Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Éxodo 8:1-32

8  *Entonces Jehová dijo a Moisés: “Entra a donde Faraón, y tienes que decirle: ‘Esto es lo que ha dicho Jehová: “Envía a mi pueblo para que me sirva.+  Y si sigues rehusando enviarlo, aquí voy a plagar de ranas todo tu territorio.+  Y el río Nilo realmente rebosará de ranas, y ciertamente subirán y entrarán en tu casa y en tu alcoba interior y sobre tu lecho y en las casas de tus siervos y sobre tu pueblo y en tus hornos y en tus artesas.+  Y sobre ti y sobre tu pueblo y sobre todos tus siervos subirán las ranas”’”.+ 5 * Más tarde Jehová dijo a Moisés: “Di a Aarón: ‘Extiende tu mano con tu vara+ sobre los ríos, los canales del Nilo y los estanques llenos de cañas y haz subir las ranas sobre la tierra de Egipto’”.  Por lo cual Aarón extendió la mano sobre las aguas de Egipto, y las ranas empezaron a subir y a cubrir la tierra de Egipto.  Sin embargo, los sacerdotes practicantes de magia hicieron la misma cosa por sus artes ocultas e hicieron subir las ranas sobre la tierra de Egipto.+  Con el tiempo Faraón llamó a Moisés y a Aarón y dijo: “Rueguen a Jehová+ para que quite las ranas de mí y de mi pueblo, puesto que quiero enviar al pueblo para que haga sacrificios a Jehová”.+  Entonces Moisés dijo a Faraón: “Toma de sobre mí la gloria de decir* cuándo he de rogar por ti y tus siervos y tu pueblo a fin de cortar las ranas de ti y de tus casas. Solo en el río Nilo quedarán”. 10  A lo cual él dijo: “Mañana”. De modo que [Moisés] dijo: “Será conforme a tu palabra, a fin de que sepas que no hay otro como Jehová nuestro Dios,+ 11  por cuanto las ranas ciertamente se apartarán de ti y tus casas y tus siervos y tu pueblo. Solo en el río Nilo quedarán”.+ 12  Por consiguiente, Moisés y Aarón salieron de donde Faraón, y Moisés clamó a Jehová+ a causa de las ranas que Él había puesto sobre Faraón. 13  Entonces Jehová hizo conforme a la palabra de Moisés,+ y las ranas empezaron a morir de las casas, los patios y los campos. 14  Y fueron juntándolas en montón sobre montón, y la tierra empezó a heder.+ 15  Cuando Faraón llegó a ver que se había efectuado el alivio, hizo insensible*+ su corazón; y no les escuchó, tal como había hablado Jehová.+ 16  Jehová ahora dijo a Moisés: “Di a Aarón: ‘Extiende tu vara+ y golpea el polvo de la tierra, y tiene que convertirse en jejenes por toda la tierra de Egipto’”. 17  Y procedieron a hacer esto. De modo que Aarón extendió su mano con su vara y golpeó el polvo de la tierra, y los jejenes* llegaron a estar sobre hombre y bestia. Todo el polvo de la tierra se convirtió en jejenes en toda la tierra de Egipto.+ 18  Y trataron de hacer lo mismo los sacerdotes practicantes de magia por sus artes ocultas,+ a fin de producir jejenes, pero no pudieron.+ Y los jejenes llegaron a estar sobre hombre y bestia. 19  Por lo tanto, los sacerdotes practicantes de magia dijeron a Faraón: “¡Es el dedo+ de Dios!”.+ Pero el corazón de Faraón continuó obstinado,+ y no les escuchó, tal como había hablado Jehová. 20  Entonces Jehová dijo a Moisés: “Levántate muy de mañana y toma una posición enfrente de Faraón.+ ¡Mira! ¡Va a salir al agua! Y tienes que decirle: ‘Esto es lo que ha dicho Jehová: “Envía a mi pueblo para que me sirva.*+ 21  Pero si no envías a mi pueblo, aquí voy a enviar sobre ti y tus siervos y tu pueblo y en tus casas el tábano;*+ y simplemente estarán llenas del tábano las casas de Egipto, y también el suelo sobre el cual están. 22  Y ciertamente haré distinta en aquel día la tierra de Gosén sobre la cual está situado mi pueblo, para que no exista allí tábano alguno;+ a fin de que sepas que yo soy Jehová en medio de la tierra.*+ 23  Y verdaderamente fijaré una demarcación entre mi pueblo y tu pueblo.+ Mañana se efectuará esta señal”’”. 24  Y Jehová procedió a hacerlo así; y densos enjambres de tábanos empezaron a invadir la casa de Faraón y las casas de los siervos de este y toda la tierra de Egipto.+ Quedó arruinada la tierra como resultado de los tábanos.+ 25  Por fin Faraón llamó a Moisés y Aarón y dijo: “Vayan, hagan sacrificios a su Dios* en el país”.+ 26  Pero Moisés dijo: “No es admisible hacerlo así, porque sacrificaríamos a Jehová nuestro Dios algo que es cosa detestable a los egipcios.+ Suponiendo que sacrificáramos una cosa detestable a los egipcios delante de sus ojos; ¿no nos apedrearían? 27  Iremos camino de tres días al desierto y definitivamente haremos sacrificios a Jehová nuestro Dios tal como él nos lo ha dicho”.+ 28  Ahora Faraón dijo: “Yo... yo los enviaré,+ y verdaderamente harán sacrificios a Jehová su Dios en el desierto.+ Solo no hagan que sea tan lejos el lugar adonde van. Rueguen a favor de mí”.+ 29  Entonces Moisés dijo: “Mira que voy a salir de delante de ti, y verdaderamente rogaré a Jehová, y mañana los tábanos ciertamente se apartarán de Faraón, de sus siervos y de su pueblo. Solo que no vaya a burlarse de nuevo Faraón dejando de enviar al pueblo para hacer sacrificios a Jehová”.+ 30  Después de eso Moisés salió de donde Faraón y le rogó a Jehová.+ 31  De modo que Jehová hizo conforme a la palabra de Moisés,+ y los tábanos se apartaron de Faraón, de sus siervos y de su pueblo.+ No quedó ni uno. 32  Sin embargo, Faraón hizo insensible su corazón esta vez también y no envió al pueblo.+

Notas

En MLXX, este texto es 7:26.
En MLXX, aquí comienza el capítulo 8.
Posiblemente: “explicarme”.
“Hizo insensible”, en conformidad con Sam. En M, este verbo se halla en el infinitivo absoluto, indefinido en cuanto a tiempo.
O: “los mosquitos”. Heb.: hak·kin·nám. Sin mucho respaldo, el historiador Josefo (Antigüedades judías, Libro II, capítulo 14, párr. 3) explica que esta palabra significa piojos, y el Talmud también usa la forma kin·ním para piojos.
“Para que me sirvan (adoren).” Heb.: weia·‛av·dhú·ni; gr.: la·tréu·so·sin, “rindan servicio sagrado”. Véase 3:12, n.
“Mosca de los establos”, LXX.
O: “yo, Jehová, estoy en medio de la tierra (el país)”.
“A su Dios.” Heb.: lE’·lo·heh·kjém; TJLXXBagsterSy: “Jehová su Dios”.