Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Éxodo 18:1-27

18  Ahora bien, Jetró el sacerdote de Madián, suegro+ de Moisés,* llegó a oír acerca de todo lo que Dios había hecho por Moisés y por Israel su pueblo, cómo Jehová había sacado a Israel de Egipto.+  De modo que Jetró, suegro de Moisés, tomó a Ziporá, esposa de Moisés, después de haber sido enviada,*  y a los dos hijos+ de ella, el nombre de uno de los cuales era Guersom,*+ “porque —dijo él— residente forastero he llegado a ser en tierra extranjera”;  y el nombre del otro era Eliezer,*+ “porque —según dijo él— el Dios de mi padre es mi ayudante, puesto que me libró de la espada de Faraón”.+  De modo que Jetró, suegro de Moisés, y los hijos y la esposa de este vinieron a Moisés en el desierto, donde él estaba acampado, a la montaña del Dios [verdadero].+  Entonces [Jetró] mandó palabra a Moisés: “Yo,* tu suegro,* Jetró,+ he venido a ti, y también tu esposa y sus dos hijos con ella”.  En seguida salió Moisés al encuentro de su suegro, y procedió a postrarse y a besarlo;+ y cada uno empezó a preguntarle al otro cómo le iba. Tras eso, entraron en la tienda.  Y Moisés se puso a contar a su suegro todo lo que Jehová había hecho a Faraón y Egipto por causa de Israel,+ y toda la penalidad que les había sobrevenido en el camino,+ y todavía Jehová los estaba librando.+  Entonces se sintió alegre Jetró debido a todo el bien que Jehová había hecho a Israel al haberlos librado* de la mano de Egipto.+ 10  Por consiguiente, dijo Jetró: “Bendito sea Jehová, que los ha librado de la mano de Egipto y de la mano de Faraón, y que ha librado al pueblo de debajo de la mano de Egipto.+ 11  Ahora sí sé que Jehová es mayor que todos los [demás] dioses,*+ en virtud de este asunto en que aquellos obraron presuntuosamente contra ellos”.* 12  Entonces Jetró, suegro de Moisés, tomó una ofrenda quemada y sacrificios para Dios;+ y Aarón y todos los ancianos de Israel vinieron a comer pan con el suegro de Moisés, delante del Dios [verdadero].+ 13  Y al día siguiente aconteció que Moisés se sentó como de costumbre para servir de juez al pueblo,+ y el pueblo se quedó de pie delante de Moisés desde la mañana hasta la tarde. 14  Y el suegro de Moisés llegó a ver todo lo que él hacía por el pueblo. De modo que dijo: “¿Qué clase de negocio es este que haces por el pueblo? ¿Por qué te quedas sentado tú solo y toda la gente continúa tomando su puesto delante de ti desde la mañana hasta la tarde?”. 15  Entonces Moisés dijo a su suegro: “Porque el pueblo sigue viniendo a mí para inquirir de Dios.+ 16  En caso de que se les suscite una causa,+ esta tiene que venir a mí y yo tengo que juzgar entre una parte y la otra, y tengo que dar a conocer las decisiones del Dios [verdadero] y sus leyes”.+ 17  Ante esto, el suegro de Moisés le dijo: “La manera como lo estás haciendo no es buena. 18  De seguro te agotarás, tanto tú como este pueblo que está contigo, porque este negocio es una carga demasiado grande para ti.+ No puedes hacerlo tú solo.+ 19  Escucha ahora mi voz.+ Yo te aconsejaré, y Dios resultará estar contigo.+ Tú mismo sirve de representante al pueblo delante del Dios [verdadero],+ y tú mismo tienes que traer las causas al Dios [verdadero].+ 20  Y tienes que advertirles acerca de lo que son las disposiciones reglamentarias y las leyes,+ y tienes que darles a conocer el camino en que deben andar y el trabajo que deben hacer.+ 21  Pero tú mismo debes seleccionar de entre todo el pueblo hombres capaces,+ temerosos de Dios,+ hombres dignos de confianza,*+ que odien la ganancia injusta;+ y tienes que establecer a estos sobre ellos como jefes* sobre millares,*+ jefes sobre centenas,* jefes sobre cincuentenas y jefes sobre decenas.*+ 22  Y ellos tienen que juzgar a la gente en toda ocasión apropiada; y tiene que suceder que toda causa grande te la traerán a ti,+ pero toda causa pequeña ellos mismos la manejarán como jueces. Así hazlo más ligero para ti, y ellos tienen que llevar la carga contigo.+ 23  Si haces esta misma cosa, y Dios te ha mandado, entonces ciertamente podrás soportarlo y, además, todo este pueblo vendrá a su propio lugar en paz”.+ 24  En seguida Moisés escuchó la voz de su suegro e hizo todo lo que este había dicho.+ 25  Y Moisés procedió a escoger a hombres capaces de entre todo Israel y a darles puestos como cabezas sobre el pueblo,+ como jefes de millares, jefes de centenas, jefes de cincuentenas y jefes de decenas. 26  Y ellos juzgaban a la gente en toda ocasión apropiada. La causa que fuera difícil se la traían a Moisés,+ pero toda causa pequeña ellos mismos la manejaban como jueces. 27  Después de aquello Moisés se despidió+ de su suegro, y este procedió a irse a su tierra.

Notas

O: “de quien Moisés era yerno”.
Lit.: “esposa de Moisés después de ser enviada”.
Que significa: “Un Residente Forastero Allí”.
Que significa: “Mi Dios Es Ayudante”.
“Yo”, MVg; SamLXXSy: “¡Mira!”.
O: “Yo, de quien tú eres yerno”.
O: “Israel, a quien él había librado”.
“Los [demás] dioses.” Heb.: ha·’elo·hím; gr.: tous the·óus, pl.
“Ellos”, es decir, los israelitas.
O: “verídicos; fieles”.
“Jefes.” Heb.: sa·réh.
“Jefes sobre millares.” Gr.: kji·li·ár·kjous, “quiliarcas”.
“Jefes sobre centenas.” Lat.: cen·tu·ri·ó·nes, “centuriones”.
“Jefes sobre decenas.” Lat.: de·cá·nos, “diáconos; decanos”.