Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

1 Juan 2:1-29

2  Hijitos míos, les escribo estas cosas para que no cometan un pecado.*+ Y no obstante, si alguno comete un pecado, tenemos un ayudante*+ para con el Padre, a Jesucristo, uno que es justo.+  Y él es un sacrificio+ propiciatorio*+ por nuestros pecados,+ pero no solo por los nuestros,+ sino también por los de todo el mundo.+  Y en esto tenemos el conocimiento de que hemos llegado a conocerlo, a saber, si continuamos observando sus mandamientos.+  El que dice: “Yo he llegado a conocerlo”,+ y sin embargo no está observando sus mandamientos,+ es mentiroso, y la verdad no está en esta [persona].+  Pero cualquiera que sí observa su palabra,+ verdaderamente en esta [persona] el amor a Dios ha sido perfeccionado.+ En esto tenemos el conocimiento de que estamos en unión con él.+  El que dice que permanece en unión+ con él está obligado él mismo también a seguir andando así como anduvo aquel.+  Amados, no les escribo un mandamiento nuevo, sino un mandamiento viejo+ que ustedes han tenido desde [el] principio.+ Este mandamiento viejo es la palabra que ustedes oyeron.  Otra vez, les escribo un mandamiento nuevo, un hecho que es verdadero en el caso de él y en el de ustedes, porque la oscuridad+ va pasando y la luz verdadera+ ya está resplandeciendo.  El que dice que está en la luz y, sin embargo, odia+ a su hermano, está en la oscuridad hasta ahora mismo.+ 10  El que ama a su hermano permanece en la luz,+ y en el caso de él no hay causa de tropiezo.+ 11  Pero el que odia a su hermano está en la oscuridad y está andando en la oscuridad,+ y no sabe a dónde va,+ porque la oscuridad le ha cegado los ojos. 12  Les escribo, hijitos, porque sus pecados les han sido perdonados por causa del nombre de él.+ 13  Les escribo, padres, porque ustedes han llegado a conocer al que es desde [el] principio.+ Les escribo, jóvenes,+ porque han vencido al inicuo.+ Les escribo, niñitos,+ porque han llegado a conocer al Padre.+ 14  Les escribo, padres,+ porque han llegado a conocer al que es desde [el] principio.+ Les escribo, jóvenes, porque son fuertes+ y la palabra de Dios* permanece en ustedes,+ y han vencido al inicuo.+ 15  No estén amando ni al mundo ni las cosas [que están] en el mundo.+ Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él;+ 16  porque todo [lo que hay] en el mundo+ —el deseo de la carne+ y el deseo de los ojos+ y la exhibición ostentosa* del medio de vida de uno+— no se origina del Padre, sino que se origina del mundo.+ 17  Además, el mundo va pasando, y también su deseo,+ pero el que hace la voluntad+ de Dios permanece para siempre.+ 18  Niñitos, es la última hora,+ y, así como han oído que [el] anticristo* viene,+ aun ahora ha llegado a haber muchos anticristos;+ del cual hecho adquirimos el conocimiento de que es la última hora. 19  Ellos salieron de entre nosotros, pero no eran de nuestra clase;+ porque si hubieran sido de nuestra clase, habrían permanecido con nosotros.+ Pero [salieron], para que se mostrara a las claras que no todos son de nuestra clase.+ 20  Y ustedes tienen una unción* del santo;+ todos ustedes tienen conocimiento.+ 21  Les escribo, no porque no conocen la verdad,+ sino porque la conocen,+ y porque ninguna mentira se origina de la verdad.+ 22  ¿Quién es el mentiroso si no es el que niega que Jesús es el Cristo?+ Este es el anticristo,+ el que niega al Padre y al Hijo.+ 23  Todo el que niega al Hijo, tampoco tiene al Padre.+ El que confiesa+ al Hijo, también tiene al Padre.+ 24  En cuanto a ustedes, que lo que han oído desde [el] principio permanezca en ustedes.+ Si lo que han oído desde [el] principio permanece en ustedes, ustedes también continuarán en unión+ con el Hijo y en unión con el Padre.+ 25  Además, esta es la cosa prometida que él mismo nos prometió: la vida eterna.+ 26  Estas cosas les escribo acerca de los que tratan de extraviarlos.+ 27  Y en cuanto a ustedes, la unción+ que recibieron de él permanece en ustedes, y no necesitan que nadie les esté enseñando;+ antes bien, como la unción de él les está enseñando acerca de todas las cosas,+ y es verdad+ y no es mentira, y así como les ha enseñado, permanezcan en unión+ con él. 28  Ahora, pues, hijitos,+ permanezcan en unión+ con él, para que cuando él sea manifestado+ tengamos franqueza de expresión+ y no se nos haga apartarnos de él avergonzados al tiempo de su presencia.*+ 29  Si ustedes saben que él es justo,+ adquieren el conocimiento de que todo el que practica la justicia ha nacido de él.+

Notas

“Cometan un pecado.” Gr.: ha·már·te·te, un verbo en el aoristo de subjuntivo. Según A Grammar of New Testament Greek, por James H. Moulton, tomo I, 1908, p. 109: “el Aoristo tiene el efecto de convertir en momentos, es decir, considera la acción como un momento: representa el momento de entrada [...] o el de terminación [...] o mira a una acción entera como algo que sencillamente ha sucedido, sin distinguir pasos en su progreso”.
Lit.: “paráclito; paracleto”. Gr.: pa·rá·kle·ton.
Lit.: “propiciación”. Lat.: pro·pi·ti·á·ti·o. Véase Heb 9:5, n.
“De Dios.” B omite esta frase.
Lit.: “la presunción”.
“Anticristo.” Gr.: an·tí·kjri·stos; lat.: an·ti·chrí·stus; J17(heb.): tsar ham·ma·schí·aj.
“Unción.” Gr.: kjrí·sma; lat.: unc·ti·ó·nem.
Véase Ap. 5B.