Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

1 Reyes 16:1-34

16  Ahora vino la palabra de Jehová a Jehú+ hijo de Hananí+ contra Baasá, y dijo:  “Por cuanto te levanté del polvo+ para constituirte caudillo sobre mi pueblo Israel,+ pero te fuiste andando en el camino de Jeroboán+ y así hiciste pecar a mi pueblo Israel, ofendiéndome con los pecados de ellos,+  aquí voy a barrer de modo completo tras Baasá y tras su casa, y ciertamente constituiré su casa como la casa de Jeroboán hijo de Nebat.+  A cualquiera de Baasá que muera en la ciudad, los perros se lo comerán; y a cualquiera suyo que muera en el campo, las aves de los cielos se lo comerán”.+  En cuanto al resto de los asuntos de Baasá y lo que hizo, y su poderío, ¿no están escritos en el libro+ de los asuntos de los días de los reyes de Israel?  Por fin Baasá yació con sus antepasados, y fue enterrado en Tirzá;+ y Elah su hijo empezó a reinar en lugar de él.  Y también por medio de Jehú hijo de Hananí el profeta, la palabra misma de Jehová había venido contra Baasá y contra su casa,+ tanto por toda la maldad que él cometió a los ojos de Jehová ofendiéndolo+ con la obra de sus manos,+ para que ella llegara a ser como la casa de Jeroboán, como porque lo* derribó.+  En el año veintiséis de Asá el rey de Judá, Elah hijo de Baasá llegó a ser rey sobre Israel en Tirzá, por dos años.  Y su siervo Zimrí,+ el jefe de la mitad de los carros, empezó a conspirar contra él, mientras este estaba en Tirzá bebiendo+ hasta emborracharse en casa de Arzá, que estaba sobre la casa+ en Tirzá. 10  Y Zimrí procedió a entrar y a derribarlo+ y darle muerte en el año veintisiete de Asá el rey de Judá, y empezó a reinar en lugar de él. 11  Y aconteció que, cuando empezó a reinar, en cuanto se sentó sobre su trono, derribó a toda la casa de Baasá. No dejó que quedara ninguno de los suyos que orinara contra una pared,*+ ni sus vengadores de sangre*+ ni sus amigos. 12  Así Zimrí aniquiló a toda la casa de Baasá,+ conforme a la palabra de Jehová+ que él había hablado contra Baasá mediante Jehú el profeta,+ 13  a causa de todos los pecados de Baasá y los pecados de Elah+ su hijo con que pecaron y con que hicieron pecar a Israel, ofendiendo a Jehová el Dios de Israel con sus vanos ídolos.*+ 14  En cuanto al resto de los asuntos de Elah y todo cuanto hizo, ¿no están escritos en el libro+ de los asuntos de los días de los reyes de Israel? 15  En el año veintisiete de Asá el rey de Judá, Zimrí llegó a ser rey por siete días+ en Tirzá, mientras el pueblo estaba acampado contra Guibetón,+ que pertenecía a los filisteos. 16  Con el tiempo, el pueblo que estaba acampado oyó decir: “Zimrí ha conspirado y también ha derribado al rey”. Por lo tanto, todo Israel hizo que el jefe del ejército, Omrí,+ fuera rey sobre Israel en aquel día en el campamento. 17  Omrí y con él todo Israel ahora fueron subiendo de Guibetón y empezaron a poner sitio+ a Tirzá. 18  Y aconteció que, en cuanto Zimrí vio que la ciudad había sido tomada, entonces entró en la torre de habitación de la casa del rey y quemó con fuego sobre sí la casa del rey, de modo que murió,+ 19  por los pecados suyos con que había pecado haciendo lo que era malo a los ojos de Jehová+ al andar en el camino de Jeroboán y en su pecado que él cometió, haciendo pecar a Israel.+ 20  En cuanto al resto de los asuntos de Zimrí y su conspiración con que conspiró, ¿no están escritos en el libro+ de los asuntos de los días de los reyes de Israel? 21  Entonces fue cuando el pueblo de Israel empezó a dividirse en dos partes.+ Había [los de] una parte del pueblo que se hicieron seguidores de Tibní hijo de Guinat, para hacerlo rey, y [los de] la otra parte, seguidores de Omrí. 22  Por fin la gente que estaba siguiendo a Omrí venció a la gente que estaba siguiendo a Tibní hijo de Guinat; de manera que Tibní murió, y Omrí empezó a reinar. 23  En el año treinta y uno de Asá el rey de Judá, Omrí llegó a ser rey* sobre Israel por doce años. En Tirzá reinó seis años. 24  Y procedió a comprar a Sémer la montaña de Samaria* por dos talentos* de plata, y se puso a edificar [en] la montaña y a llamar el nombre de la ciudad que edificó por el nombre de Sémer el amo* de la montaña: Samaria.+ 25  Y Omrí siguió haciendo lo que era malo a los ojos de Jehová, y llegó a hacer peor que todos los que fueron antes de él.+ 26  Y fue andando en todo el camino de Jeroboán hijo de Nebat+ y en su pecado con que hizo pecar a Israel, ofendiendo a Jehová el Dios de Israel con sus vanos ídolos.+ 27  En cuanto al resto de los asuntos de Omrí, lo que hizo, y su poderío con que actuó, ¿no están escritos en el libro+ de los asuntos de los días de los reyes de Israel? 28  Por fin Omrí yació con sus antepasados, y fue enterrado en Samaria; y Acab+ su hijo empezó a reinar en lugar de él. 29  Y en cuanto a Acab hijo de Omrí, él llegó a ser rey sobre Israel el año treinta y ocho de Asá el rey de Judá; y Acab hijo de Omrí continuó reinando sobre Israel en Samaria+ veintidós años. 30  Y Acab hijo de Omrí procedió a hacer peor a los ojos de Jehová que todos los que fueron antes de él.+ 31  Y aconteció que, [como si fuera] la cosa más insignificante+ el que anduviera en los pecados de Jeroboán+ hijo de Nebat, ahora tomó por esposa+ a Jezabel+ hija de Etbaal el rey de los sidonios,+ y se puso a ir y servir a Baal*+ e inclinarse ante él. 32  Además, erigió un altar a Baal en la casa+ de Baal que edificó en Samaria. 33  Y Acab pasó a hacer el poste sagrado;*+ y Acab llegó a hacer más para ofender+ a Jehová el Dios de Israel que todos los reyes de Israel que hubo antes de él. 34  En sus días Hiel el betelita edificó a Jericó. Pagando con la pérdida de Abiram, su primogénito, colocó el fundamento de ella, y pagando con la pérdida de Segub, el menor de los suyos, puso sus puertas, conforme a la palabra de Jehová que él había hablado por medio de Josué* hijo de Nun.+

Notas

“Lo”, es decir, a Nadab hijo de Jeroboán. Véase 15:25-29.
“Orinara contra una pared.” Modismo heb. que alude a los varones.
O: “sus goeles”, M; SyVg: “sus parientes”.
Lit.: “sus vanidades”.
“Llegó a ser rey”, es decir, llegó a ser el único gobernante al morir su rival, Tibní.
Que significa: “Perteneciente al Clan de Sémer”. Heb.: Scho·meróhn.
Véase Ap. 8A.
O: “señor de”. Heb.: ’adho·néh, pl. de ’a·dhóhn, para denotar excelencia.
Lit.: “el Baal”. Heb.: hab·Bá·‛al.
O: “el aserá”. Heb.: ha·’Asche·ráh.
“Josué.” Heb.: Yehoh·schú·a‛, “Jehosúa”; LXX: “Jesús”.