Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Génesis 8:1-22

8  Después de eso Dios se acordó+ de Noé y de toda bestia salvaje y de todo animal doméstico que estaba con él en el arca,+ y Dios hizo pasar un viento* sobre la tierra, y las aguas empezaron a bajar.+  Y se cerraron los manantiales de la profundidad acuosa*+ y las compuertas*+ de los cielos, y así se contuvo la fuerte precipitación del cielo.  Y las aguas empezaron a retirarse de sobre la tierra, retirándose progresivamente;* y al cabo de ciento cincuenta días faltaban las aguas.+  Y en el séptimo mes,* en el día diecisiete del mes, el arca+ llegó a descansar sobre las montañas de Ararat.+  Y las aguas siguieron menguando progresivamente* hasta el mes décimo.* En el mes décimo, en el primer día del mes, aparecieron las cimas de las montañas.+  Así sucedió que al cabo de cuarenta días Noé procedió a abrir la ventana+ del arca que había hecho.  A continuación envió un cuervo,+ y este continuó volando al aire libre,* yendo y volviendo, hasta que las aguas se secaron de sobre la tierra.  Más tarde él envió de consigo una paloma+ para ver si las aguas habían decrecido de sobre la superficie del suelo.  Y la paloma no halló lugar de descanso para la planta de su pie, de modo que volvió a él dentro del arca porque las aguas todavía estaban sobre la superficie de toda la tierra.+ Por lo cual él alargó la mano y la tomó y la trajo a sí dentro del arca. 10  Y siguió esperando aún otros siete días, y volvió a enviar la paloma fuera del arca. 11  Más tarde la paloma volvió a él como a la hora del atardecer y, ¡mire!, tenía en el pico una hoja de olivo+ recién arrancada, y así Noé se enteró de que las aguas habían decrecido de sobre la tierra.+ 12  Y siguió esperando aún otros siete días. Entonces envió a la paloma, pero esta ya no volvió más a él.+ 13  Ahora bien, en el año seiscientos uno,+ en el primer mes,* en el primer día del mes, aconteció que se habían secado las aguas de sobre la tierra; y Noé procedió a quitar la cubierta del arca y a mirar, y resultó que la superficie del suelo se había desecado.+ 14  Y en el segundo mes, en el día veintisiete del mes, la tierra quedó completamente seca.+ 15  Ahora Dios habló a Noé, y dijo: 16  “Sal del arca, tú y tu esposa y tus hijos y las esposas de tus hijos contigo.+ 17  Toda criatura viviente que está contigo de toda clase de carne,+ entre las criaturas voladoras+ y entre las bestias+ y entre todos los animales movientes que se mueven sobre la tierra,+ sácala contigo, puesto que tienen que enjambrar en la tierra y ser fructíferos y llegar a ser muchos sobre la tierra”.+ 18  Con eso salió Noé, y con él también sus hijos+ y su esposa y las esposas de sus hijos. 19  Toda criatura viviente, todo animal moviente y toda criatura voladora, todo lo que se mueve sobre la tierra, según sus familias salieron del arca.+ 20  Y Noé empezó a edificar un altar+ a Jehová y a tomar algunas de todas las bestias limpias+ y de todas las criaturas voladoras limpias+ y a ofrecer ofrendas quemadas sobre el altar.+ 21  Y Jehová empezó a oler un olor conducente a descanso,*+ de modo que dijo Jehová en su corazón:+ “Nunca más invocaré el mal sobre el suelo+ a causa del hombre, porque la inclinación+ del corazón del hombre es mala desde su juventud;+ y nunca más asestaré un golpe a toda cosa viviente tal como he hecho.+ 22  Durante todos los días que continúe la tierra,* nunca cesarán siembra y cosecha, y frío y calor, y verano e invierno, y día y noche”.+

Notas

Heb.: rú·aj; antes se ha traducido “fuerza activa; parte airosa; espíritu”.
O: “del dosel de agua”. Véase 7:11, n: “Acuosa”.
O: “ventanas”.
“Retirándose progresivamente.” Lit.: “yéndose y retirándose”.
“Séptimo mes.” Este correspondía al mes Abib (o: Nisán), el primer mes del calendario sagrado judío después del Éxodo. Abib correspondía a la segunda mitad de marzo y la primera mitad de abril. Véase Ap. 8B.
Lit.: “yéndose y menguando”.
“Mes décimo.” Este correspondía al mes Tamuz, el cuarto mes del calendario sagrado judío después del Éxodo. Tamuz correspondía a la segunda mitad de junio y la primera mitad de julio. Véase Ap. 8B.
Lit.: “continuó saliendo”.
“Primer mes.” Este correspondía al mes Etanim (o: Tisri), el séptimo mes del calendario sagrado judío después del Éxodo. Etanim correspondía a la segunda mitad de septiembre y la primera mitad de octubre. Véase Ap. 8B.
“Conducente a descanso.” O: “sosegador; tranquilizador”.
Lit.: “todos los días de la tierra”.