Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

2 Reyes 11:1-21

11  Ahora bien, en cuanto a Atalía+ la madre de Ocozías,+ ella vio que su hijo había muerto. De manera que se levantó y destruyó a toda la prole del reino.+  Sin embargo, Jehoseba+ hija del rey Jehoram, la hermana de Ocozías, tomó a Jehoás*+ hijo de Ocozías y lo hurtó de entre los hijos del rey a quienes iban a dar muerte, aun a él y su nodriza, [y lo metió] dentro del cuarto interior para los lechos, y lo mantuvieron* ocultado+ del rostro de Atalía, y no fue muerto.  Y él continuó con ella en la casa de Jehová, escondido por seis años, mientras Atalía reinaba sobre el país.+  Y al año séptimo Jehoiadá+ envió y entonces tomó a los jefes de centenas de la guardia de corps caria+ y de los corredores,+ y los trajo a sí a la casa de Jehová y celebró con ellos un pacto+ y los hizo jurar+ en la casa de Jehová, después de lo cual les mostró al hijo del rey.  Y pasó a mandarles, diciendo: “Esta es la cosa que ustedes harán: Una tercera parte de ustedes va a entrar el sábado y guardar bajo rigurosa vigilancia la casa del rey;+  y una tercera parte estará a la Puerta+ del Fundamento,* y una tercera parte estará a la puerta detrás de los corredores; y ustedes tienen que guardar la casa+ bajo rigurosa vigilancia por turnos.  Y entre ustedes hay dos divisiones de las que todos saldrán el sábado, y ellos tienen que guardar bajo rigurosa vigilancia la casa de Jehová en pro del rey.  Y ustedes tienen que rodear al rey todo en derredor, cada uno con sus armas en la mano; y cualquiera que entre dentro de las filas será muerto. Y continúen con el rey cuando salga y cuando entre”.  Y los jefes de centenas+ procedieron a hacer conforme a todo lo que había mandado Jehoiadá el sacerdote. De manera que tomaron cada uno a sus hombres que estaban entrando el sábado,+ junto con los que estaban saliendo el sábado, y luego entraron a donde Jehoiadá el sacerdote. 10  El sacerdote ahora dio a los jefes de centenas las lanzas y los escudos circulares que habían pertenecido al rey David, que estaban en la casa de Jehová.+ 11  Y los corredores+ se quedaron de pie, cada uno con sus armas en la mano, desde el lado derecho* de la casa hasta el mismo lado izquierdo* de la casa, junto al altar+ y junto a la casa, todo en derredor cerca del rey. 12  Entonces él sacó al hijo+ del rey y puso sobre él la diadema+ y el Testimonio;+ y así lo hicieron* rey+ y lo ungieron.*+ Y se pusieron a batir las manos+ y a decir: “¡Viva el rey!”.+ 13  Cuando Atalía oyó el sonido de la gente que corría, en seguida fue a la gente en la casa de Jehová.+ 14  Entonces ella vio, y allí estaba el rey de pie junto a la columna+ conforme a la costumbre, y los jefes y las trompetas*+ junto al rey, y toda la gente de la tierra regocijándose+ y tocando las trompetas. Al instante Atalía+ rasgó sus prendas de vestir y se puso a gritar: “¡Conspiración! ¡Conspiración!”.+ 15  Pero Jehoiadá el sacerdote dio orden a los jefes de centenas, los nombrados de la fuerza militar,+ y les dijo: “¡Sáquenla de dentro de las filas, y, en cuanto a cualquiera que vaya tras ella, que haya una ejecución de muerte* a espada!”.+ Porque el sacerdote había dicho: “Que no se le dé muerte en la casa de Jehová”. 16  De manera que le echaron manos, y ella vino por el camino de la entrada de los caballos+ de la casa del rey,+ y allí le dieron muerte.+ 17  Entonces Jehoiadá celebró el pacto+ entre Jehová+ y el rey+ y el pueblo, de que resultaran ser el pueblo de Jehová; y también entre el rey y el pueblo.+ 18  Después de aquello toda la gente de la tierra vino a la casa de Baal y demolieron sus altares;+ y sus imágenes las quebraron completamente,+ y a Matán,+ el sacerdote de Baal, lo mataron delante de los altares.+ Y el sacerdote procedió a poner superintendentes* sobre la casa de Jehová.+ 19  Además, tomó a los jefes de centenas y a la guardia de corps caria+ y a los corredores+ y a toda la gente de la tierra, para que hicieran bajar al rey de la casa de Jehová; y ellos vinieron paulatinamente por el camino de la puerta+ de los corredores a la casa del rey; y él empezó a sentarse sobre el trono+ de los reyes. 20  Y toda la gente de la tierra continuó regocijándose;+ y la ciudad, por su parte, no tuvo disturbio, y a Atalía misma le habían dado muerte a espada junto a la casa del rey.*+ 21  Siete años de edad tenía Jehoás*+ cuando empezó a reinar.+

Notas

Lit.: “Joás”. Compárese con v. 21, n.
Aquí el pronombre sobrentendido es “ellos”. “Ellos”, M; LXXSyVg: “ella”.
“Fundamento”, en armonía con 2Cr 23:5. Lit.: “Sur”.
Lit.: “el hombro derecho”, es decir, el lado sur, cuando uno mira al este.
Lit.: “el hombro izquierdo”, es decir, el lado norte, cuando uno mira al este.
“Y así lo hicieron”, MSyVg; LXX: “y él hizo”.
“Ungieron”, MSyVg; LXX: “ungió”.
O: “y las trompetas rectas”. Heb.: weha·jatso·tseróhth; no el schoh·fár, “schofar”, que era el cuerno curvo de un animal. Véase Nú 10:2, n.
“Que haya una ejecución de muerte.” En heb. estas palabras son un solo verbo en el infinitivo absoluto, indefinido en cuanto a tiempo, e impersonal.
Lit.: “supervisiones; encomiendas”. Heb.: pequd·dóhth. El sustantivo abstracto heb. para “supervisiones” se traduce mediante el término concreto “superintendentes”.
MLXX terminan aquí el capítulo 11.
Que significa: “Jehová Es Fuerte; Jehová Ha Otorgado”. Heb.: Yehoh·’ásch.