Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

2 Reyes 16:1-20

16  En el año diecisiete de Péqah hijo de Remalías, Acaz+ hijo de Jotán el rey de Judá llegó a ser rey.  Veinte años de edad tenía Acaz cuando empezó a reinar, y por dieciséis años reinó en Jerusalén; y no hizo lo que era recto a los ojos de Jehová su Dios, como David su antepasado.+  Y se puso a andar en el camino de los reyes de Israel,+ e hizo pasar aun a su propio hijo por el fuego,+ conforme a las cosas detestables+ de las naciones que Jehová había expulsado a causa de los hijos de Israel.  Y siguió sacrificando y haciendo humo de sacrificio en los lugares altos+ y sobre las colinas+ y debajo de todo árbol frondoso.+  Fue entonces cuando Rezín+ el rey de Siria y Péqah+ hijo de Remalías el rey de Israel procedieron a subir contra Jerusalén en guerra y le pusieron sitio a Acaz, pero no pudieron pelear.+  En aquel tiempo Rezín el rey de Siria restituyó Elat+ a Edom,* después de lo cual eliminó de Elat a los judíos; y los edomitas, por su parte, entraron en Elat y siguieron morando allí hasta este día.  Por lo tanto, Acaz envió mensajeros a Tiglat-piléser+ el rey de Asiria, a decir: “Soy tu siervo+ y tu hijo. Sube y sálvame+ de la palma de la mano del rey de Siria y de la palma de la mano del rey de Israel, que están levantándose contra mí”.  Por consiguiente, Acaz tomó la plata y el oro que se hallaba en la casa de Jehová y en los tesoros de la casa del rey,+ y envió al rey de Asiria un soborno.+  Ante eso, el rey de Asiria le escuchó, y el rey de Asiria subió a Damasco+ y la tomó+ y llevó a [la gente] de esta al destierro a Quir,+ y dio muerte a Rezín.+ 10  Entonces el rey Acaz+ fue al encuentro de Tiglat-piléser+ el rey de Asiria en Damasco, y llegó a ver el altar+ que había en Damasco. De manera que el rey Acaz envió a Uriya el sacerdote el diseño* del altar y su modelo en cuanto a toda su hechura.+ 11  Y Uriya+ el sacerdote procedió a construir el altar.+ Conforme a todo lo que el rey Acaz había enviado de Damasco, así lo hizo Uriya el sacerdote, en el intervalo de tiempo hasta que viniera el rey Acaz de Damasco. 12  Cuando el rey vino de Damasco, el rey llegó a ver el altar; y el rey empezó a acercarse al altar+ y a hacer ofrendas sobre él.+ 13  Y continuó haciendo humear+ su ofrenda quemada+ y su ofrenda de grano+ y derramando su libación+ y rociando la sangre de los sacrificios de comunión que eran suyos sobre el altar. 14  Y el altar de cobre+ que estaba delante de Jehová, él ahora lo acercó de enfrente de la casa, de entre su altar y la casa de Jehová,+ y lo puso al lado del norte de su altar. 15  Y el rey Acaz pasó a mandar, aun a Uriya+ el sacerdote, y a decir: “Sobre el gran altar haz humear la ofrenda quemada de la mañana,+ también la ofrenda de grano de la tarde,+ y la ofrenda quemada del rey+ y su ofrenda de grano, y la ofrenda quemada de toda la gente de la tierra y su ofrenda de grano y sus libaciones; y toda la sangre de ofrenda quemada y toda la sangre de un sacrificio la debes rociar sobre él. En cuanto al altar de cobre, llegará a ser algo que yo tome en consideración”. 16  Y Uriya+ el sacerdote se puso a hacer conforme a todo lo que había mandado el rey Acaz.+ 17  Además, el rey Acaz cortó+ en pedazos las paredes laterales+ de las carretillas+ y quitó de sobre ellas las fuentes;+ y quitó el mar+ de sobre los toros de cobre+ que estaban debajo de él y entonces lo puso sobre un pavimento de piedra. 18  Y la estructura cubierta para el sábado, que habían edificado en la casa, y el paso de entrada exterior del rey, él los cambió de la casa de Jehová por causa del rey de Asiria. 19  En cuanto al resto de los asuntos de Acaz, lo que hizo, ¿no están escritos en el libro+ de los asuntos de los días de los reyes de Judá? 20  Por fin yació Acaz con sus antepasados y fue enterrado con sus antepasados en la Ciudad de David;+ y Ezequías*+ su hijo empezó a reinar en lugar de él.

Notas

Aparentemente aquí se debe leer “Edom” en vez de “Siria” (’Arám).
O: “la semejanza”.
Que significa: “Jehová Fortalece”. Heb.: Jiz·qi·yá·hu.