Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Jeremías 1:1-19

1  Las palabras de Jeremías*+ hijo de Hilquías,* uno de los sacerdotes que estaban en Anatot,+ en la tierra de Benjamín;+  a quien le ocurrió la palabra de Jehová en los días de Josías+ hijo de Amón,+ el rey de Judá, en el año decimotercero de reinar él.+  Y esta siguió ocurriendo en los días de Jehoiaquim+ hijo de Josías, el rey de Judá, hasta la terminación del año undécimo de Sedequías*+ hijo de Josías, el rey de Judá, hasta que Jerusalén se fue al destierro en el mes quinto.+  Y empezó a ocurrirme la palabra de Jehová, diciendo:  “Antes de estar formándote en el vientre,+ te conocí;+ y antes que procedieras a salir de la matriz, te santifiqué.+ Profeta a las naciones te hice”.  Pero yo dije: “¡Ay, oh Señor Soberano Jehová! Mira que realmente no sé hablar,+ pues solo soy un muchacho”.*+  Y Jehová pasó a decirme: “No digas: ‘Solo soy un muchacho’. Antes bien, a todos aquellos a quienes te envíe, debes ir; y todo lo que yo te mande, debes hablar.+  No tengas miedo a causa de sus rostros,+ porque: ‘Yo estoy contigo para librarte’,+ es la expresión de Jehová”.  En esto, Jehová alargó la mano e hizo que esta me tocara la boca.+ Entonces me dijo Jehová: “Mira que he puesto mis palabras en tu boca.+ 10  Ve, te he comisionado este día para estar sobre las naciones y sobre los reinos,+ para desarraigar y para demoler y para destruir y para derruir,+ para edificar y para plantar”.+ 11  Y siguió ocurriéndome la palabra de Jehová, y dijo: “¿Qué estás viendo, Jeremías?”. De modo que dije: “Un retoño* de almendro* es lo que estoy viendo”. 12  Y Jehová pasó a decirme: “Has visto bien, porque me mantengo despierto* respecto a mi palabra para ponerla por obra”.+ 13  Y procedió a ocurrirme la palabra de Jehová por segunda vez, diciendo: “¿Qué estás viendo?”. De modo que dije: “Una olla con boca ancha a la que se sopla* es lo que estoy viendo, y su boca* está alejada del norte”. 14  Ante esto, Jehová me dijo: “Desde el norte se soltará la calamidad contra todos los habitantes de la tierra.+ 15  Porque ‘¡mira!, voy a mandar a llamar a todas las familias de los reinos del norte —es la expresión de Jehová+—; y ciertamente vendrán y colocarán cada cual su trono a la entrada de las puertas de Jerusalén,+ y contra todos sus muros en derredor y contra todas las ciudades de Judá.+ 16  Y ciertamente hablaré con ellos mis juicios por toda su maldad,+ puesto que me han dejado+ y siguen haciendo humo de sacrificio a otros dioses*+ e inclinándose ante las obras de sus propias manos’.+ 17  ”Y en cuanto a ti, debes ceñirte las caderas,+ y tienes que levantarte y hablarles todo lo que yo mismo te mande. No te sobrecojas de terror alguno a causa de ellos,+ para que yo no te infunda terror delante de ellos. 18  Pero en cuanto a mí, aquí he hecho de ti hoy una ciudad fortificada y una columna de hierro y muros de cobre+ contra todo el país,+ para con los reyes de Judá, para con sus príncipes, para con sus sacerdotes y para con la gente de la tierra.*+ 19  Y de seguro pelearán contra ti, pero no prevalecerán contra ti,+ porque: ‘Yo estoy contigo+ —es la expresión de Jehová— para librarte’”.+

Notas

Que significa: “Jehová Afloja [la matriz]”; o: “Jehová Ensalza”. Heb.: Yir·meyá·hu.
Que significa: “Mi Porción Es Jehová”. Heb.: Jil·qi·yá·hu.
“De Sedequías.” Heb.: leTsidh·qi·yá·hu, que significa: “Jehová Es Justicia”.
O: “joven”. Heb.: ná·‛ar.
O: “cayado; bastón; vara”. Compárese con 1Sa 17:40, 43.
“Almendro.” Heb.: scha·qédh, “el que despierta”; uno de los primeros árboles que florece en la primavera.
“Me mantengo despierto.” Heb.: scho·qédh, en correspondencia con scha·qédh en el v. 11.
“A la que se sopla”, con respecto al fuego por debajo. O: “a la que se enciende”, dando a entender un horno.
Por una corrección; M: “rostro”. Compárese con Zac 5:8.
“A [...] dioses.” Heb.: le’·lo·hím.
“Y para con la gente de la tierra.” Heb.: u·le‛ám ha·’á·rets. Más tarde esta frase se usó despectivamente. Compárese con Jn 7:47-49.