Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Isaías 17:1-14

17  La declaración formal contra Damasco:+ “¡Miren! Damasco quitada de ser ciudad, y ha llegado a ser un montón, una ruina pútrida.+  Las ciudades de Aroer+ que han sido dejadas atrás llegan a ser simples lugares para hatos, donde realmente se echan, sin nadie que [los] haga temblar.+  Y se ha hecho cesar de Efraín+ la ciudad fortificada; y de Damasco,+ el reino; y los que queden de Siria llegarán a ser justamente como la gloria de los hijos de Israel”, es la expresión de Jehová de los ejércitos.+  “Y en aquel día tiene que ocurrir que la gloria de Jacob quedará rebajada,+ y hasta la gordura de su carne será enflaquecida.+  Y tiene que suceder que cuando el segador* esté recogiendo el grano en pie y su propio brazo siegue las espigas,+ hasta tiene que llegar a ser como uno que rebusca espigas en la llanura baja de Refaím.+  Y tiene que quedar en él una rebusca como cuando hay vareo del olivo: dos [o] tres aceitunas maduras en la parte superior de la rama; cuatro [o] cinco en sus ramas mayores fructíferas”, es la expresión de Jehová el Dios de Israel.+  En aquel día el hombre terrestre* dirigirá la vista a su Hacedor, y sus propios ojos mirarán con fijeza al mismísimo Santo de Israel.+  Y no dirigirá la vista a los altares,+ la obra de sus manos;+ y a lo que sus dedos han hecho no mirará con fijeza, ni a los postes sagrados* ni a los estantes de incienso.+  En aquel día sus ciudades que son fortalezas llegarán a ser como un lugar dejado por completo en el bosque, hasta la rama que han dejado por completo a causa de los hijos de Israel; y tiene que llegar a ser un yermo desolado.+ 10  Porque tú* has olvidado+ al Dios de tu salvación;+ y de la Roca+ de tu plaza fuerte no te has acordado. Por eso siembras plantaciones agradables, y con el vástago de un extraño* las plantas. 11  De día podrás cercar cuidadosamente la plantación tuya, y por la mañana podrás hacer que la semilla tuya brote, [pero] la cosecha ciertamente huirá en el día de la enfermedad* y del dolor incurable.+ 12  ¡Un ¡ah!, para la conmoción de muchos pueblos, que están bulliciosos como con el bullicio de los mares! ¡Y para el ruido de grupos nacionales, que hacen un estruendo justamente como el ruido de poderosas aguas!+ 13  Los grupos nacionales+ mismos harán un estruendo justamente como el ruido de muchas aguas. Y Él ciertamente lo reprenderá,+ y este tendrá que huir lejos y ser perseguido como el tamo de las montañas delante de un viento y como un remolino de cardos delante de un viento+ de tempestad. 14  Al tiempo del atardecer, pues, ¡miren!, hay terror repentino. Antes de la mañana... ya no es.+ Esta es la parte que corresponde a los que nos despojan, y la suerte que pertenece a los que nos saquean.+

Notas

“Segador”, por una leve corrección; M: “siega; cosecha”.
O: “la humanidad”. Heb.: ha·’a·dhám.
O: “los aserás”.
“Tú”, fem., refiriéndose a la ciudad de la adoración de Dios.
O: “un [dios] extraño”.
“Enfermedad”, por una leve corrección; M: “posesión”.