Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea

TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

1 Reyes 8:1-66

8  En aquel tiempo Salomón+ procedió a congregar+ a los ancianos*+ de Israel, a todos los cabezas de las tribus,+ los principales* de los padres,+ de los hijos de Israel, ante el rey Salomón en Jerusalén, para subir el arca del pacto+ de Jehová desde la Ciudad de David,+ es decir, Sión.+  De modo que todos los hombres de Israel se congregaron al rey Salomón en el mes lunar de Etanim, en la fiesta,+ esto es, el mes séptimo.+  Por lo tanto, vinieron todos los ancianos de Israel, y los sacerdotes empezaron a llevar+ el Arca.+  Y vinieron subiendo el arca de Jehová y la tienda+ de reunión+ y todos los utensilios santos que había en la tienda; y los sacerdotes y los levitas+ vinieron subiéndolos.+  Y el rey Salomón y con él toda la asamblea de Israel, los que guardaron su cita con él, estaban delante del Arca, sacrificando+ ovejas y reses vacunas que, por su multitud, no se podían contar ni numerar.+  Entonces los sacerdotes introdujeron el arca+ del pacto de Jehová en su lugar,+ en el cuarto más recóndito de la casa, el Santísimo, debajo de las alas de los querubines.+  Porque los querubines extendían sus alas sobre el lugar del Arca, de modo que los querubines cubrían en forma protectora desde arriba el Arca y sus varales.+  Pero los varales+ resultaron largos, de modo que las puntas de los varales se podían ver desde el Santo enfrente del cuarto más recóndito, pero no se podían ver desde fuera. Y allí continúan hasta el día de hoy.+  No había nada en el Arca excepto las dos tablas de piedra*+ que Moisés había depositado+ allí en Horeb, cuando Jehová había pactado*+ con los hijos de Israel mientras salían de la tierra de Egipto.+ 10  Y aconteció que, cuando los sacerdotes salieron del lugar santo, la nube+ misma llenó la casa de Jehová. 11  Y los sacerdotes+ no pudieron permanecer de pie para desempeñar su ministerio+ a causa de la nube, pues la gloria+ de Jehová llenó la casa de Jehová.+ 12  En aquel tiempo Salomón dijo: “Jehová mismo dijo que él había de residir en las densas tinieblas.+ 13  He tenido éxito en edificar una casa de morada excelsa para ti,+ un lugar establecido+ donde mores hasta tiempo indefinido”.*+ 14  Entonces el rey volvió su rostro y se puso a bendecir+ a toda la congregación de Israel, mientras toda la congregación* de Israel estaba de pie. 15  Y él pasó a decir: “Bendito es Jehová+ el Dios de Israel, que habló por su propia boca con David+ mi padre y por su propia mano ha dado cumplimiento,+ al haber dicho: 16  ‘Desde el día en que saqué a mi pueblo Israel de Egipto no he escogido+ ciudad de todas las tribus de Israel para edificar una casa+ para que continúe allí mi nombre;+ pero escogeré a David para que llegue a estar sobre mi pueblo Israel’.+ 17  Y llegó a estar junto al corazón de David mi padre el edificar una casa al nombre de Jehová el Dios de Israel.+ 18  Pero Jehová dijo a David mi padre: ‘Por razón de que resultó estar junto a tu corazón el edificar una casa a mi nombre, hiciste bien, porque resultó estar junto a tu corazón.+ 19  Solo que tú mismo no edificarás la casa, sino que tu hijo que ha de salir de tus lomos es el que edificará la casa a mi nombre’.+ 20  Y Jehová procedió a realizar su palabra+ que había hablado, para que me levantara yo en el lugar de David mi padre y me sentara sobre el trono de Israel,+ tal como había hablado Jehová, y para que yo edificara la casa al nombre de Jehová el Dios de Israel,+ 21  y para que dispusiera allí un lugar para el Arca donde está el pacto+ de Jehová que él celebró con nuestros antepasados cuando los estaba sacando de la tierra de Egipto”. 22  Y Salomón procedió a ponerse de pie delante del altar+ de Jehová, enfrente de toda la congregación de Israel, y ahora extendió las palmas de las manos a los cielos;+ 23  y pasó a decir: “Oh Jehová el Dios de Israel,+ no hay Dios* como tú+ en los cielos arriba ni en la tierra abajo, que guardas el pacto y la bondad amorosa*+ para con tus siervos+ que están andando delante de ti con todo su corazón,+ 24  tú que has guardado para con tu siervo David mi padre lo que le prometiste, de modo que hiciste la promesa* con tu propia boca, y con tu propia mano has efectuado el cumplimiento, como en este día.+ 25  Y ahora, oh Jehová el Dios de Israel, guarda para con tu siervo David mi padre lo que le prometiste, al decir: ‘No será cortado hombre tuyo de delante de mí para que se siente sobre el trono de Israel,+ con tal que tus hijos cuiden su camino andando delante de mí así como tú has andado delante de mí’. 26  Y ahora, oh Dios de Israel,* que tu promesa*+ que has prometido a tu siervo David mi padre resulte fidedigna, por favor. 27  ”Pero ¿verdaderamente morará Dios sobre la tierra?+ ¡Mira! Los cielos,+ sí, el cielo de los cielos,+ ellos mismos no pueden contenerte;+ ¡cuánto menos, pues, esta casa+ que yo he edificado! 28  Y tienes que volverte hacia la oración+ de tu siervo y a su petición de favor,+ oh Jehová mi Dios, para escuchar el clamor rogativo y la oración con que tu siervo está orando delante de ti hoy;+ 29  para que tus ojos resulten estar abiertos+ hacia esta casa noche y día, hacia el lugar del cual dijiste: ‘Mi nombre resultará estar allí’,+ para escuchar la oración con que tu siervo ore hacia este lugar.+ 30  Y tienes que escuchar la petición de favor+ por parte de tu siervo y de tu pueblo Israel con que oren hacia este lugar; y dígnate oír tú mismo en el lugar de tu morada, en los cielos,+ y tienes que oír y perdonar.+ 31  ”Cuando peque un hombre contra su semejante,+ y realmente le imponga una maldición para hacer que esté expuesto a la maldición,+ y realmente venga [a estar en] la maldición delante de tu altar en esta casa, 32  entonces dígnate oír tú mismo desde los cielos, y tienes que actuar y juzgar a tus siervos, pronunciando inicuo al inicuo, poniendo su camino sobre su propia cabeza,+ y pronunciando justo al justo,+ dándole conforme a su propia justicia.+ 33  ”Cuando tu pueblo Israel sea derrotado delante del enemigo,+ por seguir pecando contra ti,+ y verdaderamente se vuelvan a ti+ y elogien tu nombre+ y oren+ y hagan petición de favor hacia ti en esta casa,+ 34  entonces dígnate oír tú mismo desde el cielo, y tienes que perdonar el pecado de tu pueblo Israel+ y tienes que traerlos de vuelta+ al suelo que diste a sus antepasados.+ 35  ”Cuando el cielo esté cerrado de modo que no ocurra lluvia,+ porque ellos hayan seguido pecando+ contra ti, y realmente oren hacia este lugar+ y elogien tu nombre, y de su pecado se vuelvan, porque hayas seguido afligiéndolos,+ 36  entonces dígnate oír tú mismo desde los cielos, y tienes que perdonar el pecado de tus siervos, sí, de tu pueblo Israel, porque les enseñas+ el buen camino en que deben andar;+ y tienes que dar lluvia+ sobre tu tierra que has dado a tu pueblo como posesión hereditaria. 37  ”En caso de que ocurra un hambre+ en el país, en caso de que ocurra una peste,+ en caso de que ocurran abrasamiento, tizón,+ langostas,+ cucarachas;+ en caso de que su enemigo los sitie en la tierra de sus puertas* —cualquier clase de plaga, cualquier clase de dolencia— 38  sea cual sea la oración,+ sea cual sea la petición de favor+ que se haga de parte de cualquier hombre [o] de todo tu pueblo Israel,+ porque ellos conocen cada cual la plaga de su propio corazón,+ y realmente extiendan las palmas de las manos a esta casa,+ 39  entonces dígnate oír tú mismo desde los cielos,+ el lugar establecido de tu morada,+ y tienes que perdonar+ y actuar+ y dar a cada uno conforme a todos sus caminos,+ porque tú conoces su corazón+ (porque solo tú mismo conoces bien el corazón de todos los hijos de la humanidad*);+ 40  a fin de que te teman+ todos los días que estén vivos sobre la superficie del suelo que diste a nuestros antepasados.+ 41  ”Y también al extranjero,+ que no es parte de tu pueblo Israel y que realmente venga de una tierra distante a causa de tu nombre+ 42  (porque ciertamente oirán de tu gran nombre+ y de tu mano fuerte+ y de tu brazo extendido), y realmente venga y ore hacia esta casa,+ 43  dígnate escuchar tú mismo desde los cielos, el lugar establecido de tu morada,+ y tienes que hacer conforme a todo aquello por lo cual el extranjero clame a ti;+ a fin de que todos los pueblos de la tierra lleguen a conocer tu nombre+ para que te teman lo mismo que lo hace tu pueblo Israel, y para que sepan que tu nombre mismo ha sido llamado sobre esta casa que yo he edificado.+ 44  ”En caso de que tu pueblo salga a la guerra+ contra su enemigo por el camino en que los envíes,+ y verdaderamente oren+ a Jehová en la dirección de la ciudad que has escogido+ y de la casa que he edificado a tu nombre,+ 45  entonces tienes que oír desde los cielos su oración y su petición de favor, y tienes que ejecutarles juicio.+ 46  ”En caso de que pequen contra ti+ (porque no hay hombre que no peque),+ y tengas que estar enojado contra ellos y abandonarlos al enemigo, y sus apresadores realmente se los lleven cautivos al país del enemigo, distante o cercano;+ 47  y verdaderamente recobren el juicio* en el país adonde hayan sido llevados cautivos,+ y realmente se vuelvan+ y te dirijan petición+ de favor en el país de sus apresadores,+ y digan: ‘Hemos pecado+ y errado,+ hemos obrado inicuamente’;+ 48  y verdaderamente se vuelvan a ti con todo su corazón+ y con toda su alma en el país de sus enemigos que se los hayan llevado cautivos, y verdaderamente te oren en la dirección de su tierra que tú diste a sus antepasados, la ciudad que has escogido y la casa que he edificado a tu nombre;+ 49  entonces tienes que oír desde los cielos, el lugar establecido de tu morada,+ su oración y su petición de favor, y tienes que ejecutarles juicio,+ 50  y tienes que perdonar+ a tu pueblo que había pecado+ contra ti, y todas sus transgresiones+ con que transgredieron contra ti;+ y tienes que hacerlos objeto de piedad+ delante de sus apresadores, y estos tienen que tenerles piedad 51  (porque ellos son tu pueblo y tu herencia,+ que sacaste de Egipto,+ de dentro del horno de hierro),+ 52  para que tus ojos resulten estar abiertos a la petición de favor de tu siervo y a la petición de favor+ de tu pueblo Israel, y los escuches en todo aquello por lo cual clamen a ti.+ 53  Porque tú mismo los separaste como herencia tuya de todos los pueblos de la tierra,+ tal como has hablado por medio de Moisés+ tu siervo cuando estabas sacando de Egipto a nuestros antepasados, oh Señor Soberano Jehová”. 54  Y aconteció que, tan pronto como Salomón acabó de orar a Jehová con toda esta oración y petición de favor, se levantó de delante del altar de Jehová, de estar hincado de rodillas+ con las palmas de las manos extendidas a los cielos;+ 55  y empezó a ponerse de pie+ y a bendecir+ a toda la congregación* de Israel con voz fuerte, diciendo: 56  “Bendito sea Jehová,+ que ha dado un lugar de descanso a su pueblo Israel, conforme a todo lo que ha prometido.+ No ha fallado una sola palabra+ de toda su buena promesa que él ha prometido* por medio de Moisés su siervo.+ 57  Resulte estar Jehová nuestro Dios con nosotros+ tal como resultó estar con nuestros antepasados.+ No nos deje ni nos abandone,+ 58  para que incline nuestro corazón+ hacia sí mismo, para que andemos en todos sus caminos+ y guardemos sus mandamientos+ y sus disposiciones reglamentarias+ y sus decisiones judiciales,+ que impuso como mandato a nuestros antepasados. 59  Y que estas palabras mías, con que he hecho petición de favor delante de Jehová, resulten estar cerca+ de Jehová nuestro Dios de día y de noche, para que él ejecute juicio a su siervo y juicio a su pueblo Israel, según se requiera día+ a día; 60  a fin de que todos los pueblos de la tierra sepan+ que Jehová es el Dios [verdadero].+ No hay otro.+ 61  Y el corazón de ustedes tiene que resultar completo+ para con Jehová nuestro Dios, andando en sus disposiciones reglamentarias y guardando sus mandamientos como en este día”. 62  Y el rey y todo Israel con él estaban ofreciendo un gran sacrificio delante de Jehová.+ 63  Y Salomón procedió a ofrecer los sacrificios de comunión+ que él tenía para ofrecer a Jehová, veintidós mil reses vacunas y ciento veinte mil ovejas,+ para que el rey y todos los hijos de Israel inauguraran+ la casa de Jehová. 64  En aquel día el rey tuvo que santificar el medio del patio que está delante de la casa de Jehová,+ porque allí tuvo que ofrecer el sacrificio quemado y la ofrenda de grano y los trozos grasos de los sacrificios de comunión; porque el altar de cobre+ que está delante de Jehová era demasiado pequeño para contener el sacrificio quemado y la ofrenda de grano y los trozos grasos+ de los sacrificios de comunión. 65  Y Salomón procedió en aquel tiempo a ocuparse en la fiesta,+ y todo Israel con él, una gran congregación+ desde el punto de entrada de Hamat*+ hasta el valle torrencial de Egipto,+ delante de Jehová nuestro Dios,* por siete días y otros siete días,+ catorce días. 66  Al octavo día despidió al pueblo;+ y ellos empezaron a bendecir al rey e irse a sus hogares,* regocijándose+ y sintiéndose alegres de corazón+ por todo el bien+ que Jehová había ejecutado para David su siervo y para Israel su pueblo.

Notas

O léase: “hombres mayores”.
O: “nasis”.
LXX añade: “tablas del pacto”.
Lit.: “había cortado [un pacto]”.
“Hasta tiempo indefinido.” Lit.: “tiempos indefinidos”. Heb.: ‛oh·la·mím, pl.
“Congregación de.” Heb.: qehál; LXXVg: “ecclesía”.
“Dios.” Heb.: ’Elo·hím; gr.: The·ós.
O: “el amor leal”.
Lit.: “hablaste”.
“Oh Dios de Israel”, M; TmssLXXSyVgc y 35 mss heb.: “oh Jehová el Dios de Israel”.
Lit.: “palabras”. Mmargen: “palabra”.
O: “ciudades”, representadas por las “puertas”, por una figura retórica, sinécdoque.
O: “el género humano”. Heb.: ha·’a·dhám; LXXVg: “hombres”.
Lit.: “y verdaderamente causen un regreso a su corazón”.
“Congregación de.” Heb.: qehál; gr.: ek·kle·sí·an; lat.: ec·clé·si·ae.
Lit.: “su buena palabra que ha hablado”.
Véase Jos 13:5, n: “Hamat”.
“Delante de Jehová nuestro Dios en la casa que él edificó, comiendo y bebiendo y regocijándonos delante de Jehová nuestro Dios”, LXX.
Lit.: “tiendas”.