Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Éxodo 19:1-25

19  Al tercer mes después de haber salido los hijos de Israel de la tierra de Egipto,+ el mismo día, entraron en el desierto de Sinaí.+  Y procedieron a partir de Refidim+ y a entrar en el desierto de Sinaí y a acampar en el desierto;+ e Israel se puso a acampar allí enfrente de la montaña.+  Y Moisés subió al Dios [verdadero],* y Jehová empezó a llamarlo de la montaña,+ diciendo: “Esto es lo que has de decir a la casa de Jacob y anunciar a los hijos de Israel:  ‘Ustedes mismos han visto lo que hice a los egipcios,+ para llevarlos a ustedes sobre alas de águilas y traerlos a mí mismo.+  Y ahora si ustedes obedecen* estrictamente+ mi voz y verdaderamente guardan mi pacto,+ entonces ciertamente llegarán a ser* mi propiedad especial de entre todos los [demás] pueblos,+ porque toda la tierra me pertenece a mí.+  Y ustedes mismos llegarán a ser para mí un reino de sacerdotes y una nación santa’.+ Estas son las palabras que has de decir a los hijos de Israel”.  De modo que Moisés vino y llamó a los ancianos*+ del pueblo y expuso ante ellos todas estas palabras que Jehová le había mandado.+  Después de eso todo el pueblo respondió unánimemente y dijo: “Todo lo que Jehová ha hablado estamos dispuestos a hacerlo”.+ Inmediatamente llevó Moisés a Jehová las palabras del pueblo.+  Ante esto, Jehová dijo a Moisés: “¡Mira! Vengo a ti en una nube oscura,+ a fin de que el pueblo oiga cuando hable contigo,+ y para que en ti también pongan fe hasta tiempo indefinido”.+ Entonces Moisés informó a Jehová las palabras del pueblo. 10  Y Jehová pasó a decir a Moisés: “Ve al pueblo, y tienes que santificarlos hoy y mañana, y ellos tienen que lavar sus mantos.+ 11  Y tienen que hallarse listos para el tercer día, porque al tercer día descenderá Jehová ante los ojos de todo el pueblo sobre el monte Sinaí.+ 12  Y tienes que fijar límites para el pueblo en derredor, diciendo: ‘Guárdense de subir a la montaña, y no toquen el borde de ella. Cualquiera que toque la montaña será muerto,+ positivamente. 13  No ha de tocarle mano alguna, porque positivamente será apedreado o positivamente será asaeteado. Sea bestia u hombre, no vivirá’.+ Al toque del cuerno+ de carnero* ellos mismos podrán subir hasta la montaña”. 14  Entonces Moisés bajó de la montaña al pueblo, y se puso a santificar al pueblo; y ellos se ocuparon en lavar sus mantos.+ 15  Por consiguiente, dijo a la gente: “Alístense+ durante los tres días. No se acerquen a mujer”.+ 16  Y al tercer día, cuando amaneció, aconteció que empezó a haber truenos y relámpagos,+ y una nube densa+ sobre la montaña y un sonido muy fuerte de cuerno,+ de manera que toda la gente que estaba en el campamento empezó a temblar.+ 17  Moisés ahora hizo que el pueblo saliera del campamento al encuentro del Dios [verdadero], y ellos fueron tomando su posición al pie de la montaña.+ 18  Y el monte Sinaí humeaba por todas partes,+ debido al hecho de que Jehová había descendido sobre él en fuego;+ y su humo seguía ascendiendo como el humo de un horno de calcinación,+ y toda la montaña estaba temblando muchísimo.+ 19  Cuando el sonido del cuerno continuó haciéndose más y más fuerte, Moisés empezó a hablar, y el Dios [verdadero] empezó a contestarle con una voz.+ 20  De modo que Jehová descendió sobre el monte Sinaí a la cima de la montaña. Entonces Jehová llamó a Moisés a la cima de la montaña, y Moisés procedió a subir.+ 21  Jehová ahora dijo a Moisés: “Baja, advierte al pueblo, para que no traten de abrirse camino a Jehová para mirar y muchos de ellos tengan que caer.+ 22  Y que también los sacerdotes que con regularidad se acercan a Jehová se santifiquen,+ para que Jehová no irrumpa contra ellos”.+ 23  Ante esto, Moisés dijo a Jehová: “El pueblo no puede subir al monte Sinaí, porque tú mismo ya nos advertiste, diciendo: ‘Fíjale límites a la montaña y hazla sagrada’”.*+ 24  Sin embargo, Jehová le dijo: “Ve, desciende, y tienes que subir, tú y Aarón contigo; pero que los sacerdotes y el pueblo no se abran paso para subir a Jehová, para que no irrumpa él contra ellos”.+ 25  Por consiguiente, Moisés descendió al pueblo y se lo dijo.+

Notas

“El Dios [verdadero].” Heb.: ha·’Elo·hím. Véase Ap. 1F.
O: “escuchan”.
O: “entonces tendrán que llegar a ser”.
O léase: “hombres mayores”.
“El cuerno de carnero.” Heb.: hai·yo·vél. Véase Le 25:10, n: “Jubileo”.
O: “y santifícala”.