Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

1 Reyes 15:1-34

15  Y en el año dieciocho del rey Jeroboán+ hijo de Nebat,+ Abiyam llegó a ser rey sobre Judá.+  Tres años reinó en Jerusalén; y el nombre de su madre era Maacá+ la nieta* de Abisalom.*+  Y él siguió andando en todos los pecados de su padre que este había cometido antes de él; y su corazón no resultó completo+ para con Jehová su Dios, como el corazón de David su antepasado.+  Porque, a causa de David,+ Jehová su Dios le dio una lámpara+ en Jerusalén, levantando a su hijo después de él y manteniendo en existencia a Jerusalén,*+  porque David hizo lo que era recto a los ojos de Jehová, y no se desvió de nada que Él le hubo mandado todos los días de su vida,+ excepto en el asunto de Urías el hitita.+  Y hubo guerra misma entre Rehoboam* y Jeroboán todos los días de su vida.+  En cuanto al resto de los asuntos de Abiyam y todo cuanto hizo, ¿no están escritos en el libro+ de los asuntos de los días de los reyes de Judá? También hubo guerra entre Abiyam y Jeroboán.+  Por fin Abiyam yació con sus antepasados, y lo enterraron en la Ciudad de David;+ y Asá+ su hijo empezó a reinar en lugar de él.  En el año veinte de Jeroboán el rey de Israel, Asá reinó como rey de Judá. 10  Y cuarenta y un años reinó en Jerusalén; y el nombre de su abuela* era Maacá+ la nieta de Abisalom.+ 11  Y Asá procedió a hacer lo que era recto a los ojos de Jehová, como David su antepasado.+ 12  Por lo tanto, hizo pasar del país a los prostitutos de templo+ y quitó todos los ídolos estercolizos+ que sus antepasados habían hecho.+ 13  En cuanto a Maacá+ misma, su abuela, pasó a removerla de [ser] dama,+ porque ella había hecho un ídolo horrible al poste sagrado; después de lo cual Asá cortó el ídolo horrible+ de ella y lo quemó+ en el valle torrencial de Cedrón.+ 14  Y los lugares altos+ no los quitó.+ No obstante, el corazón mismo de Asá resultó completo para con Jehová todos sus días.+ 15  Y empezó a introducir en la casa de Jehová las cosas santificadas por su padre y las cosas santificadas por él mismo, plata y oro y objetos.+ 16  Y hubo guerra misma entre Asá y Baasá+ el rey de Israel todos los días de ellos. 17  Por lo tanto, Baasá el rey de Israel subió contra Judá y se puso a edificar a Ramá,+ para no permitir que nadie saliera ni entrara donde Asá el rey de Judá.+ 18  Ante eso, Asá tomó toda la plata y el oro que quedaban en los tesoros de la casa de Jehová y los tesoros de la casa del rey y los puso en la mano de sus siervos; y ahora el rey Asá los envió a Ben-hadad+ hijo de Tabrimón hijo de Hezión, el rey de Siria,+ que estaba morando en Damasco,+ y dijo: 19  “Hay un pacto entre yo y tú, entre mi padre y tu padre. Mira que te he enviado un presente+ de plata y oro. Anda, rompe en efecto tu pacto con Baasá el rey de Israel, para que se retire de mí”.+ 20  Por consiguiente, Ben-hadad escuchó al rey Asá y envió a los jefes de las fuerzas militares que eran suyas contra las ciudades de Israel, y fue derribando a Ijón+ y Dan+ y Abel-bet-maacá+ y todo Kinéret, hasta toda la tierra de Neftalí.+ 21  Y aconteció que, tan pronto como Baasá tuvo noticia de ello, inmediatamente dejó de edificar a Ramá+ y continuó morando en Tirzá.+ 22  Y el rey Asá, por su parte, mandó llamar a todo Judá+ —no quedó nadie exento— y procedieron a llevarse las piedras de Ramá y las maderas de ella, con las cuales Baasá había estado edificando; y el rey Asá se puso a edificar con ellas a Gueba+ en Benjamín, y a Mizpá.+ 23  En cuanto al resto de todos los asuntos de Asá, y todo su poderío y todo lo que hizo, y las ciudades que edificó, ¿no están escritos en el libro+ de los asuntos de los días de los reyes de Judá? Solo que al tiempo en que envejeció+ enfermó de los pies.+ 24  Por fin Asá yació con sus antepasados,+ y fue enterrado con sus antepasados en la Ciudad de David su antepasado;+ y Jehosafat+ su hijo empezó a reinar en lugar de él. 25  En cuanto a Nadab+ hijo de Jeroboán, llegó a ser rey sobre Israel en el segundo año de Asá el rey de Judá; y continuó reinando sobre Israel dos años. 26  Y siguió haciendo lo que era malo+ a los ojos de Jehová y fue andando en el camino de su padre+ y en su pecado con que hizo pecar a Israel.+ 27  Y Baasá+ hijo de Ahíya de la casa de Isacar empezó a conspirar contra él; y Baasá logró derribarlo en Guibetón,+ que pertenecía a los filisteos, mientras Nadab y todo Israel estaban sitiando a Guibetón. 28  Así que Baasá le dio muerte en el tercer año de Asá el rey de Judá, y empezó a reinar en lugar de él.+ 29  Y aconteció que, luego que llegó a ser rey, derribó a toda la casa de Jeroboán. No dejó que quedara ninguno de Jeroboán que respirara,* hasta que los hubo aniquilado, conforme a la palabra de Jehová que él había hablado por medio de su siervo Ahíya el silonita,+ 30  a causa de los pecados de Jeroboán con que pecó+ y con que hizo pecar a Israel [y] por lo ofensivo de él con que ofendió a Jehová el Dios de Israel.+ 31  En cuanto al resto de los asuntos de Nadab y todo cuanto hizo, ¿no están escritos en el libro+ de los asuntos de los días de los reyes de Israel? 32  Y hubo guerra misma entre Asá y Baasá el rey de Israel todos los días de estos.+ 33  En el tercer año de Asá el rey de Judá, Baasá hijo de Ahíya llegó a ser rey sobre todo Israel en Tirzá por veinticuatro años.+ 34  Y siguió haciendo lo que era malo a los ojos de Jehová,+ y fue andando en el camino de Jeroboán+ y en su pecado con que hizo pecar a Israel.+

Notas

Lit.: “hija”. Heb.: bath. Véase 2Cr 13:1, 2.
“Absalón”, en 2Cr 11:20, 21.
Lit.: “haciendo que Jerusalén permanezca”. Compárese con Éx 9:16.
“Rehoboam”, MVg; 12 mss heb.: “Abiyam (Abías)”; Sy: “Abías hijo de Rehoboam”.
Lit.: “de su madre”. Heb.: ’im·móh.
Lit.: “todo aliento”, MLXX.