Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Isaías 51:1-23

51  ”Escúchenme, ustedes los que están siguiendo tras la justicia,+ ustedes los que están procurando hallar a Jehová.+ Miren a la roca+ de la cual fueron labrados, y al hueco del hoyo del cual fueron excavados.  Miren a Abrahán+ su padre+ y a Sara+ que gradualmente los dio a luz con dolores de parto. Porque él era uno solo cuando lo llamé,+ y procedí a bendecirlo y a hacer que fuera muchos.+  Porque Jehová ciertamente consolará a Sión.+ De seguro consolará todos sus lugares devastados,+ y hará que su desierto sea como Edén,+ y su llanura desértica como el jardín* de Jehová.+ Alborozo y regocijo mismos se hallarán en ella, acción de gracias y la voz de melodía.+  ”Préstenme atención, oh pueblo mío; y grupo nacional mío,+ a mí presten oído. Porque de mí saldrá una ley misma,*+ y haré que mi decisión judicial repose hasta como una luz para los pueblos.*+  Mi justicia está cerca.+ Mi salvación+ ciertamente saldrá, y mis propios brazos juzgarán hasta a los pueblos.+ En mí esperarán las islas mismas,+ y aguardarán mi brazo.+  ”Levanten los ojos a los cielos mismos,+ y miren a la tierra abajo. Porque los mismísimos cielos tienen que dispersarse en fragmentos justamente como humo,+ y cual prenda de vestir la tierra misma se gastará,+ y sus habitantes mismos morirán como un sencillo jején. Pero en cuanto a mi salvación, resultará ser aun hasta tiempo indefinido,+ y mi propia justicia no será destrozada.+  ”Escúchenme, ustedes, los que conocen la justicia, el pueblo en cuyo corazón está mi ley.+ No tengan miedo al oprobio de los hombres mortales,* y no se sobrecojan de terror simplemente a causa de sus palabras injuriosas.+  Porque la polilla* se los comerá precisamente como si fueran una prenda de vestir, y la polilla de la ropa* se los comerá tal como si fueran lana.+ Pero en cuanto a mi justicia, resultará ser aun hasta tiempo indefinido, y mi salvación hasta generaciones incontables.”*+  ¡Despierta, despierta, vístete de fuerza,+ oh brazo de Jehová!+ Despierta como en los días de mucho tiempo atrás, como durante las generaciones de tiempos del pasado remoto.+ ¿No eres tú* el que hizo pedazos a Rahab,*+ el que traspasó al monstruo marino?*+ 10  ¿No eres tú el que secó el mar, las aguas de la vasta profundidad?*+ ¿El que hizo de las profundidades del mar un camino para que pasaran los recomprados?+ 11  Entonces los mismos redimidos de Jehová regresarán y tendrán que venir a Sión con un clamor gozoso,+ y regocijo hasta tiempo indefinido estará sobre la cabeza de ellos.+ Alborozo y regocijo alcanzarán.+ El desconsuelo y el suspiro ciertamente huirán.+ 12  “Yo... yo mismo soy Aquel que está consolándolos.+ ”¿Quién eres tú* para que tengas miedo a un hombre mortal que ha de morir,+ y a un hijo de la humanidad* que quedará como simple hierba verde?+ 13  ¿Y para que te olvidaras de Jehová tu* Hacedor,+ Aquel que extendió los cielos+ y colocó el fundamento de la tierra,+ de modo que estuviste en pavor constantemente durante todo el día a causa de la furia del que [te] cercaba,+ como si él estuviera listo para arruinar[te]?+ ¿Y dónde está la furia del que [te] cercaba?+ 14  ”El que anda agachado en cadenas ciertamente será soltado velozmente,+ para que no vaya en muerte al hoyo+ y para que no [le] falte su pan.+ 15  ”Pero yo, Jehová, soy tu Dios,* Aquel que agita el mar para que sus olas estén bulliciosas.+ Jehová de los ejércitos es su nombre.+ 16  Y pondré mis palabras en tu boca,+ y con la sombra de mi mano ciertamente te cubriré,+ a fin de plantar los cielos+ y colocar el fundamento de la tierra+ y decir a Sión: ‘Tú eres mi pueblo’.+ 17  ”Despiértate, despiértate, levántate, oh Jerusalén,+ tú que has bebido de la mano de Jehová su copa de furia.+ El cáliz, la copa que causa vértigo, has bebido, la has escurrido.+ 18  No hubo ninguno de todos los hijos+ que ella dio a luz que la condujera, y no hubo ninguno de todos los hijos que ella crió que la tomara de la mano.+ 19  Aquellas dos cosas te sobrevenían.+ ¿Quién se condolerá de ti?+ ¡Despojo violento y quebranto, y hambre y espada!+ ¿Quién te* consolará?+ 20  Tus propios hijos se han desmayado.+ Han yacido en la cabecera de todas las calles como las ovejas silvestres en la red,+ como los que están llenos de la furia de Jehová,+ la reprensión de tu Dios.”+ 21  Por lo tanto, escucha esto, por favor, oh mujer+ afligida y borracha, pero no con vino.+ 22  Esto es lo que ha dicho tu Señor,* Jehová, hasta tu Dios, que contiende+ por su pueblo: “¡Mira! Ciertamente quitaré de tu mano la copa que causa vértigo.+ El cáliz, mi copa de furia... ya no volverás a beber de ella.+ 23  Y ciertamente la pondré en la mano de los que te irritan,+ que han dicho a tu alma: ‘Inclínate para que pasemos’, de manera que hacías que tu espalda fuera justamente como la tierra, y como la calle para los que pasaban”.+

Notas

“Paraíso”, LXXSy.
O: “instrucción misma”.
“Y mi decisión judicial como una luz para pueblos en un instante”, por una leve corrección.
“Hombres mortales.” Heb.: ’enóhsch.
“La polilla.” Heb.: ‛asch.
“La polilla de la ropa.” Heb.: sas.
Lit.: “hasta generación de generaciones”.
“Tú”, fem., refiriéndose a “brazo”, fem. en heb.
O: “el Acometedor”. Vg: “el altivo (orgulloso)”.
“El dragón”, Vg.
“La [...] profundidad.” Heb.: tehóhm; LXXVg: “el abismo”. Compárese con Gé 1:2, n: “Acuosa”.
“Tú”, fem. sing., refiriéndose a “Sión”.
O: “del hombre terrestre”. Heb.: ’a·dhám.
“Tu”, masc. sing.
“Tu [masc. sing.] Dios [pl.].” Heb.: ’Elo·héi·kja.
“¿Quién te [...]?”, 1QIsaLXXSyVg; M: “Quien... yo te”; T: “Nadie sino yo te”.
“Tu [fem. sing.] Señor.” Heb.: ’Adho·ná·yikj, pl. de ’A·dhóhn, para denotar grandeza o majestad.