La mañana del 7 de junio de 2018, las esposas de 10 de los 17 testigos de Jehová presos en Rusia enviaron una carta abierta a Mikhail Fedotov, consejero del presidente Putin y presidente del Consejo Presidencial para el Desarrollo de la Sociedad Civil y la Defensa de los Derechos Humanos.