Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

1 Reyes 4:1-34

4  Y el rey Salomón continuó de rey sobre todo Israel.+  Y estos son los príncipes*+ que tenía: Azarías* hijo de Sadoc,+ el sacerdote;  Elihóref y Ahíya, hijos de Sisá, secretarios;+ Jehosafat+ hijo de Ahilud, el registrador;*  y Benaya+ hijo de Jehoiadá estaba sobre el ejército,+ y Sadoc y Abiatar+ eran sacerdotes;  y Azarías hijo de Natán+ estaba sobre los comisarios, y Zabud hijo de Natán era sacerdote, el amigo+ del rey;  y Ahisar estaba sobre la casa, y Adoniram+ hijo de Abdá, sobre los reclutados para trabajo forzado.+  Y Salomón tenía doce comisarios sobre todo Israel, y ellos proveían de alimento al rey y su casa. Le tocaba a cada uno proveer el alimento un mes del año.+  Y estos eran sus nombres: El hijo de Hur, en la región montañosa de Efraín;+  el hijo de Déquer, en Maqaz y en Saalbim+ y Bet-semes+ y Elón-bet-hanán; 10  el hijo de Hésed, en Arubot (él tenía a Socoh y toda la tierra de Héfer);+ 11  el hijo de Abinadab, toda la serranía de Dor+ (Tafat, hija de Salomón, llegó ella misma a ser su esposa); 12  Baaná hijo de Ahilud, en Taanac+ y Meguidó+ y todo Bet-seán,+ que está al lado de Zaretán+ más abajo de Jezreel,+ desde Bet-seán hasta Abel-meholá+ hasta la región de Joqmeam;+ 13  el hijo de Guéber, en Ramot-galaad+ (él tenía las aldeas de tiendas de Jaír*+ hijo de Manasés, que están en Galaad;+ él tenía la región de Argob,+ que está en Basán:+ sesenta ciudades grandes con muro y barra de cobre); 14  Ahinadab hijo de Idó, en Mahanaim;+ 15  Ahimáaz, en Neftalí+ (él, también, tomó a Basemat, la hija de Salomón, por esposa);+ 16  Baaná hijo de Husai, en Aser+ y Bealot; 17  Jehosafat hijo de Parúah, en Isacar;+ 18  Simeí+ hijo de Elá, en Benjamín;+ 19  Guéber hijo de Urí, en la tierra de Galaad,+ la tierra de Sehón+ el rey de los amorreos,+ y de Og+ el rey de Basán,+ y había un comisario [sobre todos los demás comisarios] que había en el país. 20  Judá e Israel eran muchos, como los granos de arena que están junto al mar por su multitud,+ y comían y bebían y se regocijaban.*+ 21  En cuanto a Salomón, resultó ser gobernante sobre todos los reinos desde el Río*+ hasta la tierra de los filisteos y hasta el límite de Egipto. Estuvieron llevándole regalos y sirviendo a Salomón todos los días de su vida.+ 22  Y el alimento de Salomón para cada día* resultó ser, con regularidad, treinta medidas de coro*+ de flor de harina y sesenta medidas de coro de harina, 23  diez reses vacunas gordas y veinte reses vacunas de pasto y cien ovejas, además de algunos ciervos+ y gacelas+ y corzos y cuclillos engordados. 24  Pues él tenía todo en sujeción al lado de acá del Río,+ desde Tifsah hasta Gaza,+ aun a todos los reyes al lado de acá del Río;+ y la paz+ misma llegó a ser suya en toda región suya, todo en derredor.* 25  Y Judá+ e Israel continuaron morando en seguridad,+ cada uno debajo de su propia vid y debajo de su propia higuera,+ desde Dan hasta Beer-seba,+ todos los días de Salomón. 26  Y Salomón llegó a tener cuarenta mil pesebres de caballos+ para sus carros+ y doce mil hombres de a caballo. 27  Y estos comisarios+ suministraban alimento al rey Salomón y a todo el que se acercaba a la mesa del rey Salomón, cada uno en su mes. No dejaban que nada faltara. 28  Y seguían llevando la cebada y la paja para los caballos y para los tiros de caballos+ adondequiera que resultara ser el lugar, cada uno conforme a su comisión.+ 29  Y Dios* continuó dando a Salomón sabiduría+ y entendimiento*+ en medida sumamente grande, y una anchura de corazón,+ como la arena que está sobre la orilla del mar.+ 30  Y la sabiduría de Salomón era más vasta+ que la sabiduría de todos los orientales*+ y que toda la sabiduría de Egipto.+ 31  Y era más sabio que todo otro hombre,* más que Etán+ el ezrahíta y Hemán+ y Calcol+ y Dardá hijos de Mahol; y su fama* llegó a estar en todas las naciones todo en derredor.+ 32  Y podía hablar tres mil proverbios,+ y sus canciones+ llegaron a ser mil cinco.* 33  Y hablaba acerca de los árboles, desde el cedro que está en el Líbano+ hasta el hisopo+ que va saliendo en el muro; y hablaba acerca de las bestias+ y acerca de las criaturas voladoras+ y acerca de las cosas movientes+ y acerca de los peces.+ 34  Y de todos los pueblos seguían viniendo para oír la sabiduría de Salomón,+ aun de todos los reyes de la tierra que habían oído de su sabiduría.+

Notas

“Los príncipes.” Heb.: has·sa·rím; lat.: prín·ci·pes.
Heb.: ‛Azar·yá·hu.
O: “recordativo”.
O: “él tenía Havot-jaír”.
M termina aquí el capítulo 4.
Es decir, el Éufrates.
Lit.: “el pan de Salomón para un día”.
Un coro equivalía a 220 L (200 qt. á.). Véase Eze 45:14.
“Y la paz misma llegó a ser suya a petición de todos sus siervos todo en derredor”, muchos mss y ediciones heb.
“Dios”, MSyVg; TLXXSyHexapla: “Jehová”.
O: “discernimiento”.
Lit.: “todos los hijos del Este”.
O: “toda la humanidad”. Lit.: “el hombre terrestre”. Heb.: ha·’a·dhám.
Lit.: “nombre”.
“Mil cinco”, MSyVg; LXXVg12 mss: “cinco mil”.