Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Génesis 23:1-20

23  Y la vida de Sara llegó a ciento veintisiete años. Estos fueron los años de la vida de Sara.+  De modo que murió Sara en Quiryat-arbá,+ es decir, Hebrón,+ en la tierra de Canaán,+ y Abrahán entró a plañir a Sara y a llorarla.  Entonces se levantó Abrahán de delante de su muerto y procedió a hablar a los hijos de Het,*+ diciendo:  “Residente forastero y poblador soy yo entre ustedes.+ Denme la posesión de una sepultura entre ustedes para que entierre a mi muerto fuera del alcance de mi vista”.+  Ante esto, los hijos de Het contestaron a Abrahán, y le dijeron:  “Escúchanos, señor mío.*+ Un principal de Dios* eres tú en medio de nosotros.+ En la más selecta* de nuestras sepulturas entierra a tu muerto.+ Ninguno de nosotros retendrá de ti su sepultura para impedir el entierro de tu muerto”.+  Por lo tanto Abrahán se levantó y se inclinó ante los naturales,*+ ante los hijos de Het,+  y habló con ellos, y dijo: “Si sus almas convienen* en enterrar a mi muerto fuera del alcance de mi vista, escúchenme e insten por mí a Efrón el hijo de Zóhar,+  para que me dé la cueva de Macpelá,*+ que es suya, la cual está a la extremidad de su campo. Por la plena cantidad de plata, que me la dé en medio de ustedes para la posesión de una sepultura”.+ 10  El caso era que Efrón estaba sentado en medio de los hijos de Het. Así que Efrón el hitita+ contestó a Abrahán, a oídos de los hijos de Het junto con todos los que entraban por la puerta de su ciudad, y dijo:+ 11  “¡No, señor mío! Escúchame. El campo sí te lo doy, y la cueva que está en él a ti te la doy, sí. Ante los ojos de los hijos de mi pueblo de veras te la doy.+ Entierra a tu muerto”. 12  En esto se inclinó Abrahán ante los naturales 13  y habló a Efrón, oyéndolo los naturales, y dijo: “Solamente si tú... ¡no, escúchame! Ciertamente te daré la cantidad de plata por el campo. Tómala de mí,+ para que yo entierre allí a mi muerto”. 14  Entonces contestó Efrón a Abrahán, diciéndole: 15  “Señor mío, escúchame. Una porción de terreno que vale cuatrocientos siclos de plata,* ¿qué es eso entre yo y tú? De modo que entierra a tu muerto”.+ 16  Por consiguiente, escuchó Abrahán a Efrón, y Abrahán le pesó a Efrón la cantidad de plata de que había hablado a oídos de los hijos de Het, cuatrocientos siclos de plata, corriente entre mercaderes.+ 17  Así el campo de Efrón que estaba en Macpelá, que está enfrente de Mamré, el campo y la cueva que estaba en él, y todos los árboles que estaban en el campo,+ que estaban dentro de todos sus límites en derredor, quedaron confirmados+ 18  a Abrahán como propiedad suya comprada ante los ojos de los hijos de Het, entre todos los que entraban por la puerta de su ciudad.+ 19  Y después de aquello Abrahán enterró a Sara su esposa en la cueva del campo de Macpelá, enfrente de Mamré, es decir, Hebrón, en la tierra de Canaán.+ 20  Así el campo y la cueva que estaba en él quedaron confirmados a Abrahán para posesión de sepultura, de mano de los hijos de Het.+

Notas

“Los hijos de Het.” Heb.: beneh-Jéth. O: “los hititas”.
O: “mi señor”. Heb.: ’adho·ní, la palabra ’a·dhóhn, “señor; amo”, con el sufijo pronominal i, “mi”.
O: “Un principal poderoso”.
“Más selecta.” Lit.: “selecta”.
Lit.: “ante la gente de la tierra”. Heb.: le‛am-ha·’á·rets.
Lit.: “con su alma”, en sentido colectivo. Heb.: ’eth-naf·schekjém; gr.: psy·kjéi.
Lit.: “la Duplicación”, posiblemente proviene de la entrada doble o de los dos nichos o receptáculos. Heb.: ham·Makj·pe·láh.
Para calcular el valor, véase Ap. 8A.