Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

2 Crónicas 29:1-36

29  Ezequías*+ mismo llegó a ser rey a la edad de veinticinco años, y por veintinueve años reinó en Jerusalén. Y el nombre de su madre fue Abías hija de Zacarías.+  Y él siguió haciendo lo que era recto a los ojos de Jehová,+ conforme a todo lo que había hecho David su antepasado.+  Él mismo, en el primer año de reinar, en el primer mes, abrió las puertas de la casa de Jehová y empezó a repararlas.+  Entonces trajo a los sacerdotes y los levitas y los reunió en el lugar abierto+ al oriente.  Y procedió a decirles: “Escúchenme, levitas. Ahora santifíquense+ y santifiquen la casa de Jehová el Dios de sus antepasados, y saquen del lugar santo la cosa impura.+  Porque nuestros padres han actuado infielmente+ y han hecho lo que era malo a los ojos de Jehová nuestro Dios,+ de manera que lo dejaron+ y volvieron el rostro en dirección opuesta al tabernáculo de Jehová+ y presentaron la parte posterior del cuello.  También cerraron las puertas+ del pórtico y mantuvieron apagadas las lámparas,+ y no quemaron incienso,+ y no ofrecieron sacrificio quemado en el lugar santo al Dios de Israel.+  Y la indignación de Jehová+ vino a estar contra Judá y Jerusalén, de modo que él los constituyó en objeto ante el cual temblar,+ objeto de pasmo+ y causa de silbido,+ tal como ustedes lo están viendo con sus propios ojos.  Y miren que nuestros antepasados cayeron a espada,+ y nuestros hijos y nuestras hijas y nuestras esposas estuvieron en cautiverio por esto.+ 10  Ahora está junto a mi corazón el celebrar un pacto+ con Jehová el Dios de Israel, para que su cólera ardiente se vuelva de contra nosotros. 11  Ahora, hijos míos, no se entreguen al descanso,+ porque ustedes son aquellos a quienes Jehová ha escogido para estar de pie delante de él para ministrarle+ y para continuar como sus ministros+ y hacedores de humo de sacrificio”.+ 12  Ante eso, se levantaron los levitas:+ Máhat hijo de Amasai y Joel hijo de Azarías de los hijos de los qohatitas;+ y de los hijos de Merarí:+ Quis hijo de Abdí y Azarías hijo de Jehalelel; y de los guersonitas:+ Joah hijo de Zimá y Edén hijo de Joah; 13  y de los hijos de Elizafán:+ Simrí y Jeuel; y de los hijos de Asaf:+ Zacarías y Matanías; 14  y de los hijos de Hemán:+ Jehiel y Simeí; y de los hijos de Jedutún:+ Semaya y Uziel. 15  Entonces reunieron a sus hermanos y se santificaron+ y vinieron conforme al mandamiento del rey en las palabras+ de Jehová, para limpiar+ la casa de Jehová. 16  Los sacerdotes ahora entraron dentro de la casa de Jehová para hacer la limpieza, y sacaron al patio+ de la casa de Jehová toda la inmundicia que hallaron en el templo de Jehová. A su vez, los levitas la recibieron para sacarla al valle torrencial de Cedrón,+ afuera. 17  Así comenzaron la santificación el [día] primero del primer mes, y el día octavo del mes llegaron al pórtico+ de Jehová; de modo que santificaron la casa de Jehová en ocho días, y el día dieciséis del mes primero+ acabaron. 18  Después fueron adentro a Ezequías el rey y dijeron: “Hemos limpiado toda la casa de Jehová, el altar+ de la ofrenda quemada y todos sus utensilios,+ y la mesa+ del pan en capas y todos sus utensilios.+ 19  Y todos los utensilios+ que el rey Acaz+ removió del empleo durante su reinado en su infidelidad*+ los hemos preparado, y los hemos santificado;+ y allí están delante del altar de Jehová”. 20  Y Ezequías+ el rey procedió a levantarse muy de mañana+ y a reunir a los príncipes+ de la ciudad y a subir a la casa de Jehová. 21  Y vinieron trayendo siete toros+ y siete carneros y siete corderos y siete machos cabríos como ofrenda por el pecado+ a favor del reino y a favor del santuario y a favor de Judá. Por lo tanto, dijo a los hijos de Aarón los sacerdotes+ que los ofrecieran sobre el altar de Jehová. 22  Por consiguiente, ellos degollaron+ las reses vacunas, y los sacerdotes recibieron la sangre+ y la rociaron+ sobre el altar; después de lo cual degollaron los carneros+ y rociaron la sangre+ sobre el altar, y degollaron los corderos y rociaron la sangre sobre el altar. 23  Entonces acercaron los machos cabríos+ de la ofrenda por el pecado ante el rey y la congregación, y pusieron las manos sobre ellos.+ 24  Los sacerdotes ahora los degollaron e hicieron una ofrenda por el pecado con su sangre sobre el altar, para hacer expiación por todo Israel;+ porque por todo Israel+ dijo el rey [que había+ de ser] la ofrenda quemada y la ofrenda por el pecado. 25  Entretanto, hizo que los levitas+ se apostaran en la casa de Jehová, con címbalos,+ con instrumentos de cuerda+ y con arpas,+ por el mandamiento de David+ y de Gad+ el hombre de visiones del rey y de Natán+ el profeta, porque por mano de Jehová fue el mandamiento por medio de sus profetas.+ 26  De manera que los levitas se mantuvieron de pie con los instrumentos+ de David, y también los sacerdotes con las trompetas.+ 27  Entonces Ezequías dijo que se ofreciera el sacrificio quemado sobre el altar; y al tiempo en que comenzó la ofrenda quemada, comenzó el canto+ de Jehová y también las trompetas, aun bajo la dirección de los instrumentos de David el rey de Israel. 28  Y toda la congregación* estaba inclinándose+ mientras el canto resonaba+ y las trompetas daban fuerte sonido... todo esto hasta que quedó terminada la ofrenda quemada. 29  Y tan pronto como acabaron de ofrecerla, el rey y todos los que se hallaban con él se inclinaron y se postraron.+ 30  Ezequías el rey y los príncipes+ ahora dijeron a los levitas que alabaran a Jehová con las palabras de David+ y de Asaf+ el hombre de visiones. De manera que ellos se pusieron a ofrecer alabanza hasta con regocijo,+ y siguieron inclinándose y postrándose.+ 31  Finalmente Ezequías respondió y dijo: “Ahora ustedes han llenado+ su mano con poder para Jehová. Acérquense, y traigan sacrificios+ y sacrificios de acción de gracias+ a la casa de Jehová”. Y la congregación empezó a traer sacrificios y sacrificios de acción de gracias, y también, todo el de corazón dispuesto, ofrendas quemadas.+ 32  Y el número de ofrendas quemadas que la congregación trajo llegó a ser setenta reses vacunas, cien carneros, doscientos corderos... todos estos como ofrenda quemada a Jehová;+ 33  y también las ofrendas santas, seiscientas reses vacunas y tres mil del rebaño. 34  Solo que los sacerdotes+ mismos resultaron ser muy pocos, y no les era posible desollar todas las ofrendas quemadas.+ De modo que sus hermanos+ los levitas les ayudaron hasta que el trabajo quedó terminado+ y hasta que los sacerdotes pudieron santificarse, porque los levitas eran más rectos+ de corazón para santificarse+ que los sacerdotes. 35  Y, también, de las ofrendas quemadas+ hubo una gran cantidad, con los trozos grasos+ de los sacrificios de comunión+ y con las libaciones+ para las ofrendas quemadas. Así se preparó el servicio de la casa de Jehová.+ 36  Por consiguiente, Ezequías y todo el pueblo se regocijaron por el hecho de que el Dios [verdadero] había hecho preparación para el pueblo,+ porque fue de repente que la cosa había ocurrido.+

Notas

Véase 2Re 20:10, n.
“Infidelidad”, M; gr.: a·po·sta·sí·ai, “apostasía”, del verbo a·fí·ste·mi, “pararse a distancia de”; el sustantivo tiene el sentido de deserción, abandono o rebelión. Véanse Jos 22:22; Hch 21:21; 2Te 2:3, nn.
“La congregación.” Heb.: haq·qa·hál; gr.: he ek·kle·sí·a.