Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea

TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

2 Crónicas 2:1-18

2  Salomón ahora dijo la palabra de que se edificara una casa+ al nombre+ de Jehová, y una casa para su gobernación real.*+  Por consiguiente, Salomón contó setenta mil hombres como cargadores y ochenta mil como cortadores en la montaña,+ y como superintendentes sobre ellos tres mil seiscientos.+  Además, Salomón envió a decir a Hiram*+ el rey de Tiro: “Tal como trataste con David+ mi padre y seguiste enviándole madera de cedro para que él se edificara una casa donde morar...,  aquí voy a edificar+ una casa al nombre+ de Jehová mi Dios para santificársela,+ para quemar incienso perfumado+ delante de él, con el pan constante en capas+ y ofrendas quemadas por la mañana y por la tarde,+ en los sábados+ y en las lunas nuevas+ y en los períodos festivos+ de Jehová nuestro Dios. Hasta tiempo indefinido+ esto estará sobre Israel.  Y la casa que voy a edificar será grande,+ porque nuestro Dios* es más grande que todos los [demás] dioses.*+  ¿Y quién podría retener poder para edificarle una casa?+ Porque los cielos y el cielo de los cielos no pueden contenerlo,+ y ¿quién soy yo+ para que le edifique una casa salvo para hacer humo de sacrificio delante de él?+  Y ahora envíame un hombre hábil para trabajar en oro y en plata y en cobre+ y en hierro y en lana teñida de púrpura rojiza y carmesí e hilo azul, y que sepa cortar grabados, junto con los hábiles que están conmigo en Judá y en Jerusalén, a quienes David mi padre ha preparado.+  Y envíame maderas de cedro,+ enebro+ y algum*+ desde el Líbano,+ porque yo mismo bien sé que tus siervos son experimentados* en cortar los árboles del Líbano+ (y aquí mis siervos están junto con tus siervos),  aun para prepararme maderas en gran cantidad, porque la casa que voy a edificar será grande, sí, de una manera maravillosa. 10  Y, ¡mira!, a los recogedores de madera, los cortadores de los árboles, doy en efecto trigo como alimento* para tus siervos, veinte mil coros;+ y cebada, veinte mil coros; y vino,+ veinte mil batos; y aceite, veinte mil batos”. 11  Con esto, Hiram el rey de Tiro+ dijo [la palabra] por escrito y [se la] envió a Salomón: “Porque Jehová amó+ a su pueblo te ha constituido rey sobre ellos”.+ 12  E Hiram* pasó a decir: “Bendito sea Jehová el Dios de Israel,+ que hizo los cielos y la tierra,+ porque ha dado a David el rey un hijo sabio, experimentado en discreción y entendimiento,+ que edificará una casa a Jehová y una casa para su gobernación real.+ 13  Y ahora de veras envío un hombre hábil, experimentado en entendimiento, que pertenece a Hiram-abí,*+ 14  hijo de una mujer de los hijos de Dan, pero cuyo padre era hombre de Tiro, experimentado, para que trabaje en oro y en plata, en cobre,+ en hierro, en piedras+ y en maderas, en lana teñida de púrpura rojiza,+ en hilo azul+ y en tela fina+ y en carmesí+ y en cortar toda clase de grabado+ y en diseñar toda clase de medio útil+ que se le dé, junto con tus propios hombres hábiles y los hombres hábiles de mi señor David tu padre. 15  Y ahora el trigo y la cebada, el aceite y el vino que mi señor ha prometido, que los envíe a sus siervos.+ 16  En cuanto a nosotros mismos, cortaremos árboles+ del Líbano conforme a todo lo que necesites,+ y te los llevaremos como armadías por mar+ a Jope,+ y tú, por tu parte, los subirás a Jerusalén”. 17  Entonces Salomón tomó la cuenta de todos los hombres que eran residentes forasteros,* que estaban en la tierra de Israel,+ después del censo que David su padre había hecho de ellos;+ y llegó a hallarse ciento cincuenta y tres mil seiscientos. 18  De manera que de ellos hizo setenta mil cargadores+ y ochenta mil cortadores+ en la montaña y tres mil seiscientos superintendentes para mantener a la gente sirviendo.+

Notas

MLXX terminan aquí el capítulo 1.
“Hiram”, LXXSyVg, algunos mss heb. y 1Cr 14:1; M: “Huram”.
“Nuestro Dios.” Heb.: ’Elo·héh·nu, pl. de ’Elóh·ah, para denotar majestad y poderes divinos.
“Los [demás] dioses.” Heb.: ha·’elo·hím; gr.: the·óus; lat.: dé·os.
“Y algum.Heb.: we’al·gum·mím.
Lit.: “son conocedores”.
“Alimento”, por una leve corrección de M en armonía con TSyVg y 1Re 5:11.
Véase v. 3, n.
O: “a Hiram mi padre”. Lit.: “a Huram mi padre”. Heb.: leJu·rám ’a·ví. Compárese con 4:16, n.
“Que eran residentes forasteros.” O: “los residentes temporales”. Heb.: hag·gueh·rím; LXXVg: “los prosélitos”.