Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Isaías 10:1-34

10  ¡Ay de los que están decretando disposiciones reglamentarias dañinas+ y de los que, escribiendo constantemente, han puesto por escrito puro penoso afán,  para rechazar de una causa judicial a los de condición humilde, y para arrebatar de los afligidos de mi pueblo la justicia,+ para que las viudas lleguen a ser su despojo, y para que puedan saquear aun a los huérfanos de padre!+  ¿Y qué harán ustedes ante el día de dárseles atención+ y ante la ruina, cuando venga de lejos?+ ¿Hacia quién huirán por auxilio,+ y dónde dejarán su gloria,+  a no ser que uno tenga que inclinarse bajo los prisioneros y que la gente siga cayendo debajo de los que han sido muertos?+ En vista de todo esto, la cólera de él no se ha vuelto atrás, sino que su mano todavía está extendida.+  “¡Ajá, el asirio,+ la vara para mi cólera,+ y el palo que está en la mano de ellos para mi denunciación!  Contra una nación apóstata+ lo enviaré, y contra el pueblo de mi furor le daré una orden,+ para que tome mucho despojo y para que tome mucho en saqueo* y para que haga de él* un lugar de holladura como el barro de las calles.+  Aunque él no sea así, se sentirá inclinado; aunque su corazón no sea así, él tramará, porque el aniquilar está en su corazón,+ y el cortar no pocas naciones.+  Porque él dirá: ‘¿No son mis príncipes al mismo tiempo reyes?+  ¿No es Calnó+ justamente como Carquemis?+ ¿No es Hamat+ justamente como Arpad?+ ¿No es Samaria+ justamente como Damasco?+ 10  Cuando quiera que mi mano haya alcanzado los reinos del dios que nada vale, cuyas imágenes esculpidas son más que las [que están] en Jerusalén y en Samaria,+ 11  ¿no será que tal como habré hecho a Samaria y a sus dioses que nada valen,+ aun así haré a Jerusalén y a sus ídolos?’.+ 12  ”Y tiene que suceder que cuando Jehová* termine toda su obra en el monte Sión y en Jerusalén, me encargaré de la rendición de cuentas por el fruto de la insolencia del corazón del rey de Asiria y por el engreimiento de su altanería de ojos.+ 13  Porque él ha dicho: ‘Con el poder de mi mano ciertamente actuaré,+ y con mi sabiduría, porque sí tengo entendimiento; y quitaré los límites de los pueblos,+ y ciertamente saquearé sus cosas almacenadas,+ y rebajaré a sus habitantes justamente como un poderoso.+ 14  Y como si [fuera en] un nido, mi mano+ alcanzará los recursos+ de los pueblos; y justamente como cuando uno recoge huevos que han sido dejados, yo mismo ciertamente recogeré aun toda la tierra, y ciertamente no habrá quien menee [las] alas ni abra [la] boca ni chirríe’.” 15  ¿Se dará realce a sí misma el hacha sobre el que corta con ella, o se engrandecerá la sierra sobre el que la mueve de acá para allá, como si el bastón moviera de acá para allá a los* que lo levantan en alto, como si la vara levantara en alto al que no es madera?+ 16  Por lo tanto, el Señor [verdadero],* Jehová de los ejércitos, seguirá enviando sobre los gordos de él una enfermedad de extenuación,+ y debajo de la gloria de él seguirá ardiendo un ardor como el ardor de un fuego.+ 17  Y la Luz de Israel+ tiene que llegar a ser un fuego,+ y su Santo una llama;+ y tiene que saltar en llamaradas y comer las malas hierbas y las zarzas+ de él en un solo día. 18  Y Él hará que se acabe la gloria de su bosque y de su huerto,+ aun desde el alma hasta la carne misma, y tiene que llegar a ser como el consumirse de uno que está enfermo.*+ 19  Y los restantes* árboles de su bosque... llegarán a ser de tal número que un simple muchacho podrá apuntarlos.+ 20  Y en aquel día ciertamente sucederá que los que queden de Israel,+ y los de la casa de Jacob que hayan escapado,* nunca volverán a apoyarse en el que los golpeó,+ y ciertamente se apoyarán en Jehová, el Santo de Israel,+ con apego a la verdad.*+ 21  Un simple resto* volverá,* el resto de Jacob, al Dios Poderoso.*+ 22  Pues aunque tu pueblo, oh Israel, resultara ser como los granos de arena del mar,+ un simple resto* entre él volverá.+ Un exterminio+ ya decidido vendrá inundando en justicia,+ 23  porque un exterminio+ y una decisión estricta estará ejecutando el Señor Soberano, Jehová de los ejércitos, en medio de todo el país.*+ 24  Por lo tanto, esto es lo que ha dicho el Señor Soberano,+ Jehová de los ejércitos: “No tengas miedo, oh pueblo mío que moras en Sión,+ a causa del asirio, que con la vara [te] golpeaba,+ y que alzaba contra ti su propio bastón de la manera como lo hizo Egipto.+ 25  Porque todavía un rato muy corto... y la denunciación+ se habrá acabado, y mi cólera, al desgastarse ellos.+ 26  Y Jehová de los ejércitos ciertamente blandirá contra él un látigo+ como en la derrota de Madián junto a la roca Oreb;+ y su bastón estará sobre el mar,+ y ciertamente lo alzará de la manera como lo hizo con Egipto.+ 27  ”Y en aquel día tiene que suceder que su carga se apartará de sobre tu hombro,+ y su yugo de sobre tu cuello,+ y el yugo ciertamente será destrozado+ a causa del aceite”.* 28  Ha venido sobre Ayat;+ ha pasado adelante por Migrón; en Micmash+ deposita sus objetos. 29  Han pasado el vado,* Gueba+ es lugar donde pasar la noche, Ramá+ ha temblado, Guibeah+ de Saúl misma ha huido. 30  Dé tu voz gritos agudos, oh hija de Galim.+ Presta atención, oh Laisa. ¡Oh afligida, Anatot!+ 31  Madmená se ha dado a la fuga. Los habitantes mismos de Guebim se han puesto a cubierto. 32  En Nob+ todavía es de día para que se haga alto. Él agita la mano* [amenazante] hacia la montaña de la hija de Sión, la colina de Jerusalén.+ 33  ¡Miren! El Señor [verdadero],* Jehová de los ejércitos, desgaja ramas mayores con un terrible estallido;+ y las de alta estatura son cortadas, y las elevadas mismas quedan rebajadas.+ 34  Y él ha derribado los matorrales del bosque con un instrumento de hierro, y por un poderoso el Líbano mismo caerá.+

Notas

Lit.: “para que despoje un despojo y saquee un saqueo”.
“Él”, masc., refiriéndose a la “nación” o “pueblo”.
Uno de los 134 cambios de YHWH a ’Adho·nái que hicieron los escribas. Véase Ap. 1B.
O: “el Magnífico”, pl. en heb., posiblemente para denotar la grandeza de una persona.
“El Señor [verdadero].” Heb.: ha·’A·dhóhn; lat.: Do·mi·ná·tor. Véase Ap. 1H.
O: “que está vacilante”.
O: “el resto de los”. Compárese con 7:3, n.
O: “la parte escapada de la casa de Jacob”.
“Con apego a la verdad (con verdad).” Heb.: be·’eméth.
O: “Los que queden”, como en el v. 20.
“Un simple resto volverá.” Heb.: sche’ár ya·schúv, la misma expresión heb. que forma el nombre “Sear-jasub” en 7:3; véase la n allí.
“El Dios Poderoso.” Heb.: ’El Guib·bóhr. Véase 9:6, n: “Poderoso”.
O: “los que queden”, como en el v. 20.
O: “toda la tierra”.
Posiblemente aceite como el que se usó para las antorchas de los 300 hombres de Gedeón; o aceite con el cual se ungía a los reyes de Israel.
O: “cruce; paso”.
O: “sacude el puño”.
Véase Ap. 1H.