Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Génesis 18:1-33

18  Después Jehová se le apareció+ entre los árboles grandes de Mamré,+ mientras él estaba sentado a la entrada de su tienda como al calor del día.+  Cuando él alzó los ojos,+ entonces miró y allí estaban tres hombres de pie a alguna distancia de él. Cuando alcanzó a verlos, echó a correr a su encuentro desde la entrada de la tienda y procedió a inclinarse a tierra.+  Entonces dijo: “Ah, Jehová,* si he hallado favor a tus ojos, sírvete no pasar de largo a tu siervo.+  Que se traiga un poco de agua, por favor, y se les tiene que lavar los pies.+ Entonces recuéstense debajo del árbol.+  Y permítaseme traer un pedazo de pan, y refresquen sus corazones.+ Después de eso pueden pasar adelante, porque por eso han pasado por este camino a donde su siervo”. A lo cual dijeron: “Está bien. Puedes hacer tal como has hablado”.  De modo que Abrahán fue apresurándose a la tienda a donde Sara y dijo: “¡Apresúrate! Toma tres medidas de sea* de flor de harina, amásala y haz tortas redondas”.+  Luego Abrahán corrió a la vacada y procedió a tomar un toro joven, tierno y bueno, y a darlo al servidor, y este fue apresurándose a aderezarlo.+  Tomó entonces mantequilla y leche y el toro joven que había aderezado y lo puso delante de ellos.+ Entonces él mismo se quedó de pie al lado de ellos debajo del árbol mientras ellos comían.+  Ahora ellos le* dijeron: “¿Dónde está Sara tu esposa?”.+ A lo cual él dijo: “¡Aquí en la tienda!”.+ 10  De modo que continuó él: “De seguro volveré a ti el año próximo por este tiempo,* y, ¡mira!, Sara tu esposa tendrá un hijo”.+ Ahora bien, Sara estaba escuchando a la entrada de la tienda, y esta estaba detrás del hombre. 11  Y Abrahán y Sara eran viejos, avanzados en años.+ A Sara le había cesado la menstruación.*+ 12  Por eso Sara empezó a reírse dentro de sí,+ diciendo: “Después que estoy gastada, ¿verdaderamente tendré placer, siendo, además, viejo mi señor?”.*+ 13  Entonces Jehová dijo a Abrahán: “¿Por qué se rió Sara, y dijo: ‘¿Es que de veras y ciertamente daré a luz, aunque he envejecido?’?+ 14  ¿Hay cosa alguna demasiado extraordinaria para Jehová?+ Al tiempo señalado volveré a ti, el año próximo por este tiempo, y Sara tendrá un hijo”. 15  Pero Sara empezó a negarlo, diciendo: “¡No me reí!”. Pues tenía miedo. A lo cual dijo él: “¡No!, pero sí te reíste”.+ 16  Más tarde los hombres se levantaron de allí y miraron abajo hacia Sodoma,+ y Abrahán iba andando con ellos para acompañarlos.+ 17  Y Jehová* dijo: “¿Estoy yo manteniendo encubierto de Abrahán lo que voy a hacer?+ 18  Pues Abrahán de seguro llegará a ser una nación grande y poderosa, y todas las naciones de la tierra tendrán que bendecirse por medio de él.+ 19  Porque he llegado a conocerlo a fin de que dé mandato a sus hijos y a su casa después de él de modo que verdaderamente guarden el camino de Jehová para hacer justicia y juicio;+ a fin de que Jehová ciertamente haga venir sobre Abrahán lo que ha hablado acerca de él”.+ 20  Por consiguiente, Jehová dijo: “El clamor de queja acerca de Sodoma y Gomorra+ es ciertamente fuerte, y su pecado es ciertamente muy grave.+ 21  Estoy completamente resuelto a bajar para ver si obran del todo conforme al clamor que acerca de ello ha llegado a mí, y, si no, podré llegar a saberlo”.+ 22  Entonces los hombres se volvieron de allí y procedieron a irse a Sodoma; pero en cuanto a Jehová,+ él todavía estaba de pie delante de Abrahán.*+ 23  Entonces Abrahán se aproximó y empezó a decir: “¿Verdaderamente barrerás al justo con el inicuo?+ 24  Supongamos que haya cincuenta hombres justos en medio de la ciudad. ¿Los barrerás, pues, y no perdonarás el lugar por causa de los cincuenta justos que estén en él?+ 25  ¡Es inconcebible de ti el que vayas a obrar de esta manera para dar muerte al justo con el inicuo, de modo que tenga que ocurrirle al justo lo mismo que le ocurre al inicuo!+ Es inconcebible de ti.+ ¿El Juez de toda la tierra no va a hacer lo que es recto?”.+ 26  Entonces dijo Jehová: “Si hallo en Sodoma cincuenta hombres justos en medio de la ciudad, ciertamente perdonaré a todo el lugar por causa de ellos”.+ 27  Pero Abrahán pasó a contestar y decir: “Por favor, mira que he tomado a mi cargo hablar a Jehová,* cuando soy polvo y ceniza.+ 28  Supongamos que de los cincuenta justos faltaran cinco. ¿Arruinarás por los cinco a toda la ciudad?”. A lo cual él dijo: “No la arruinaré si hallo allí cuarenta y cinco”.+ 29  Pero volvió a hablarle de nuevo, y dijo: “Supongamos que se hallen allí cuarenta”. A su vez, él dijo: “No lo haré por causa de los cuarenta”. 30  Pero continuó: “Que Jehová,* por favor, no se enardezca de cólera,+ sino que se me permita seguir hablando:+ Supongamos que se hallen allí treinta”. A su vez, él dijo: “No lo haré si hallo allí treinta”. 31  Pero continuó: “Por favor, mira que he tomado a mi cargo hablar a Jehová:*+ Supongamos que se hallen allí veinte”. A su vez, él dijo: “No la arruinaré por causa de los veinte”.+ 32  Por fin dijo: “Que Jehová,* por favor, no se enardezca de cólera,+ sino que se me permita hablar esta sola vez:+ Supongamos que se hallen allí diez”. A su vez, él dijo: “No la arruinaré por causa de los diez”.+ 33  Entonces Jehová+ procedió a irse cuando hubo acabado de hablar a Abrahán, y Abrahán se volvió a su lugar.

Notas

Este es el primero de los 134 lugares donde los soferim judíos cambiaron YHWH por ’Adho·nái. Esta sustitución se debió a una aplicación equivocada de la reverencia que se debe al nombre de Dios. Véase Ap. 1B.
Un sea equivalía a 7,33 L (6,66 qt. á.).
“Le.” En M esta expresión está marcada con puntos extraordinarios de los soferim, pero no exige ningún cambio al traducirla al español. Véase Ap. 2A.
O: “por este tiempo en la primavera”. Vg: “por este [mismo] tiempo, siendo la vida una compañera”. Compárese con Ro 4:17-20.
Lit.: “el modo según las mujeres”. Hasta hoy día, esta es la expresión común en heb. para el período menstrual.
Lit.: “y mi señor”. Heb.: wa’·dho·ní. Sara es elogiada por llamar a su esposo: “mi señor”. Véase 1Pe 3:6.
“Y Jehová.” Heb.: wa·Yho·wáh.
La primera de las Dieciocho Enmiendas de los Soferim, la única en Gé. M: “pero en cuanto a Abrahán, él todavía estaba de pie delante de Jehová”. Véase Ap. 2B.
Véase v. 3, n.
Véase v. 3, n.
Véase v. 3, n.
Véase v. 3, n.