Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Isaías 49:1-26

49  Escúchenme, oh islas,*+ y presten atención, lejanos grupos nacionales.+ Jehová mismo me ha llamado+ hasta desde el vientre.+ Desde las entrañas de mi madre ha hecho mención de mi nombre.+  Y procedió a hacer mi boca como una espada aguda.+ En la sombra+ de su mano me ha escondido.+ Y gradualmente hizo de mí una flecha pulida.* Me ocultó en su propia aljaba.  Y pasó a decirme: “Tú eres mi siervo, oh Israel,+ tú aquel en quien mostraré mi hermosura”.+  Pero en cuanto a mí, dije: “Para nada he trabajado con afán.+ Para irrealidad y vanidad he agotado mi propio poder.+ Verdaderamente mi juicio está con Jehová,+ y mi salario con mi Dios”.*+  Y ahora Jehová, Aquel que me formó desde el vientre como siervo que le pertenece,+ ha dicho que [yo] le traiga de vuelta a Jacob,+ a fin de que Israel mismo sea reunido a él.*+ Y yo seré glorificado a los ojos de Jehová, y mi propio Dios se habrá hecho mi fuerza.  Y él procedió a decir: “Ha sido más que asunto trivial el que hayas llegado a ser mi siervo para levantar las tribus de Jacob y para traer de vuelta aun a los salvaguardados de Israel;+ yo también te he dado por luz a las naciones,+ para que mi salvación llegue* hasta la extremidad* de la tierra”.+  Esto es lo que Jehová, el Recomprador de Israel,+ su Santo, ha dicho al que es despreciado de alma,*+ al que es detestado por la nación,*+ al siervo de gobernantes:+ “Reyes mismos verán y ciertamente se levantarán,+ [y] príncipes, y se inclinarán, a causa de Jehová, quien es fiel,+ el Santo de Israel, quien te escoge”.+  Esto es lo que ha dicho Jehová: “En un tiempo de buena voluntad* te he respondido,+ y en día de salvación te he ayudado;+ y seguí salvaguardándote para darte como pacto para el pueblo,*+ para rehabilitar la tierra,+ para efectuar el recobro de las posesiones hereditarias desoladas,+  para decir a los prisioneros:*+ ‘¡Salgan!’,+ a los que están en la oscuridad:+ ‘¡Revélense!’.+ Al lado de los caminos pacerán, y en todas las sendas trilladas* se realizará el apacentamiento de ellos.+ 10  No padecerán hambre,+ ni padecerán sed,+ ni los herirá calor abrasador ni sol.+ Porque Aquel que tiene piedad* de ellos los guiará,+ y junto a los manantiales de agua los conducirá.+ 11  Y ciertamente convertiré todas mis montañas en camino, y mis calzadas mismas estarán en una elevación.+ 12  ¡Mira! Estos vendrán aun de lejos,+ y, ¡mira!, estos del norte+ y del oeste,*+ y estos del país de Sinim”.* 13  Den un grito gozoso, cielos,+ y regocíjate, tierra.+ Alégrense las montañas con un clamor gozoso.+ Porque Jehová ha consolado a su pueblo,+ y muestra piedad* a sus propios afligidos.+ 14  Pero Sión siguió diciendo: “Jehová me ha dejado,+ y Jehová* mismo se ha olvidado de mí”.+ 15  ¿Puede una esposa olvidarse de su niño de pecho, de modo que no tenga piedad al hijo de su vientre?+ Hasta estas mujeres pueden olvidar;+ no obstante, yo mismo no me olvidaré de ti.*+ 16  ¡Mira! Sobre las palmas [de mis manos]* te he grabado.+ Tus muros están enfrente de mí constantemente.+ 17  Tus hijos se han apresurado. Los mismísimos que te demolieron y te devastaron saldrán hasta de ti. 18  Levanta los ojos todo en derredor y ve. Todos ellos han sido juntados.+ Han venido a ti. “Tan ciertamente como que vivo yo —es la expresión de Jehová+— de todos ellos te vestirás justamente como con adornos, y te ceñirás con ellos como una novia.+ 19  Aunque haya tus lugares devastados y tus lugares desolados y la tierra de tus ruinas,+ aunque ahora te halles en demasiada estrechez para estar morando —y los que te tragaron han estado lejos+—, 20  no obstante, en tus propios oídos los hijos de tu condición de estar privada de hijos+ dirán: ‘El lugar se ha hecho demasiado estrecho para mí.+ De veras hazme lugar para que pueda morar’.+ 21  Y de seguro dirás en tu corazón: ‘¿Quién ha llegado a ser padre de estos para mí, puesto que soy una mujer privada de hijos y estéril, llevada al destierro y tomada prisionera?*+ En cuanto a estos, ¿quién [los] ha criado?+ ¡Mira! Yo misma había quedado sola.+ Estos... ¿dónde han estado?’.”+ 22  Esto es lo que ha dicho el Señor Soberano Jehová: “¡Mira! Levantaré mi mano hasta a las naciones,+ y a los pueblos alzaré mi señal enhiesta.*+ Y traerán a tus hijos en el seno, y sobre el hombro llevarán a tus propias hijas.+ 23  Y reyes tienen que llegar a ser cuidadores para ti;+ y sus princesas,* nodrizas para ti. Con rostros* a tierra se inclinarán ante ti,+ y el polvo de tus pies lamerán;+ y tendrás que saber que yo soy Jehová, de quien no quedarán avergonzados los que esperan en mí”.+ 24  ¿Pueden los que ya han sido tomados* ser tomados de un hombre poderoso mismo,+ o puede el cuerpo de cautivos del tirano* efectuar su escape?+ 25  Pero esto es lo que ha dicho Jehová: “Hasta el cuerpo de cautivos del poderoso será quitado,+ y los que ya han sido tomados por el tirano mismo efectuarán su escape.+ Y contra cualquiera que contienda contra ti yo mismo contenderé,+ y a tus propios hijos yo mismo salvaré.+ 26  Y ciertamente haré que los que te maltratan coman su propia carne; y como con el vino dulce se emborracharán con su propia sangre. Y toda carne tendrá que saber que yo, Jehová,+ soy tu Salvador+ y tu Recomprador,+ el Poderoso de Jacob”.+

Notas

O: “tierras costaneras”.
O: “puntiaguda”.
“Mi Dios.” Heb.: ’Elo·hái, pl.
“Que Israel mismo sea reunido a él”, 1QIsaMmargenAq; M: “y a Israel, que no estaba siendo reunido”.
O: “para que llegues a ser mi salvación”, de acuerdo con LXXVg.
Véanse Jer 25:31, 33, nn.
O: “de toda alma; completamente”. Heb.: né·fesch; gr.: psy·kjén; lat.: á·ni·mam.
O: “para que el alma lo desprecie, para que la nación lo deteste”, es decir, a aquel a quien el alma desprecia, a aquel a quien la nación detesta.
O: “En un tiempo aceptable”.
Sy añade: “y como una luz para los pueblos”.
O: “atados”.
O: “todas las colinas peladas”.
O: “misericordia”.
Lit.: “mar”, es decir, el mar Mediterráneo, al oeste de Judá.
“Sinim”, M: sir.: Sen·yam; TVg: “al sur”; LXX: “los persas”.
O: “misericordia”.
Uno de los 134 cambios de YHWH a ’Adho·nái que hicieron los escribas. Véase Ap. 1B.
“Ti”, fem., refiriéndose a “Sión”.
“Las palmas”, M; Sy: “las palmas de mis manos”; LXXVg: “mis manos”.
“Tomada prisionera”, por una leve corrección; M: “apartada (puesta a un lado)”.
“Mi señal enhiesta.” Heb.: nis·sí (de nes).
O: “damas nobles”.
Lit.: “narices”.
O: “las cosas [personas] tomadas”.
“Cuerpo de cautivos del tirano”, por una corrección; M: “justo cuerpo de cautivos”.