Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

2 Corintios 3:1-18

3  ¿Comenzamos de nuevo a recomendarnos a nosotros mismos?+ ¿O acaso necesitamos, como algunos hombres, cartas+ de recomendación para ustedes o de ustedes?  Ustedes mismos son nuestra carta,+ inscrita en nuestros* corazones y conocida y leída por toda la humanidad.+  Porque queda mostrado que ustedes son carta de Cristo escrita por nosotros como ministros,+ no inscrita con tinta, sino con espíritu+ de un Dios vivo, no en tablas de piedra,+ sino en tablas de carne, en corazones.*+  Ahora bien, mediante el Cristo tenemos esta clase de confianza+ para con Dios.  No que de nosotros mismos estemos adecuadamente capacitados para estimar algo como proveniente de nosotros mismos,+ sino que el estar nosotros adecuadamente capacitados* proviene de Dios,+  quien verdaderamente nos ha capacitado adecuadamente para ser ministros* de un nuevo pacto,+ no de un código escrito,*+ sino de espíritu;+ porque el código escrito condena+ a muerte, pero el espíritu vivifica.+  Además, si el código que administra muerte+ y que fue grabado* con letras en piedras+ se efectuó con una gloria,+ de modo que los hijos de Israel no podían fijar la vista con intensidad en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro,+ [gloria] que había de ser eliminada,  ¿por qué no debería ser con mucha más razón con gloria+ la administración del espíritu?+  Porque si el código que administraba condenación*+ fue glorioso,*+ mucho más abunda en gloria+ la administración de la justicia.+ 10  De hecho, hasta lo que en un tiempo fue hecho glorioso ha sido despojado de gloria en este respecto,+ a causa de la gloria que lo supera.+ 11  Porque si lo que había de ser eliminado fue introducido con gloria,+ mucho más sería con gloria lo que permanece.+ 12  Por lo tanto, dado que tenemos tal esperanza,+ estamos usando gran franqueza de expresión, 13  y no hacemos como cuando Moisés se ponía un velo+ sobre el rostro, para que los hijos de Israel no fijaran la vista con intensidad en el fin+ de aquello que había de ser eliminado. 14  Pero sus facultades mentales fueron embotadas.+ Porque hasta este día presente el mismo velo permanece sin ser alzado durante la lectura del antiguo pacto,*+ porque es eliminado por medio de Cristo.+ 15  De hecho, hasta el día de hoy cuando se lee a Moisés,+ un velo está puesto sobre el corazón de ellos.+ 16  Pero cuando hay un volverse a Jehová,* se quita el velo.+ 17  Ahora bien, Jehová* es el Espíritu;+ y donde está el espíritu+ de Jehová,*+ hay libertad.+ 18  Y todos nosotros,+ mientras con rostros descubiertos reflejamos como espejos la gloria de Jehová,*+ somos transformados+ en la misma imagen+ de gloria en gloria,+ exactamente como lo hace Jehová*+ [el] Espíritu.*

Notas

“Nuestros”, P46ABCDVgSyh,p; א: “sus”.
O: “en tablas, en corazones de carne”.
Lit.: “la suficiencia de nosotros”.
O: “siervos”. Gr.: di·a·kó·nous; lat.: mi·ní·stros (de mí·nus, “menos”); J22(heb.): mescha·rethím.
Lit.: “de carácter escrito”. Gr.: grám·ma·tos; lat.: lít·te·rae.
O: “si la administración de muerte grabada”.
O: “si la administración de condenación”.
Lit.: “fue una gloria”.
Para una consideración de las expresiones “El Antiguo Testamento” y “El Nuevo Testamento”, véase Ap. 7E.
Véase Ap. 1D.
Véase Ap. 1D.
Véase Ap. 1D.
Véase Ap. 1D.
Véase Ap. 1D.
O: “el espíritu de Jehová”.