Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Génesis 48:1-22

48  Y después de estas cosas aconteció que le fue dicho a José: “Mira, tu padre está debilitándose”. Por lo cual él tomó consigo a sus dos hijos, Manasés y Efraín.+  Entonces le fue informado a Jacob y dicho: “Mira que tu hijo José ha venido a ti”. De modo que Israel hizo un gran esfuerzo y se incorporó en su lecho.  Y Jacob se puso a decir a José: “Dios Todopoderoso* se me apareció en Luz,+ en la tierra de Canaán, para bendecirme.+  Y pasó a decirme: ‘Mira que estoy haciéndote fructífero,+ y ciertamente haré que seas muchos y de veras te transformaré en congregación de pueblos+ y ciertamente daré esta tierra a tu descendencia después de ti para posesión hasta tiempo indefinido’.+  Y ahora tus dos hijos, que te nacieron en la tierra de Egipto antes que yo viniera acá a ti en Egipto, son míos.+ Efraín y Manasés llegarán a ser míos como Rubén y Simeón.+  Pero tu descendencia de la cual llegarás* a ser padre después de ellos llegará a ser tuya. Junto con el nombre de sus hermanos serán llamados en su herencia.+  Y en cuanto a mí, cuando yo venía de Padán,+ Raquel murió+ al lado mío en la tierra de Canaán, en el camino, mientras todavía quedaba un buen trecho de tierra antes de llegar a Efrat,+ de modo que la enterré allí en el camino a Efrat, es decir, Belén”.+  Entonces Israel vio a los hijos de José y dijo: “¿Quiénes son estos?”.+  De modo que José dijo a su padre: “Son mis hijos que Dios me ha dado en este lugar”.+ A lo cual dijo él: “Tráemelos, por favor, para que los bendiga”.+ 10  Ahora bien, los ojos de Israel estaban ofuscados debido a la vejez.+ No podía ver. Por consiguiente, él se los acercó, y entonces él los besó y los abrazó.+ 11  E Israel pasó a decir a José: “No tenía idea de que vería tu rostro,+ pero mira que Dios me ha dejado ver también a tu prole”. 12  Después José los hizo salir de entre las rodillas de aquel, y se inclinó, rostro a tierra.+ 13  José ahora tomó a los dos, a Efraín con su mano derecha a la izquierda+ de Israel, y a Manasés con su mano izquierda a la derecha+ de Israel, y se los acercó a él. 14  Sin embargo, Israel extendió su mano derecha y la puso sobre la cabeza de Efraín,+ aunque era el menor,+ y su mano izquierda sobre la cabeza de Manasés.+ De propósito puso sus manos así,* pues Manasés era el primogénito.+ 15  Y procedió a bendecir a José y decir:+ “El Dios [verdadero] delante de quien anduvieron+ mis padres Abrahán e Isaac, el Dios [verdadero] que ha estado pastoreándome durante toda mi existencia hasta el día de hoy,+ 16  el ángel que ha estado recobrándome* de toda calamidad,+ bendiga a los muchachos.+ Y sea llamado sobre ellos mi nombre y el nombre de mis padres, Abrahán e Isaac,+ y aumenten hasta una multitud en medio de la tierra”.+ 17  Al ver José que su padre mantenía su mano derecha puesta sobre la cabeza de Efraín, le fue desagradable,+ y trató de asir la mano de su padre para apartarla de la cabeza de Efraín a la cabeza de Manasés.+ 18  Por lo tanto José dijo a su padre: “Así no, padre mío, porque este es el primogénito.+ Pon tu mano derecha sobre su cabeza”. 19  Pero su padre siguió rehusando y dijo: “Lo sé, hijo mío, lo sé. Él también llegará a ser pueblo y él también llegará a ser grande.+ Pero, de todos modos, su hermano menor llegará a ser más grande que él,+ y su prole llegará a ser el pleno equivalente* de naciones”.+ 20  Y continuó bendiciéndolos en aquel día,+ diciendo: “Por medio de ti* pronuncie Israel bendición repetidas veces, diciendo: ‘Constitúyate Dios como a Efraín y como a Manasés’”.+ Así siguió él poniendo a Efraín antes de Manasés.+ 21  Después de eso Israel dijo a José: “Mira, estoy para morir,+ pero Dios ciertamente continuará con ustedes y los volverá a la tierra de sus antepasados.+ 22  En cuanto a mí, de veras te doy yo una porción saliente [de tierra] más que a tus hermanos,+ la cual tomé de la mano de los amorreos mediante mi espada y mediante mi arco”.

Notas

Véase 43:14, n.
O: “has llegado”.
O: “puso sus manos cruzadas”, en armonía con LXXVg.
O: “redimiéndome; rescatándome”.
O: “la plena cantidad”. Lit.: “la plenitud”.
“Ti”, MSamSyVg; TPLXX: “ustedes”.