Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

2 Crónicas 21:1-20

21  Por fin Jehosafat yació con sus antepasados,+ y fue enterrado con sus antepasados+ en la Ciudad de David; y Jehoram+ su hijo empezó a reinar en lugar de él.  Y él tenía hermanos, hijos de Jehosafat: Azarías* y Jehiel y Zacarías y Azarías* y Miguel y Sefatías; todos estos eran los hijos de Jehosafat el rey de Israel.*  En consecuencia, su padre les dio muchos regalos+ en plata y en oro y en cosas selectas, junto con ciudades fortificadas en Judá;+ pero el reino lo dio a Jehoram,+ porque era el primogénito.+  Cuando Jehoram se levantó sobre el reino de su padre procedió a fortalecer su posición, y por lo tanto mató a todos sus hermanos+ a espada y también a algunos de los príncipes de Israel.  Treinta y dos años de edad tenía Jehoram cuando empezó a reinar, y por ocho años reinó+ en Jerusalén.  Y siguió andando en el camino de los reyes de Israel,+ así como habían hecho los de la casa de Acab; pues la propia hija de Acab había llegado a ser su esposa,+ y él continuó haciendo lo que era malo a los ojos de Jehová.+  Y Jehová no quiso arruinar la casa de David,+ por causa del pacto+ que había celebrado con David, y tal como había dicho que les daría a él+ y a sus hijos una lámpara siempre.+  En sus días se sublevó Edom+ de debajo de la mano de Judá,+ y entonces hicieron un rey que reinara sobre ellos.+  Por lo tanto, Jehoram junto con sus jefes pasaron allá, y también todos los carros con él. Y aconteció que él se levantó de noche y se puso a derribar a los edomitas que lo tenían cercado a él y también a los jefes de los carros. 10  Pero Edom siguió su sublevación de debajo de la mano de Judá hasta el día de hoy. Fue entonces cuando Libná+ empezó a sublevarse al mismo tiempo de debajo de su mano, porque él había dejado a Jehová el Dios de sus antepasados.+ 11  Él mismo también había hecho lugares altos+ en las montañas de Judá, para hacer que los habitantes de Jerusalén tuvieran ayuntamiento inmoral,+ y para echar a Judá.+ 12  Al fin le llegó un escrito+ de Elías*+ el profeta, que decía: “Esto es lo que ha dicho Jehová el Dios de David tu antepasado: ‘Debido al hecho de que no has andado en los caminos de Jehosafat+ tu padre ni en los caminos de Asá+ el rey de Judá, 13  sino que andas en el camino de los reyes de Israel+ y haces que Judá y los habitantes de Jerusalén tengan ayuntamiento inmoral+ de la misma manera como la casa de Acab hizo que se tuviera ayuntamiento inmoral,+ y hasta a tus mismos hermanos, la casa de tu padre, quienes eran mejores que tú, has matado;+ 14  ¡mira!, Jehová va a asestar un gran golpe+ a tu pueblo+ y a tus hijos+ y a tus esposas y a todos tus bienes. 15  Y estarás con muchas enfermedades,+ con una dolencia de los intestinos, hasta que los intestinos se te hayan salido debido a la enfermedad día a día’”.+ 16  En conformidad, Jehová despertó contra Jehoram el espíritu+ de los filisteos+ y de los árabes+ que estaban al lado* de los etíopes.*+ 17  De modo que ellos subieron a Judá y lo abrieron a la fuerza y tomaron cautivos todos los bienes que se hallaban en la casa del rey,+ y también a sus hijos y sus esposas,+ y no le quedó hijo alguno sino Jehoacaz,+ su hijo más joven. 18  Y después de todo esto Jehová lo plagó en los intestinos con una enfermedad para la cual no había curación.+ 19  Y aconteció que en los días venideros, aun cuando el término de dos años completos había expirado, se le salieron los intestinos+ durante su enfermedad, y gradualmente murió en sus malas dolencias; y su pueblo no hizo una quema+ para él como la quema para sus antepasados. 20  Treinta y dos años de edad tenía cuando empezó a reinar, y por ocho años reinó en Jerusalén. Por fin se fue sin ser deseado.+ De modo que lo enterraron en la Ciudad de David,+ pero no en las sepulturas de los reyes.+

Notas

“Azarías.” Heb.: ‛Azar·yáh.
“Y Azarías.” Heb.: wa·‛Azar·yá·hu.
“Israel”, M(heb.: Yis·ra·’él)Vg; LXXSyVgc y unos 40 mss heb.: “Judá”.
“De Elías.” Heb.: me·’E·li·yá·hu; la única mención de Elías en Crónicas. Véase 1Re 17:1, n: “Elías”.
O: “estaban bajo el control”.
“Etíopes”, LXXVg; heb.: Ku·schím, “cusitas”.