Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Isaías 6:1-13

6  En el año que murió el rey Uzías,+ yo, sin embargo, conseguí ver a Jehová,*+ sentado en un trono+ excelso y elevado, y sus faldas llenaban el templo.*+  Había serafines de pie por encima de él.*+ Cada uno tenía seis alas. Con dos se cubría el rostro,+ y con dos se cubría los pies, y con dos volaba de acá para allá.  Y este clamó a aquel y dijo: “Santo, santo, santo es Jehová de los ejércitos.+ La plenitud de toda la tierra es su gloria”.  Y los quicios+ de los umbrales empezaron a retemblar a la voz del que clamó, y la casa misma gradualmente se llenó de humo.*+  Y procedí a decir: “¡Ay de mí! ¡Pues puedo darme como reducido a silencio, porque hombre inmundo de labios soy,+ y en medio de un pueblo inmundo de labios moro;+ pues mis ojos han visto al mismo Rey, Jehová de los ejércitos!”.+  Ante eso, uno de los serafines voló a donde mí, y en su mano había una brasa+ relumbrante que él había tomado con tenazas del altar.+  Y él procedió a tocarme la boca+ y a decir: “¡Mira! Esto ha tocado tus labios, y tu error se ha ido y tu pecado mismo queda expiado”.+  Y empecé a oír la voz de Jehová* que decía: “¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros?”.+ Y yo procedí a decir: “¡Aquí estoy yo! Envíame a mí”.+  Y él pasó a decir: “Ve, y tienes que decir a este pueblo: ‘Oigan vez tras vez, pero no entiendan; y vean vez tras vez, pero no consigan conocimiento’.+ 10  Haz el corazón de este pueblo indispuesto a recibir,*+ y haz sus mismísimos oídos indispuestos a responder,*+ y pégales los mismísimos ojos, para que no vean con los ojos y no oigan con los oídos, y para que su propio corazón no entienda, y para que realmente no se vuelvan y consigan curación para sí”.+ 11  Ante esto, dije: “¿Hasta cuándo, oh Jehová?”.*+ Entonces él dijo: “Hasta que las ciudades realmente caigan estrepitosamente en ruinas, para estar sin habitante, y las casas estén sin hombre terrestre, y el suelo mismo sea arruinado hasta ser una desolación;+ 12  y Jehová realmente aleje a los hombres terrestres, y la condición desértica de veras llegue a ser muy extensa en medio de la tierra.*+ 13  Y todavía habrá en ella un décimo,+ y de nuevo tiene que llegar a ser algo para quemazón, como un árbol grande y como un árbol macizo en los cuales,* cuando hay tala [de ellos],+ hay tocón;+ una descendencia* santa será el tocón de él”.*+

Notas

Uno de los 134 cambios de YHWH a ’Adho·nái que hicieron los escribas. Véase Ap. 1B.
O: “el palacio”. Heb.: ha·heh·kjál, como en 2Re 20:18; lat.: tém·plum. Véase Mt 23:16, n.
“Ello”, Vg; probablemente el “trono”.
“Y la casa empezó a llenarse de humo”, James Washington Watts (1979). Véase Ap. 3C.
Véase v. 1, n: “Jehová”.
Lit.: “pueblo grueso”.
Lit.: “pesados”.
Véase v. 1, n: “Jehová”.
O: “el país”.
“Los cuales”, M; SyVg y unos 100 mss heb.: “el cual”.
O: “prole; simiente”.
O: “será del tocón de él”, si se omitió una letra en M.