Ir al contenido

19 DE FEBRERO DE 2019
RUSIA

Un tribunal ruso condena injustamente a Dennis Christensen a seis años de prisión

Como se anunció el 6 de febrero de 2019, el Tribunal del Distrito Yeleznodorozni de Oriol condenó injustamente a Dennis Christensen a seis años de cárcel por practicar su religión de manera pacífica. Este fallo se apelará ante un tribunal superior.

La noticia de la sentencia de seis años contra Christensen provocó una reacción inmediata a nivel internacional. Diferentes organismos que dependen del Consejo de Europa, de la Unión Europea, de la Comisión de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional, de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y de otras organizaciones han condenado este improcedente e injusto proceso contra Dennis Christensen.

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, hizo pública una declaración, que decía en parte: “La dura condena impuesta a Christensen crea un peligroso precedente y de hecho criminaliza el derecho a la libertad de religión o creencia de los testigos de Jehová de Rusia”. Bachelet instó al gobierno ruso a revisar la Ley Federal de Lucha contra las Actividades Extremistas, a esclarecer la definición vaga e imprecisa de “actividades extremistas” y a incluir en dicha definición un elemento de violencia u odio. Michelle Bachelet concluyó pidiendo a las autoridades “que retiren los cargos y liberen a quienes están detenidos por ejercer sus derechos de libertad religiosa o creencia, de libertad de pensamiento y expresión, así como de libertad de reunión y asociación pacífica”.

Dos días después de la sentencia contra Dennis Christensen, cuatro reconocidos especialistas rusos en derechos humanos organizaron una conferencia de prensa en Moscú. El lugar se llenó por completo, y más de 6.000 personas siguieron en directo el programa de una hora que se transmitió por Internet. Todos los que intervinieron en la conferencia afirmaron que los testigos de Jehová son personas pacíficas y que no representan ninguna amenaza para la sociedad.

Conferencia de prensa celebrada en Moscú el 8 de febrero de 2019.

En la conferencia de prensa también participaron Irina Christensen, la esposa de Dennis; Antón Bogdanov, su abogado, y Yaroslav Sivulskiy, representante de la Asociación Europea de los Testigos de Jehová. Los tres hicieron declaraciones sobre la injusta condena y respondieron preguntas de los medios de comunicación.

A pesar de llevar casi dos años en la cárcel, el hermano Christensen no ha perdido ni el ánimo ni la confianza en Jehová. Pocos días antes de la sentencia, mientras pronunciaba su declaración final ante el tribunal, Christensen dijo: “Tarde o temprano la verdad siempre sale a la luz. Y lo mismo sucederá en este caso”. Luego leyó las palabras de Revelación (Apocalipsis) 21:3-5 y, con gran convicción, concluyó: “Lo que acabo de leer [...] describe el tiempo en el que Dios se encargará de que haya justicia y verdadera libertad para todas las personas. La libertad y la justicia van de la mano. Dios se asegurará de que todo esto se haga realidad”.

Mientras espera el fallo de la apelación, el hermano Christensen permanecerá en el Centro de Detención Número 1 de la región de Oriol, donde ha estado recluido los últimos veinte meses.

Seguimos orando para que Jehová continúe sosteniendo a Dennis Christensen, a su esposa y a todos nuestros hermanos de Rusia (1 Pedro 3:12).

Video sobre el juicio en Rusia “Una prueba de fuego para la libertad religiosa”, que produjo RFE/RL (medio de comunicación de alcance internacional) pocos días antes de que se anunciara la sentencia.