Ir al contenido

Valentina Súvorova y su esposo, Vladímir.

9 DE MARZO DE 2021
RUSIA

Testigo de Jehová de 73 años llevada a juicio por su fe

Testigo de Jehová de 73 años llevada a juicio por su fe

Fecha prevista de la sentencia

El Tribunal de Distrito de Metallurgicheski, en Cheliabinsk, pronto anunciará su decisión en el caso contra Valentina Súvorova. * El fiscal todavía no ha especificado la pena que quiere solicitar para nuestra hermana.

Información personal

Valentina Súvorova

  • Año de nacimiento: 1948 (Sorovskoye, región de Kurgan).

  • Datos biográficos: Durante más de 30 años dio clases en el Conservatorio de Música de Cheliabinsk. Ahora está jubilada, y le gusta la jardinería, el baile y escuchar música.

    En 1973 se casó con Vladímir. Su hijo, Ígor, murió de cáncer hace algunos años. Y hace poco también fallecieron su madre y su hermana.

Información sobre el caso

El 26 de marzo de 2019, agentes de la policía fuertemente armados irrumpieron en más de 20 casas de testigos de Jehová de Cheliabinsk y Yemanzhelinsk. El 5 de diciembre de 2019, tras una larga investigación, se presentaron cargos contra Valentina por leer la Biblia y hablar de sus creencias. A Valentina, que ya tiene 73 años, se le han impuesto restricciones para viajar. Vladímir, su esposo, también se enfrenta a cargos por sus creencias cristianas.

Valentina recuerda lo que pasó cuando aquellos policías, con armas automáticas, irrumpieron en su casa mientras dormían: “No pudimos ni asearnos ni peinarnos ni cambiarnos de ropa. Lo revolvieron todo y buscaron por todos los rincones de la casa: en los cajones, joyeros, carteras y bolsillos. [...] Buscaron en los recipientes y miraron hasta detrás de las cortinas y entre nuestras sábanas. Lo revisaron absolutamente todo”.

Como Valentina no está bien de salud y ya es mayor, le preocupaba el efecto que esta situación pudiera tener en su salud.

Valentina cuenta que tener la costumbre de estudiar la Biblia fue su arma secreta. Ella dice: “Leer el texto del día, meditar en lo que leo y ponerlo en práctica me ayudó a enfrentarme a todas las pruebas”.

Valentina explica que prepararse para las reuniones, asistir a ellas y estudiar la Biblia a solas y en familia es clave. Nos cuenta: “En cada reunión aprendo algo nuevo y me esfuerzo por ponerlo en práctica”. También reconoce que hablarle a Jehová desde el corazón le da mucha paz: “Siempre le doy las gracias por ayudarme”.

Además, Valentina siempre se dice a sí misma y a los demás: “No hay que tenerle miedo a nada. Sé fuerte, sé firme, confía en Jehová. No olvides las palabras de Mateo 6:33 y 2 Corintios 1:3, 4”.

Está claro que nuestros hermanos de Rusia, entre ellos Valentina y Vladímir, son un vivo ejemplo de lo que dice Salmo 64:10: “El justo hará de Jehová su alegría y se refugiará en él; todos los de corazón recto estarán radiantes”.

^ párr. 3 La fecha de la sentencia no siempre se informa de antemano.