Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

1 Samuel 18:1-30

18  Y aconteció que, tan pronto como él hubo acabado de hablar a Saúl, la misma alma de Jonatán*+ se ligó+ con el alma de David, y Jonatán empezó a amarlo como a su propia alma.+  Entonces Saúl lo tomó en aquel día, y no le permitió volver a la casa de su padre.+  Y Jonatán y David procedieron a celebrar un pacto,+ porque él lo amaba como a su propia alma.+  Además, Jonatán se despojó de su vestidura sin mangas que llevaba puesta y se la dio a David, y también sus prendas de vestir, y aun su espada y su arco y su cinto.  Y David empezó a salir. Adondequiera que lo enviaba Saúl, él actuaba prudentemente,+ de modo que Saúl lo colocó sobre los hombres de guerra;+ y esto pareció bueno a los ojos de todo el pueblo y también a los ojos de los siervos de Saúl.  Y aconteció que, al entrar ellos, cuando David volvió de derribar a los filisteos,* las mujeres empezaron a salir de todas las ciudades de Israel con canto+ y danzas al encuentro de Saúl el rey, con panderetas,+ con regocijo+ y con laúdes.  Y las mujeres que estaban participando en la celebración siguieron respondiendo y diciendo: “Saúl ha derribado sus miles, y David sus decenas de miles”.+  Y Saúl empezó a encolerizarse en gran manera,+ y este dicho fue malo desde su punto de vista,* de modo que dijo: “¡A David han dado decenas de miles, pero a mí me han dado los miles, y lo único que falta ya es darle la gobernación real!”.+  Y Saúl estuvo mirando a David de continuo con sospecha desde aquel día en adelante.+ 10  Y al día siguiente+ aconteció que el espíritu malo de Dios entró en operación sobre Saúl,+ de modo que él se portó como profeta+ dentro de la casa, mientras David estaba tocando música con la mano,+ como en días anteriores; y la lanza estaba en la mano de Saúl.+ 11  Y Saúl procedió a arrojar la lanza+ y decir: “¡Ciertamente clavaré a David aun a la pared!”,+ pero David se desvió de delante de él, dos veces.+ 12  Y a Saúl le dio miedo+ de David, porque Jehová resultaba estar con él,+ pero se había apartado de Saúl.+ 13  Por consiguiente, Saúl lo alejó de su compañía+ y lo nombró para sí jefe de mil; y con regularidad él salía y entraba delante del pueblo.+ 14  Y David estaba actuando prudentemente+ de continuo en todos sus caminos, y Jehová estaba con él.+ 15  Y Saúl siguió viendo que estaba actuando muy prudentemente,+ de modo que le temía. 16  Y todo Israel y Judá amaban a David, porque salía y entraba delante de ellos. 17  Por fin Saúl dijo a David: “Aquí está mi hija mayor Merab.+ Ella es la que te daré por esposa.+ Solo muéstrame que eres persona valiente y pelea las guerras* de Jehová”.+ Pero en cuanto a Saúl, él decía para sí: “No llegue a estar mi mano sobre él, sino que llegue a estar sobre él la mano de los filisteos”.+ 18  Ante esto, David dijo a Saúl: “¿Quién soy yo y quiénes son mis parientes, la familia de mi padre, en Israel, para que yo llegue a ser yerno del rey?”.+ 19  Sin embargo, aconteció que cuando era el tiempo en que Merab, la hija de Saúl, había de ser dada a David, ella misma ya había sido dada por esposa a Adriel+ el meholatita.+ 20  Ahora bien, Mical,+ hija de Saúl, estaba enamorada de David, y se lo informaron a Saúl, y el asunto fue de su agrado.* 21  Así que Saúl dijo: “Se la daré para que ella le sirva de lazo,+ y para que la mano de los filisteos llegue a estar sobre él”. En conformidad, Saúl dijo a David: “Por [una de] las dos mujeres* formarás una alianza matrimonial conmigo hoy”. 22  Además, Saúl mandó a sus siervos: “Hablen a David en secreto, y digan: ‘¡Mira! El rey se ha deleitado en ti, y todos sus siervos mismos se han enamorado de ti. Así es que ahora forma una alianza matrimonial con el rey’”. 23  Y los siervos de Saúl se pusieron a hablar estas palabras a oídos de David, pero David dijo: “¿Es cosa fácil a los ojos de ustedes formar una alianza matrimonial con el rey, cuando yo soy un hombre de escasos recursos+ y estimado en poco?”.+ 24  Entonces los siervos de Saúl se lo informaron, y dijeron: “Con palabras como estas habló David”. 25  Por lo cual Saúl dijo: “Esto es lo que dirán a David: ‘El rey no se deleita en dinero matrimonial,+ sino en cien prepucios+ de los filisteos, para vengarse+ de los enemigos del rey’”. Pero en cuanto a Saúl, él había tramado hacer caer a David por la mano de los filisteos. 26  De modo que sus siervos informaron estas palabras a David, y el asunto fue del agrado de David,* para formar una alianza matrimonial+ con el rey, y los días no habían expirado aún. 27  Así que David se levantó, y él y sus hombres fueron y derribaron+ a doscientos* hombres entre los filisteos, y David vino trayendo sus prepucios+ y dándolos en pleno número al rey, para formar una alianza matrimonial con el rey. A su vez, Saúl le dio a Mical su hija por esposa.+ 28  Y Saúl llegó a ver y saber que Jehová estaba con David.+ En cuanto a Mical, hija de Saúl, ella lo amaba.*+ 29  Y Saúl volvió a sentir aún más miedo a causa de David, y Saúl llegó a ser enemigo de David siempre.+ 30  Y los príncipes+ de los filisteos salían, y sucedía que, cuantas veces salían, David actuaba más prudentemente+ que todos los siervos de Saúl; y su nombre llegó a ser muy precioso.+

Notas

Lit.: “de Jehonatán”. Véase 19:1, n.
Lit.: “el filisteo”, pero en sentido colectivo. LXXB omite la porción desde 17:55 hasta aquí.
Lit.: “malo a sus ojos”.
O: “batallas”.
Lit.: “fue correcto a sus ojos”.
“Por una de las dos mujeres”, T; M: “Por dos”, es decir, una segunda vez.
Lit.: “fue correcto a los ojos de David”.
“Doscientos”, MSyVg; LXX: “cien”.
“Con David, y todo Israel lo amaba”, LXX.