Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

2 Reyes 17:1-41

17  En el año doce de Acaz el rey de Judá, Hosea+ hijo de Elah llegó a ser rey en Samaria,+ sobre Israel, por nueve años.  Y continuó haciendo lo que era malo a los ojos de Jehová, solo que no como los reyes de Israel que lo antecedieron.+  Fue contra él contra quien subió Salmanasar+ el rey de Asiria,+ y Hosea llegó a ser su siervo y empezó a pagarle tributo.+  Sin embargo, el rey de Asiria llegó a hallar conspiración+ en el caso de Hosea, porque este había enviado mensajeros a So el rey de Egipto,+ y no hizo subir el tributo al rey de Asiria como en años anteriores. Por lo tanto, el rey de Asiria lo encerró y lo mantuvo atado en la casa de detención.+  Y el rey de Asiria procedió a subir contra todo el país y a subir a Samaria y tenerla sitiada+ por tres años.  En el año noveno de Hosea, el rey de Asiria tomó a Samaria+ y entonces condujo a Israel al destierro,+ a Asiria, y los tuvo morando en Halah+ y en Habor, junto al río Gozán,+ y en las ciudades de los medos.+  Ahora bien, esto aconteció porque los hijos de Israel habían pecado+ contra Jehová su Dios, que los había hecho subir de la tierra de Egipto de debajo de la mano de Faraón el rey de Egipto,+ y habían empezado a temer a otros dioses;+  y siguieron andando en los estatutos+ de las naciones que Jehová había expulsado de delante de los hijos de Israel, y [en los estatutos de] los reyes de Israel que estos habían hecho;  y los hijos de Israel se pusieron a escudriñar las cosas que no eran rectas para con Jehová su Dios+ y siguieron edificándose lugares altos+ en todas sus ciudades, desde la torre+ de los atalayas hasta la misma ciudad fortificada; 10  y siguieron erigiéndose columnas sagradas+ y postes sagrados+ sobre toda colina alta+ y debajo de todo árbol frondoso;+ 11  y allí en todos los lugares altos continuaron haciendo humo de sacrificio, lo mismo que las naciones+ que Jehová había llevado al destierro a causa de ellos, y siguieron haciendo cosas malas para ofender+ a Jehová; 12  y continuaron sirviendo* a ídolos estercolizos,+ acerca de los cuales Jehová les había dicho: “Ustedes no deben hacer esta cosa”;+ 13  y Jehová siguió advirtiendo+ a Israel+ y Judá+ por medio de todos sus profetas+ [y] todo hombre de visiones,+ diciendo: “Vuélvanse de sus malos caminos+ y guarden mis mandamientos,+ mis estatutos,+ conforme a toda la ley+ que mandé a sus antepasados+ y que he enviado a ustedes por medio de mis siervos los profetas”;+ 14  y ellos no escucharon, sino que siguieron endureciendo la cerviz+ como la cerviz de sus antepasados que no habían ejercido fe+ en Jehová su Dios; 15  y continuaron rechazando sus disposiciones reglamentarias y su pacto+ que él había celebrado con sus antepasados y sus recordatorios*+ con que les había dado advertencia, y se pusieron a seguir vanos ídolos+ y se hicieron vanos+ ellos mismos, aun en imitación de las naciones que estaban todo en derredor de ellos, respecto de las cuales Jehová les había mandado que no hicieran lo mismo que ellas;+ 16  y siguieron dejando todos los mandamientos+ de Jehová su Dios, y procedieron a hacerse estatuas fundidas,+ dos becerros,+ y a hacer un poste sagrado,+ y empezaron a inclinarse ante todo el ejército de los cielos+ y a servir a Baal;+ 17  y continuaron haciendo pasar a sus hijos y a sus hijas por el fuego+ y practicando la adivinación+ y buscando agüeros,+ y siguieron vendiéndose+ a hacer lo que era malo a los ojos de Jehová, para ofenderlo;+ 18  por lo tanto Jehová se enojó mucho+ contra Israel, de modo que los quitó de su vista.+ No dejó que ninguno quedara, sino la tribu de Judá sola.+ 19  Ni aun Judá mismo guardó los mandamientos de Jehová su Dios,+ sino que se pusieron a andar en los estatutos de Israel,+ que ellos habían hecho. 20  En consecuencia, Jehová rechazó a toda la descendencia*+ de Israel y siguió afligiéndolos y dándolos en la mano de pilladores, hasta que los hubo echado de delante de sí.+ 21  Porque él arrancó a Israel de la casa de David, y ellos procedieron a hacer rey a Jeroboán hijo de Nebat; y Jeroboán+ procedió a separar a Israel de seguir a Jehová, y los hizo pecar con un gran pecado.+ 22  Y los hijos de Israel se pusieron a andar en todos los pecados de Jeroboán que él había cometido.+ No se apartaron de ellos, 23  hasta que Jehová quitó a Israel de su vista,+ tal como había hablado por medio de todos sus siervos los profetas.+ De manera que Israel se fue de su propio suelo al destierro en Asiria hasta el día de hoy.+ 24  Subsiguientemente, el rey de Asiria trajo [gente] de Babilonia*+ y de Cutá y de Avá+ y de Hamat+ y de Sefarvaim,+ y los hizo morar en las ciudades de Samaria+ en lugar de los hijos de Israel; y ellos empezaron a tomar posesión de Samaria y a morar en sus ciudades. 25  Y aconteció que, al comienzo de su morada allí, no temían+ a Jehová. Por lo tanto Jehová envió leones+ entre ellos, y estos llegaron a ser matadores entre ellos. 26  De manera que ellos mandaron palabra al rey de Asiria, y dijeron: “Las naciones que has desterrado y entonces establecido en las ciudades de Samaria no han conocido la religión* del Dios* del país, de modo que él sigue enviando leones entre ellos;+ y, ¡mira!, les están dando muerte, puesto que no hay nadie que conozca la religión del Dios del país”. 27  Ante eso, el rey de Asiria dio orden, y dijo: “Hagan ir allá a uno de los sacerdotes+ que ustedes condujeron al destierro de allí, para que vaya y more allí y les enseñe a ellos la religión del Dios del país”. 28  Por consiguiente, uno de los sacerdotes que ellos habían conducido de Samaria al destierro vino y se puso a morar en Betel,+ y llegó a ser maestro de ellos respecto de cómo habían de temer a Jehová.+ 29  Sin embargo, cada nación diferente llegó a ser hacedora de su propio dios,*+ el cual entonces depositaron en la casa de los lugares altos que los samaritanos* habían hecho, cada nación diferente,* en sus ciudades donde estaban morando. 30  Y los hombres de Babilonia, por su parte, hicieron a Sucot-benot, y los hombres de Cut,+ por su parte, hicieron a Nergal, y los hombres de Hamat, por su parte, hicieron a Asimá. 31  En cuanto a los aveos,+ ellos hicieron a Nibhaz y a Tartaq; y los sefarvitas+ estaban quemando a sus hijos en el fuego+ a Adramélec y Anamélec, los dioses de Sefarvaim. 32  Y llegaron a ser temedores de Jehová, y del pueblo en general se pusieron a hacer sacerdotes+ de los lugares altos, y estos llegaron a ser funcionarios para ellos en la casa de los lugares altos. 33  De Jehová se hicieron temedores,+ pero de sus propios dioses resultaron ser adoradores,+ conforme a la religión de las naciones de entre las cuales los habían conducido al destierro.+ 34  Hasta el día de hoy están haciendo conforme a sus religiones anteriores.+ No hubo quienes temieran a Jehová+ ni quienes hicieran conforme a sus* estatutos y sus* decisiones judiciales+ ni [según] la ley+ y el mandamiento+ que Jehová había mandado a los hijos de Jacob,+ cuyo nombre él hizo Israel;+ 35  cuando Jehová celebró un pacto+ con ellos y les mandó, diciendo: “No deben temer a otros dioses,+ y no deben inclinarse ante ellos ni servirles* ni hacerles sacrificios.+ 36  Antes bien, a Jehová, que los hizo subir de la tierra de Egipto con gran poder y brazo extendido,+ a Ese es a quien deben temer,+ y ante quien deben inclinarse,+ y a él deben hacer sacrificios.+ 37  Y las disposiciones reglamentarias+ y las decisiones judiciales+ y la ley y el mandamiento que él escribió para ustedes,+ deben cuidar de ponerlos por obra siempre;+ y no deben temer a otros dioses. 38  Y el pacto que yo he celebrado con ustedes, no lo deben olvidar;+ y no deben temer a otros dioses.+ 39  Antes bien, es a Jehová+ su Dios a quien ustedes deben temer, puesto que él es el que los librará de la mano de todos sus enemigos”.+ 40  Y no obedecieron; antes bien, era conforme a su religión anterior que estaban haciendo.+ 41  Y estas naciones llegaron a ser temedoras de Jehová,+ pero fue a sus propias imágenes esculpidas a quienes resultaron estar sirviendo. En cuanto a sus hijos y también a sus nietos, tal como habían hecho sus antepasados ellos mismos están haciendo hasta el día de hoy.

Notas

O: “y continuaron rindiendo servicio sagrado a (adorando)”. Heb.: wai·ya·‛av·dhú; gr.: e·lá·treu·san. Véase Éx 3:12, n.
O: “testimonios”.
O: “prole; posteridad; simiente”.
“De Babilonia”, LXXVg; heb.: mib·Ba·vél, “de Babel”.
Lit.: “juicio; decisión judicial”. Heb.: misch·pát; gr.: krí·ma; lat.: le·gí·ti·ma.
“Dios de.” Heb.: ’Elo·héh; gr.: The·óu; lat.: Dé·i.
“Su propio dios [o: sus propios dioses].” Heb.: ’elo·háv; gr.: the·óus, pl.; lat.: dé·um.
“Los samaritanos.” Heb.: hasch·Scho·mero·ním; la única vez que aparece en M.
Lit.: “nación, nación”. Heb.: gohy gohy, en sentido distributivo, como en la parte precedente del v.
“Sus (de él).” M: “sus (de ellos)”.
“Sus (de él).” M: “sus (de ellos)”.
O: “rendirles servicio sagrado; adorarlos”. Heb.: tha·‛av·dhúm; gr.: la·tréu·se·te. Véase Éx 3:12, n.