Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

español

Biblia en línea | TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

Éxodo 12:1-51

12  Ahora Jehová dijo a Moisés y Aarón en la tierra de Egipto:  “Este mes será para ustedes el comienzo de los meses. Será para ustedes el primero de los meses del año.+  Hablen a toda la asamblea de Israel, y digan: ‘El día diez de este mes han de tomar para sí cada cual una oveja*+ para la casa ancestral, una oveja por casa.  Pero si la familia resulta demasiado pequeña para la oveja, entonces él y su vecino próximo tienen que llevarla a su casa, según el número de almas;* deben computar a cada uno en proporción con lo que come, en lo que toca a la oveja.  La oveja debe resultar sana,+ macho, de un año de edad, para ustedes.+ Pueden escoger de los carneros jóvenes* o de las cabras.  Y tiene que continuar bajo salvaguardia de parte de ustedes hasta el día catorce de este mes,+ y toda la congregación de la asamblea de Israel tiene que degollarlo entre las dos tardes.*+  Y ellos tienen que tomar parte de la sangre y salpicarla* sobre las dos jambas de la puerta* y sobre la parte superior de la entrada* de las casas en las cuales lo comerán.+  ”’Y tienen que comer la carne esa misma noche.+ Deben comerla asada al fuego y con tortas no fermentadas*+ junto con verduras amargas.+  No coman nada de él crudo* ni hervido, cocido en agua, sino asado al fuego, su cabeza junto con sus canillas y sus partes interiores. 10  Y no deben dejar que nada de él quede hasta la mañana, sino que lo que de él sobre hasta la mañana lo deben quemar con fuego.+ 11  Y de esta manera deben comerlo: teniendo ustedes ceñidas las caderas,+ sandalias+ en sus pies y su bastón en la mano; y tienen que comerlo apresuradamente. Es la pascua* de Jehová.+ 12  Y tengo que pasar por la tierra de Egipto esta noche+ y herir a todo primogénito en la tierra de Egipto, desde hombre hasta bestia;+ y en todos los dioses* de Egipto ejecutaré juicios.+ Yo soy Jehová.+ 13  Y la sangre tiene que servirles de señal suya sobre las casas donde estén; y tengo que ver la sangre y pasarlos por alto,+ y no vendrá sobre ustedes la plaga como arruinamiento cuando hiera yo a la tierra de Egipto. 14  ”’Y este día tiene que servirles de memoria, y tienen que celebrarlo como fiesta a Jehová* durante todas sus generaciones. Como estatuto hasta tiempo indefinido deben celebrarlo. 15  Siete días han de comer tortas no fermentadas. Sí, en el primer día han de quitar la masa fermentada* de sus casas, porque el que coma lo leudado, desde el primer día hasta el séptimo,+ esa alma tiene que ser cortada de Israel.+ 16  Y el primer día ha de efectuarse para ustedes una convocación santa, y el día séptimo una convocación* santa.+ No ha de hacerse ningún trabajo en ellos.+ Solo lo que cada alma necesite comer, solo eso puede hacerse para ustedes.+ 17  ”’Y tienen que guardar la fiesta de las tortas no fermentadas,+ porque en este mismo día tengo que sacar de la tierra de Egipto a los ejércitos de ustedes. Y tienen que guardar este día durante todas sus generaciones como estatuto hasta tiempo indefinido. 18  En el primer mes, el día catorce del mes, por la tarde han de comer tortas no fermentadas hasta la tarde del día veintiuno del mes.+ 19  Por siete días no ha de hallarse masa fermentada en sus casas, porque cualquiera que guste lo leudado, sea residente forastero o natural del país,+ esa alma tiene que ser cortada de la asamblea de Israel.+ 20  Nada leudado han de comer ustedes. En todas sus moradas han de comer tortas no fermentadas’”. 21  En seguida llamó Moisés a todos los ancianos de Israel+ y les dijo: “Saquen y tomen para ustedes mismos ganado menor* según sus familias, y degüellen la víctima pascual.+ 22  Y tienen que tomar un manojo de hisopo+ y mojarlo* en la sangre en una fuente y golpear la parte superior de la entrada y las dos jambas de la puerta con parte de la sangre que está en la fuente; y ninguno de ustedes debe salir de la entrada de su casa hasta la mañana. 23  Entonces, cuando Jehová de veras pase para plagar a los egipcios y de seguro vea la sangre sobre la parte superior de la entrada y sobre las dos jambas de la puerta, Jehová ciertamente pasará por alto la entrada, y no permitirá que el arruinamiento entre en las casas de ustedes para plagarlos.+ 24  ”Y ustedes tienen que guardar esta observancia como disposición reglamentaria+ para ti y tus hijos hasta tiempo indefinido.+ 25  Y tiene que suceder que cuando entren en la tierra que Jehová les dará, tal como él lo ha declarado, entonces tienen que guardar este servicio.*+ 26  Y tiene que suceder que cuando sus hijos les digan: ‘¿Qué significa este servicio para ustedes?’,+ 27  entonces tienen que decir: ‘Es el sacrificio de la pascua a Jehová,+ que pasó por alto las casas de los hijos de Israel en Egipto cuando plagó a los egipcios, pero libró nuestras casas’”. Entonces el pueblo se inclinó y se postró.+ 28  Posteriormente, los hijos de Israel fueron e hicieron tal como Jehová había mandado a Moisés y Aarón.+ Hicieron precisamente así. 29  Y sucedió que a medianoche Jehová hirió a todo primogénito en la tierra de Egipto,+ desde el primogénito de Faraón sentado sobre su trono hasta el primogénito del cautivo que estaba en el hoyo carcelario,* y todo primogénito de bestia.+ 30  Entonces se levantó Faraón de noche, él y todos sus siervos y todos los [demás] egipcios; y empezó a alzarse un gran alarido entre los egipcios,+ porque no había casa en que no hubiera un muerto. 31  En seguida él llamó+ a Moisés y Aarón de noche y dijo: “Levántense, salgan de en medio de mi pueblo, tanto ustedes como los [demás] hijos de Israel, y vayan, sirvan a Jehová, tal como han declarado.+ 32  Llévense sus rebaños así como también sus vacadas, tal como han declarado,+ y váyanse. También, tienen que bendecirme además”. 33  Y los egipcios empezaron a instar al pueblo para enviarlo apresuradamente+ fuera del país, “porque —decían— ¡todos podemos darnos por muertos!”.+ 34  Por consiguiente, el pueblo cargó su masa de harina antes que se leudara, con sus artesas envueltas en sus mantos sobre su hombro. 35  Y los hijos de Israel hicieron conforme a la palabra de Moisés, por cuanto fueron pidiendo a los egipcios objetos de plata y objetos de oro y mantos.+ 36  Y Jehová dio favor al pueblo a los ojos de los egipcios,+ de modo que estos les concedieron lo que se pidió;+ y ellos despojaron a los egipcios.+ 37  Y los hijos de Israel procedieron a partir de Ramesés+ para Sucot,+ en número de seiscientos mil hombres físicamente capacitados a pie, además de pequeñuelos.+ 38  Y también subió con ellos una vasta compañía mixta,*+ así como también rebaños y vacadas, un numerosísimo conjunto de animales. 39  Y de la masa de harina que habían sacado de Egipto empezaron a cocer tortas redondas, tortas no fermentadas, porque no se había leudado, por cuanto habían sido expulsados de Egipto y no habían podido demorarse, y además no habían preparado para sí provisiones.+ 40  Y la morada de los hijos de Israel,* que habían morado*+ en Egipto,+ fue de cuatrocientos treinta años.+ 41  Y aconteció al cabo de los cuatrocientos treinta años, sí, aconteció en este mismo día, que todos los ejércitos de Jehová salieron de la tierra de Egipto.+ 42  Es noche de observancia con respecto a Jehová por haberlos sacado de la tierra de Egipto. Con respecto a Jehová, esta noche es una de observancia de parte de todos los hijos de Israel durante todas sus generaciones.+ 43  Y pasó Jehová a decir a Moisés y Aarón: “Este es el estatuto de la pascua:+ Ningún extranjero* puede comer de ella.+ 44  Pero donde haya un esclavo comprado con dinero, tienes que circuncidarlo.+ Entonces por primera vez puede participar en comerla. 45  El poblador* y el trabajador asalariado no pueden comer de ella. 46  En una misma casa ha de comerse. No debes sacar de la casa nada de la carne a algún lugar afuera. Y no deben quebrarle hueso alguno.+ 47  Toda la asamblea de Israel ha de celebrarla.+ 48  Y en caso de que un residente forastero resida contigo como forastero y realmente quiera celebrar la pascua a Jehová, que haya un circuncidar* de todo varón suyo.+ Entonces por primera vez podrá acercarse para celebrarla; y tiene que llegar a ser como un natural del país. Pero ningún incircunciso podrá comer de ella. 49  Una sola ley ha de existir para el natural y para el residente forastero que reside como forastero en medio de ustedes”.+ 50  De modo que todos los hijos de Israel hicieron tal como Jehová había mandado a Moisés y Aarón. Hicieron precisamente así.+ 51  Y en aquel mismo día sucedió que Jehová sacó de la tierra de Egipto a los hijos de Israel junto con sus ejércitos.+

Notas

“Oveja.” Heb.: seh; gr.: pró·ba·ton; lat.: á·gnum, “cordero”.
O: “personas”. Heb.: nefa·schóth, pl.; gr.: psy·kjón, pl.
O: “los corderos”.
“Entre las dos tardes.” Según algunos eruditos, como también los judíos caraítas y los samaritanos, este es el tiempo entre la puesta del Sol y la oscuridad efectiva. Los fariseos y los rabinistas consideraban esto de otra manera: la primera tarde era cuando el Sol empezaba a declinar; y la segunda, la verdadera puesta del Sol.
Lit.: “darla”.
“Las [...] jambas de la puerta.” Heb.: ham·mezu·zóth. El término judío moderno “mezuzá” se refiere a un pedazo rectangular de pergamino que contiene el texto heb. de Dt 6:4-9 y Dt 11:13-21. El pergamino se coloca en un receptáculo pequeño y se fija en posición sesgada sobre la jamba derecha de la entrada de las casas de los judíos ortodoxos. Véase Dt 6:9, n.
O: “y sobre el dintel”.
O: “pan sin levadura; pan ázimo”.
O: “a medio cocer”.
Lit.: “un saltar sobre [algo]; un pasar por alto”. Heb.: pé·saj.
“Y en todos los dioses de.” Heb.: u·vekjól-’elo·héh, pl. para indicar más de un dios egipcio.
O: “celebrarlo como la fiesta de Jehová”.
O: “levadura”.
O: “un congreso”.
O: “tomen para ustedes mismos ovejas y cabras”.
O: “sumergirlo; bautizarlo”. Gr.: bá·psan·tes.
O: “rasgo de adoración”. Heb.: ha·‛avo·dháh; gr.: la·tréi·an, “servicio sagrado”. Compárese con 3:12, n.
O: “la penitenciaría”. Lit.: “la casa de la cisterna”. Véase Gé 40:15, n.
O: “Y también subieron con ellos muchos forasteros (extraños)”.
Sam añade: “y sus padres”.
“Que habían morado.” En heb. este verbo está en pl. El pronombre relativo ’aschér, “que”, puede aplicar a los “hijos de Israel” más bien que a la “morada”. LXX: “Pero la morada de los hijos de Israel que ellos [LXXA añade: “y sus padres”] moraron en la tierra de Egipto y en la tierra de Canaán [fue de] cuatrocientos treinta años de duración”; Sam: “en la tierra de Canaán y en la tierra de Egipto”. De igual manera, Josefo escribió en Antigüedades judías, Libro II, capítulo 15, párr. 2: “Salieron de Egipto en el mes de xánticus [el mes macedonio que Josefo equiparó al mes de Nisán], [...] cuatrocientos treinta años después de la llegada de nuestro antepasado Abram a Canaán”. (Obras completas de Flavio Josefo, por L. Farré, 1961, tomo 1, p. 168.) SamLXX y Josefo muestran que los 430 años se cuentan desde el tiempo en que Abrahán cruzó el Éufrates camino de Canaán hasta el tiempo en que los israelitas salieron de Egipto. Véase Gál 3:17.
Lit.: “hijo de un (país) extranjero”.
O: “extraño; inmigrante”.
En heb. estas palabras son un solo verbo en el infinitivo absoluto, indefinido en cuanto a tiempo, e impersonal.