Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea

TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Éxodo 21:1-36

21  ”Y estas son las decisiones judiciales* que has de poner delante de ellos:+  ”En caso de que compres un esclavo hebreo,+ será esclavo seis años, pero al séptimo saldrá como persona puesta en libertad sin pagar nada.+  Si entra solo, solo saldrá. Si es dueño de una esposa, entonces su esposa tiene que salir con él.  Si su amo le da una esposa y ella efectivamente le da a luz hijos o hijas, la esposa y sus hijos llegarán a ser del amo de ella,*+ y él saldrá solo.+  Pero si el esclavo dice insistentemente: ‘Realmente amo a mi señor,* a mi esposa y a mis hijos; no quiero salir como persona puesta en libertad’,+  entonces su amo tiene que acercarlo al Dios [verdadero] y tiene que ponerlo contra la puerta o la jamba de la puerta; y su amo tiene que agujerearle la oreja con un punzón, y él tiene que ser esclavo suyo hasta tiempo indefinido.+  ”Y en caso de que un hombre venda a su hija como esclava,+ no saldrá ella como salen los esclavos varones.  Si ella es desagradable a los ojos de su amo, de modo que no la designa como concubina,+ sino que hace que sea redimida, él no tendrá autoridad para venderla a un pueblo extranjero al tratar con ella traidoramente.  Y si es a su hijo que la designa, ha de hacer con ella conforme al derecho debido de las hijas.+ 10  Si él toma otra esposa para sí, no han de ser disminuidos el sustento de ella ni su ropa+ ni su débito conyugal.+ 11  Si él no quiere darle estas tres cosas, entonces ella tiene que salir sin pagar nada, sin dinero. 12  ”El que hiera a un hombre de modo que en efecto muera, ha de ser muerto sin falta.+ 13  Pero cuando no está al acecho y el Dios [verdadero] permite que ocurra a mano de él,*+ entonces yo tengo que arreglarte un lugar adonde él pueda huir.+ 14  Y en caso de que un hombre se acalore contra su prójimo al grado de matarlo con astucia,+ has de llevarlo hasta de estar a mi altar, para que muera.+ 15  Y el que hiera a su padre y a su madre, ha de ser muerto sin falta.+ 16  ”Y el que secuestre a un hombre+ y que en efecto lo venda,+ o en cuya mano haya sido hallado, ha de ser muerto sin falta.+ 17  ”Y el que invoque el mal sobre su padre y su madre ha de ser muerto sin falta.+ 18  ”Y en caso de que unos hombres se pongan a reñir y uno efectivamente hiera a su prójimo con una piedra o un azadón* y este no muera, pero tenga que quedarse en cama; 19  si se levanta y va andando fuera sobre algún sostén suyo, entonces el que lo haya herido tiene que estar libre de castigo; dará compensación solo por el tiempo que se haya perdido del trabajo de aquel hasta que lo tenga completamente sanado. 20  ”Y en caso de que un hombre hiera+ a su esclavo o a su esclava con un palo y tal [persona] en efecto muera bajo su mano, se ha de vengar sin falta a tal [persona].+ 21  Sin embargo, si tarda* [en morirse] un día o dos días, no ha de ser vengado, porque es dinero suyo.* 22  ”Y en caso de que unos hombres luchen el uno con el otro y realmente lastimen a una mujer encinta y los hijos+ de ella efectivamente salgan,* pero no ocurra un accidente mortal, a él sin falta ha de imponérsele el pago de daños conforme a lo que le imponga el dueño de la mujer; y él tiene que darlo por medio de los jueces.+ 23  Pero si ocurre un accidente mortal, entonces tienes que dar alma* por alma,+ 24  ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie,+ 25  marca candente por marca candente, herida por herida, golpe por golpe.+ 26  ”Y en caso de que un hombre hiera el ojo de su esclavo o el ojo de su esclava y realmente lo arruine, ha de enviarlo como persona puesta en libertad en compensación por su ojo.+ 27  Y si es el diente de su esclavo o el diente de su esclava lo que él hace saltar de un golpe, ha de enviarlo como persona puesta en libertad en compensación por su diente. 28  ”Y en caso de que un toro acornee a un hombre o a una mujer y [la persona] en efecto muera, el toro ha de ser apedreado+ sin falta, pero su carne no ha de comerse; y el dueño del toro queda libre de castigo. 29  Pero si un toro anteriormente hubiera tenido la costumbre de acornear, y ello se hubiera advertido al dueño, pero él no lo hubiera tenido bajo guardia, y este efectivamente hubiera dado muerte a un hombre o a una mujer, el toro ha de ser apedreado, y también ha de darse muerte a su dueño. 30  Si [al dueño] se le impone un rescate,* entonces tiene que dar el precio de redención por su alma conforme a todo lo que se le imponga.+ 31  Sea que [el toro] haya acorneado a un hijo o acorneado a una hija, ha de hacérsele conforme a esta decisión judicial.+ 32  Si ha sido a un esclavo o a una esclava a quien el toro haya acorneado, [el dueño] dará el precio de treinta siclos+ al amo de aquel o de aquella, y el toro será apedreado. 33  ”Y en caso de que un hombre abriera un hoyo, o en caso de que un hombre excavara un hoyo y no lo cubriera, y un toro o un asno efectivamente cayera en él,+ 34  el dueño del hoyo ha de dar compensación.+ El precio se lo ha de devolver a su dueño, y el animal muerto llegará a ser suyo. 35  Y en caso de que el toro de un hombre lastimara el toro de otro, y este de hecho muriera, entonces tienen que vender el toro vivo y dividir el precio que se haya pagado por él; y también al muerto deben dividir.+ 36  O si se hubiera sabido que un toro tuviera anteriormente la costumbre de acornear, pero su dueño no lo hubiera tenido bajo guardia,+ debe sin falta dar compensación+ de toro por toro, y el muerto llegará a ser suyo.

Notas

O: “las prescripciones; las órdenes”.
Lit.: “para los amos de ella”. Heb.: la’·dho·néi·ha, pl. para denotar excelencia; la ley de Dios designa al patrono.
“Mi señor.” Heb.: ’adho·ní, sing.; el siervo designa a su patrono.
O: “el Dios [verdadero] hace que ocurra a mano de él”. LXXVg: “Dios lo entregó en mano(s) de él”.
“Puño”, LXXVg.
Lit.: “permanece”. Compárese con 9:16, n: “Existencia”.
O: “alguien comprado con su dinero”.
“Salgan”, es decir, prematuramente.
O: “vida”. Heb.: né·fesch; gr.: psy·kjén; lat.: á·ni·mam.
O: “una reparación”. Lit.: “cubierta”.