oh, vea yo tu venganza en ellos, porque es a ti a quien he revelado mi litigio.+ 21  Por lo tanto, esto es lo que ha dicho Jehová contra los hombres de Anatot+ que andan buscando tu alma,* y dicen: “No debes profetizar en el nombre de Jehová,+ para que no mueras a mano de nosotros”; 22  por lo tanto, esto es lo que ha dicho Jehová de los ejércitos: “Mira, voy a dirigir mi atención a ellos. Los jóvenes mismos morirán a espada.+ Sus mismos hijos e hijas morirán del hambre.+ 23  Y no llegará a haber para ellos siquiera un resto, porque traeré calamidad sobre los hombres de Anatot,+ el año en que se les dé atención”.+

Notas

Véase 1:1, n: “Jeremías”.
“Hombres de.” Heb.: ’isch, sing., pero usado en sentido colectivo.
“El hombre.” Heb.: ha·’ísch.
Lit.: “para Dios”. Heb.: lE’·lo·hím, pl.
O: “Así sea”. Heb.: ’a·mén.
O léase: “oír”.
“Dioses.” Heb.: ’elo·hím.
“Los dioses.” Heb.: ha·’elo·hím.
“Respecto a su calamidad”, M; TLXXSyVg y 34 mss heb.: “en el tiempo de su calamidad”.
“Tu”, fem. sing.
O: “las emociones más profundas”. Heb.: kela·yóhth.
“Buscando tu alma”, MSyVg; LXX: “buscando mi alma”; T: “buscando darte muerte”.