Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

2 Reyes 9:1-37

9  Y Eliseo el profeta, por su parte, llamó a uno de los hijos+ de los profetas y entonces le dijo: “Ciñe tus lomos+ y toma este frasco*+ de aceite en tu mano y ve a Ramot-galaad.+  Cuando hayas entrado allí, ve allí a Jehú+ hijo de Jehosafat hijo de Nimsí; y tienes que entrar y hacer que él se levante de en medio de sus hermanos, y lo introducirás en la cámara más recóndita.+  Y tienes que tomar el frasco de aceite y derramarlo sobre su cabeza+ y decir: ‘Esto es lo que ha dicho Jehová: “De veras te unjo+ por rey+ sobre Israel”’. Y tienes que abrir la puerta y huir y no esperar”.  Y el servidor, el servidor del profeta, procedió a irse a Ramot-galaad.  Cuando entró, pues, allí estaban sentados los jefes de la fuerza militar. Él ahora dijo: “Hay una palabra que tengo para ti,+ oh jefe”. Ante esto, Jehú dijo: “¿Para cuál de todos nosotros?”. Entonces él dijo: “Para ti, oh jefe”.  De manera que él se levantó y entró en la casa; y él procedió a derramar el aceite sobre la cabeza de él y a decirle: “Esto es lo que ha dicho Jehová el Dios de Israel: ‘De veras te unjo por rey+ sobre el pueblo de Jehová,+ es decir, sobre Israel.  Y tienes que derribar a la casa de Acab tu señor, y yo tengo que vengar+ la sangre* de mis siervos los profetas y la sangre de todos los siervos de Jehová de la mano de Jezabel.+  Y toda la casa de Acab tiene que perecer; y tengo que cortar de la casa de Acab+ a cualquiera que orina contra una pared*+ y a todo imposibilitado e inútil*+ en Israel.  Y tengo que constituir a la casa de Acab como la casa de Jeroboán+ hijo de Nebat y como la casa de Baasá+ hijo de Ahíya. 10  Y a Jezabel se la comerán los perros+ en la porción de terreno de Jezreel, y no habrá quien la entierre’”. Con eso, abrió la puerta y echó a huir.+ 11  En cuanto a Jehú, él salió a donde los siervos de su señor, y ellos empezaron a decirle: “¿Está todo bien?+ ¿Por qué entró a donde ti ese loco?”.+ Pero él les dijo: “Ustedes mismos bien conocen al hombre y su clase de habla”. 12  Pero ellos dijeron: “¡Eso es falso!* Infórmanos, por favor”. Entonces él dijo: “Así y así fue como me habló, diciendo: ‘Esto es lo que ha dicho Jehová: “De veras te unjo por rey sobre Israel”’”.+ 13  Ante eso, ellos tomaron apresuradamente cada cual su prenda de vestir+ y la pusieron debajo de él, sobre los escalones pelados, y se pusieron a tocar el cuerno+ y a decir: “¡Jehú ha llegado a ser rey!”.+ 14  Y Jehú+ hijo de Jehosafat hijo de Nimsí+ procedió a conspirar+ contra Jehoram.* Y sucedía que Jehoram mismo había estado vigilando en Ramot-galaad,+ él con todo Israel, a causa de Hazael+ el rey de Siria. 15  Más tarde Jehoram+ el rey se volvió para sanarse en Jezreel+ de las heridas que los sirios lograron infligirle cuando peleó contra Hazael el rey de Siria.+ Jehú ahora dijo: “Si el alma de ustedes está de acuerdo,*+ no dejen que nadie salga en escape de la ciudad para ir a dar informe en Jezreel”. 16  Y Jehú procedió a montar [en su carro] e irse a Jezreel; porque Jehoram estaba acostado allí, y Ocozías*+ mismo el rey de Judá había bajado a ver a Jehoram. 17  Y el atalaya+ estaba de pie en la torre+ de Jezreel,+ y llegó a ver la oleada en masa [de los hombres] de Jehú a medida que él venía, y en seguida dijo: “Hay una oleada en masa [de hombres] que estoy viendo”. A lo que dijo Jehoram: “Toma a un soldado de caballería y envíalo a su encuentro, y que diga: ‘¿Hay paz?’”.+ 18  Por consiguiente, uno montado a caballo fue a su encuentro y dijo: “Esto es lo que ha dicho el rey: ‘¿Hay paz?’”. Pero Jehú dijo: “¿Qué tienes que ver tú con ‘paz’?*+ ¡Da la vuelta a detrás de mí!”. Y el atalaya+ pasó a dar informe, diciendo: “El mensajero llegó hasta ellos, pero no ha vuelto”. 19  De modo que él envió un segundo hombre montado a caballo, que, cuando llegó a ellos, procedió a decir: “Esto es lo que ha dicho el rey: ‘¿Hay paz?’”. Pero Jehú dijo: “¿Qué tienes que ver tú con ‘paz’?+ ¡Da la vuelta a detrás de mí!”. 20  Y el atalaya pasó a dar informe, diciendo: “Llegó hasta ellos, pero no ha vuelto; y el guiar se parece al guiar de Jehú+ el nieto* de Nimsí,+ porque es con locura como guía”.+ 21  Ante eso, Jehoram dijo: “¡Engancha!”.+ De manera que su carro de guerra fue enganchado, y Jehoram el rey de Israel y Ocozías+ el rey de Judá salieron, cada uno en su propio carro de guerra. Continuando al encuentro de Jehú, llegaron a hallarlo en la porción de terreno de Nabot+ el jezreelita. 22  Y aconteció que, al momento en que Jehoram vio a Jehú, en seguida dijo: “¿Hay paz, Jehú?”. Pero él dijo: “¿Qué paz+ podría haber mientras haya las fornicaciones de Jezabel+ tu madre y sus muchas hechicerías?”.+ 23  En seguida Jehoram dio la vuelta con las manos, para huir, y dijo a Ocozías: “¡Hay trampa,+ Ocozías!”. 24  Y Jehú mismo llenó su mano con un arco+ y procedió a asaetear a Jehoram entre los brazos, de manera que la saeta le salió por el corazón, y él se desplomó en su carro de guerra.+ 25  Ahora dijo a Bidqar* su adjutor:+ “Álzalo; arrójalo en la porción del campo de Nabot el jezreelita;+ pues, recuerda: Yo y tú íbamos guiando tiros [de caballos] detrás de Acab su padre, y Jehová mismo alzó esta declaración formal+ contra él: 26  ‘“Ciertamente vi ayer la sangre+ de Nabot y la sangre de sus hijos+ —es la expresión de Jehová—, y yo ciertamente te lo pagaré+ en esta porción de terreno”, es la expresión de Jehová’. Ahora, pues, álzalo; arrójalo en la porción de terreno, conforme a la palabra de Jehová”.+ 27  Y Ocozías+ el rey de Judá mismo lo vio, y emprendió la fuga por el camino de la casa del jardín.+ (Más tarde* Jehú se fue en seguimiento de él y dijo: “¡A él también! ¡Derríbenlo!”. De manera que lo derribaron* mientras estaba en el carro, camino arriba a Gur, que está cerca de Ibleam.+ Y él continuó su huida hasta Meguidó+ y llegó a morir allí.+ 28  Entonces sus siervos lo llevaron en un carro a Jerusalén, y así lo enterraron en su sepulcro con sus antepasados en la Ciudad de David.+ 29  Y había sido en el año undécimo de Jehoram+ hijo de Acab cuando Ocozías+ había llegado a ser rey sobre Judá.) 30  Por fin Jehú llegó a Jezreel,+ y Jezabel+ misma lo supo. Y ella procedió a pintarse+ los ojos con pintura negra, y a arreglarse la cabeza hermosamente,+ y a mirar abajo por la ventana.+ 31  Y Jehú mismo entró por la puerta. Ella ahora dijo: “¿Le fue bien a Zimrí,+ el que mató a su señor?”. 32  Ante eso, él alzó el rostro hacia la ventana y dijo: “¿Quién está conmigo? ¿Quién?”.+ Inmediatamente dos o tres oficiales de la corte+ miraron abajo, a él. 33  Por lo tanto él dijo: “¡Déjenla caer!”.+ Entonces la dejaron caer, y parte de su sangre fue salpicando sobre la pared y sobre los caballos; y él ahora la holló.+ 34  Después de eso pasó adentro y comió y bebió, y entonces dijo: “Ustedes, por favor, encárguense de esta maldita+ y entiérrenla, porque es hija de rey”.+ 35  Cuando fueron a enterrarla, no hallaron nada de ella sino el cráneo y los pies y las palmas de las manos.+ 36  Cuando volvieron y se lo informaron, él pasó a decir: “Es la palabra de Jehová que él habló por medio+ de su siervo Elías* el tisbita, cuando dijo: ‘En la porción de terreno de Jezreel los perros se comerán la carne de Jezabel.+ 37  Y el cuerpo muerto de Jezabel ciertamente llegará a ser como estiércol+ sobre la faz del campo en la porción de terreno de Jezreel, para que no puedan decir: “Esta es Jezabel”’”.+

Notas

O: “jarrillo”, de cerámica.
Lit.: “sangres”.
“Que orina contra una pared.” Modismo heb. que alude a los varones.
Lit.: “uno restringido y uno dejado ir (abandonado)”. Véase Dt 32:36, n: “Inútil”.
Lit.: “¡Falsedad!”.
“Jehoram.” Heb.: Yoh·rám, como en 8:16.
Lit.: “Si hay el alma de ustedes”.
“Y Ocozías.” Heb.: wa·’Ajaz·yáh. Compárese con 1Re 22:40, n.
Lit.: “¿Qué [hay] para ti y para la paz?”. Véase Ap. 7B.
Lit.: “hijo”.
“Bidqar”, M; Sy: “Bendéquer”.
“De manera que lo derribaron”, SyVgc; M omite esta frase.
“Elías.” Heb.: ’E·li·yá·hu. Véase 1:13, n.