Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Génesis 5:1-32

5  Este es el libro de la historia* de Adán. En el día que Dios creó a Adán, lo hizo a la semejanza de Dios.+  Macho y hembra los creó.+ Después los bendijo, y por nombre los llamó Hombre*+ en el día que fueron creados.+  Y Adán siguió viviendo ciento treinta años. Entonces llegó a ser padre de un hijo a su semejanza, a su imagen, y lo llamó por nombre Set.+  Y los días de Adán después de engendrar a Set llegaron a ser ochocientos años. Entretanto, llegó a ser padre de hijos e hijas.+  De modo que todos los días de Adán que él vivió ascendieron a* novecientos treinta años, y murió.+  Y Set siguió viviendo ciento cinco años. Entonces llegó a ser padre de Enós.+  Y después de engendrar a Enós, Set continuó viviendo ochocientos siete años. Entretanto, llegó a ser padre de hijos e hijas.  De modo que todos los días de Set ascendieron a novecientos doce años, y murió.  Y Enós siguió viviendo noventa años. Entonces llegó a ser padre de Quenán.+ 10  Y después de engendrar a Quenán, Enós continuó viviendo ochocientos quince años. Entretanto, llegó a ser padre de hijos e hijas. 11  De modo que todos los días de Enós ascendieron a novecientos cinco años, y murió. 12  Y Quenán siguió viviendo setenta años. Entonces llegó a ser padre de Mahalalel.+ 13  Y después de engendrar a Mahalalel, Quenán continuó viviendo ochocientos cuarenta años. Entretanto, llegó a ser padre de hijos e hijas. 14  De modo que todos los días de Quenán ascendieron a novecientos diez años, y murió. 15  Y Mahalalel siguió viviendo sesenta y cinco años. Entonces llegó a ser padre de Jared.+ 16  Y después de engendrar a Jared, Mahalalel continuó viviendo ochocientos treinta años. Entretanto, llegó a ser padre de hijos e hijas. 17  De modo que todos los días de Mahalalel ascendieron a ochocientos noventa y cinco años, y murió. 18  Y Jared siguió viviendo ciento sesenta y dos años. Entonces llegó a ser padre de Enoc.*+ 19  Y después de engendrar a Enoc, Jared continuó viviendo ochocientos años. Entretanto, llegó a ser padre de hijos e hijas. 20  De modo que todos los días de Jared ascendieron a novecientos sesenta y dos años, y murió. 21  Y Enoc siguió viviendo sesenta y cinco años. Entonces llegó a ser padre de Matusalén.+ 22  Y después de engendrar a Matusalén, Enoc siguió andando con* el Dios [verdadero]* trescientos años. Entretanto, llegó a ser padre de hijos e hijas. 23  De modo que todos los días de Enoc ascendieron a trescientos sesenta y cinco años. 24  Y Enoc siguió andando+ con el Dios [verdadero].+ Entonces no fue más, porque Dios* lo tomó.*+ 25  Y Matusalén siguió viviendo ciento ochenta y siete años. Entonces llegó a ser padre de Lamec.+ 26  Y después de engendrar a Lamec, Matusalén continuó viviendo setecientos ochenta y dos años. Entretanto, llegó a ser padre de hijos e hijas. 27  De modo que todos los días de Matusalén ascendieron a novecientos sesenta y nueve años, y murió. 28  Y Lamec siguió viviendo ciento ochenta y dos años. Entonces llegó a ser padre de un hijo. 29  Y procedió a llamarlo por nombre Noé,*+ diciendo: “Este nos traerá consuelo [aliviándonos] de nuestro trabajo y del dolor de nuestras manos que resulta del suelo que Jehová ha maldecido”.+ 30  Y después de engendrar a Noé, Lamec continuó viviendo quinientos noventa y cinco años. Entretanto, llegó a ser padre de hijos e hijas. 31  De modo que todos los días de Lamec ascendieron a setecientos setenta y siete años, y murió. 32  Y Noé llegó a tener quinientos años de edad. Después Noé llegó a ser padre de Sem,+ Cam+ y Jafet.+

Notas

O: “los orígenes históricos”. Véanse 2:4 y Mt 1:1, nn: “Historia”.
O: “Adán”; o: “humanidad”. Heb.: ’a·dhám.
O: “llegaron a ser”.
Que significa: “Dedicado; Iniciado”. Heb.: Janóhkj.
“Enoc era del buen agrado de”, LXX. Compárese con Heb 11:5.
“El Dios [verdadero].” Heb.: ha·’Elo·hím, el primer caso en que ’Elo·hím, “Dios”, viene precedido del artículo definido ha, por lo que se ha vertido “el Dios [verdadero]”. GK, sec. 126 e, dice: “הָאֱלֹהִים o הָאֵל ὁ θεός, el único Dios verdadero”. Véase Ap. 1F.
“Dios.” Heb.: ’Elo·hím, sin el artículo definido.
“Porque Dios lo transfirió”, LXX. Compárese con Heb 11:5.
Que significa: “Descanso; Consolación”.