Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Génesis 21:1-34

21  Y Jehová dirigió su atención a Sara tal como había dicho, y ahora Jehová hizo para con Sara tal como había hablado.+  Y Sara quedó encinta+ y entonces le dio a luz un hijo a Abrahán, en la vejez de él, al tiempo señalado del cual le había hablado Dios.+  Por lo tanto Abrahán llamó por nombre Isaac+ a su hijo que le había nacido, que Sara le había dado a luz.  Y Abrahán procedió a circuncidar a Isaac su hijo cuando este tenía ocho días de edad, tal como le había mandado Dios.+  Y Abrahán tenía cien años de edad cuando le nació Isaac su hijo.  Entonces dijo Sara: “Dios me ha preparado risa: todo el que oiga de ello se reirá de mí”.+  Y añadió: “¿Quién hubiera expresado [esto] a Abrahán: ‘Sara ciertamente amamantará hijos’, cuando el caso es que he dado a luz un hijo cuando él es viejo?”.  Ahora bien, el niño siguió creciendo y llegó a ser destetado;+ y entonces Abrahán preparó un gran banquete el día en que Isaac fue destetado.  Y Sara observaba de continuo que el hijo de Agar la egipcia,+ que esta le había dado a luz a Abrahán, se burlaba.+ 10  De modo que empezó a decir a Abrahán: “¡Expulsa a esta esclava y a su hijo, porque el hijo de esta esclava no va a ser heredero con mi hijo, con Isaac!”.+ 11  Pero muy desagradable le resultó [aquella] cosa a Abrahán, en lo que tocaba a su hijo.+ 12  Entonces Dios dijo a Abrahán: “No te sea desagradable nada de lo que Sara siga diciéndote acerca del muchacho y acerca de tu esclava. Escucha su voz, porque es por medio de Isaac por quien lo que será llamado descendencia tuya será.+ 13  Y en cuanto al hijo de la esclava,+ también a él lo constituiré en nación, porque es prole tuya”.+ 14  De modo que Abrahán se levantó muy de mañana y tomó pan y un odre de agua y se lo dio a Agar,+ poniéndolo sobre el hombro de ella, y al niño,+ y entonces la despidió. Y ella se puso en marcha y anduvo errante por el desierto de Beer-seba.*+ 15  Por fin se agotó el agua+ del odre, y ella arrojó+ al niño bajo uno de los arbustos. 16  Entonces siguió adelante y se sentó sola, como a la distancia de un tiro de arco, porque decía: “Que no vea yo cuando muera el niño”.+ De modo que se sentó a lo lejos y se puso a alzar la voz y a llorar.*+ 17  En esto Dios oyó la voz del muchacho,+ y el ángel de Dios llamó a Agar desde los cielos y le dijo:+ “¿Qué te pasa, Agar? No tengas miedo, porque Dios ha escuchado la voz del muchacho allí donde está. 18  Levántate, alza al muchacho y áselo con tu mano, porque lo constituiré en nación grande”.+ 19  Entonces Dios le abrió los ojos de modo que ella alcanzara a ver un pozo de agua;+ y ella fue y se puso a llenar de agua el odre y a dar de beber al muchacho. 20  Y Dios continuó estando con el muchacho,+ y él siguió creciendo y morando en el desierto; y se hizo arquero.*+ 21  Y se puso a morar en el desierto de Parán,+ y su madre procedió a tomarle esposa de la tierra de Egipto. 22  Ahora bien, por aquel tiempo aconteció que Abimélec, junto con Ficol, el jefe de su ejército, dijo a Abrahán: “Dios* está contigo en todo lo que estás haciendo.+ 23  De modo que ahora júrame aquí por Dios+ que no me resultarás falso a mí, ni a mi prole, ni a mi posteridad;+ que, conforme al amor leal con que yo he tratado contigo,+ tú tratarás conmigo y con la tierra en la cual has estado residiendo como forastero”.+ 24  De modo que Abrahán dijo: “Juraré”.+ 25  Cuando Abrahán criticó severamente a Abimélec respecto al pozo de agua del que se habían apoderado con violencia los siervos de Abimélec,+ 26  entonces dijo Abimélec: “No sé quién hizo esta cosa, ni tú mismo me lo informaste, y yo mismo tampoco lo he oído hasta hoy”.+ 27  Ante aquello, Abrahán tomó ovejas y ganado vacuno y los dio a Abimélec,+ y ambos procedieron a celebrar* un pacto.+ 28  Cuando Abrahán puso aparte siete corderas del rebaño, 29  Abimélec pasó a decir a Abrahán: “¿Pues qué significan estas siete corderas que has puesto aparte?”. 30  Entonces él dijo: “Has de aceptar de mi mano las siete corderas, para que ello me sirva de testimonio+ de que yo he cavado este pozo”. 31  Por eso llamó a aquel lugar Beer-seba,+ porque allí ambos habían prestado juramento. 32  Así que celebraron un pacto+ en Beer-seba, después de lo cual Abimélec se levantó junto con Ficol, el jefe de su ejército, y se volvieron a la tierra de los filisteos.+ 33  Después de aquello él plantó un tamarisco en Beer-seba e invocó allí el nombre de Jehová+ el Dios de duración indefinida.*+ 34  Y Abrahán extendió su residencia como forastero en la tierra de los filisteos muchos días.+

Notas

Que significa: “Pozo del Juramento [o: de Siete]”. Heb.: Be’ér schá·va‛.
“Y, alzando la voz, el niño lloró”, LXX.
Lit.: “se hizo arquero, flechero”.
Heb.: ’Elo·hím, pl. para denotar excelencia y sin el artículo definido.
O: “cortar”.
O: “Dios hasta tiempo indefinido”. Heb.: ’El ‛oh·lám, “Dios de eternidad”.